En México un mal gobierno no representa al país

Afortunadamente los ciudadanos de muchos países son superiores a sus gobernantes. Tal es el caso de México, donde las autoridades espurias que asaltaron el poder en diciembre de 2006, mediante el fraude electoral de julio de ese mismo año, realizan actividades contrarias al bienestar de la población aunque en sus costosísimos promocionales transmitidos por los canales de televisión, aseguran que trabajan para que el ciudadano común “viva mejor”. La clase política mexicana y los dueños de la televisión viven en el despilfarro y en este sistema se sienten cada día de la semana y del mes “muchísimo mejor”.

Tres años después del fraude y del arribo de la camarilla que no puede ni quiere gobernar con honestidad a México, los oficialistas y entre ellos, el señor Felipe Calderón Hinojosa se queja porque se habla mal del país en el exterior. En realidad no se habla mal. Simplemente se informa a la opinión pública mundial, a través de medios democráticos, que los mexicanos padecen un gobierno usurpador. Se cuestionan los crímenes de Estado. No se puede ocultar el sol con un dedo y decir que México es el paraíso de la democracia cuando siguen cayendo periodistas asesinados como Valentín Valdez Espinoza quien realizaba reportajes para Zócalo Saltillo.

México ha tenido a lo largo de la historia personajes que lo enorgullecen por su compromiso ciudadano, por su amor por la patria. Los independentistas que hace 200 años se levantaron a favor de la soberanía y los revolucionarios que 100 años después iniciaron un proceso político para beneficiar a las mayorías. José María Morelos y Ricardo Flores Magón representan al México independentista y revolucionario. Son dos personalidades mexicanas admiradas y reconocidas en todo el mundo. Gracias a ellos y a otros muchos independentistas y revolucionarios, México es referente de progreso y solidaridad en varias etapas de su historia contemporánea.

Lamentablemente en México también se han destacado negativamente gobernantes opresores y autoridades mediocres que se oponen a la Independencia y a la Revolución. Gustavo Díaz Ordaz, Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox Quesada pertenecen al grupo de opresores que han sido cuestionados internacionalmente. Los tres ex presidentes no representan a México sino a los grupos de privilegiados y mafiosos que están en contra de la mayoría de los mexicanos.

Lázaro Cárdenas del Río, por otra parte, es un orgullo de estadista en los países de nuestra América. En su tiempo se caracterizó por enfrentar a los imperialistas británicos y estadounidenses que lo amenazaron por defender el petróleo. Con Lázaro Cárdenas se abrió la puerta a los exiliados republicanos españoles y se otorgó asilo a León Trotsky, dirigente bolchevique soviético perseguido por el gobierno estalinista de Moscú.

México tenía en 1935 un gobierno que sí representaba a la población. En aquellos años quienes hablaban mal del país y cuestionaban a las autoridades mexicanas en el exterior eran los fascistas. El 12 de octubre de 1935 se realizó un mitin en la Ciudad de México para rechazar la invasión italiana al pueblo etíope. La actividad política fue convocada por el Comité de Defensa Proletaria. El presidente Lázaro Cárdenas comentó: “El caballo en que han montado a Mussolini pronto se cansará”.

Setenta y cinco años después la política exterior mexicana ha cambiado fundamentalmente. Desde 1988 los gobiernos de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón se esfuerzan por complacer a las autoridades de Estados Unidos. Al llegar el Partido Acción Nacional en el año 2000 a la Presidencia de México, los panistas prometieron gobernar con honestidad, transparencia y fortalecer la democracia. Diez años después aumentó la corrupción y a través del fraude electoral de 2006 se instauró un régimen mafioso, mentiroso e insensible.

La agencia española de noticias EFE se refirió recientemente a Ciudad Juárez como una de las urbes más violentas del mundo. Ciudad Juárez pertenece a México y en este país las autoridades corruptas estafan a sus compatriotas y mienten cotidianamente. Hablan de recuperación económica mientras envían a los trabajadores a la calle como ocurrió con los compañeros de Luz y Fuerza del Centro en 2009. En las primeras semanas de 2010 se registran más de 103 asesinatos. Debe ser porque el gobierno está ganando la batalla por la seguridad y contra el crimen.

Hace cien años se esperaba un proceso electoral para superar la dictadura de Porfirio Díaz quien envió a Francisco Madero a la cárcel y se reeligió en junio de 1910. Los mexicanos deseaban un cambio porque el país no soportaba más injusticias. Surgió la Revolución Mexicana que en su tiempo obtuvo logros para la población. Con el paso del tiempo volvieron los contrarrevolucionarios al poder y en nombre de la democracia, la modernidad y los valores de la civilización occidental atropellan a las mayorías.

En 2006 el país padecía otro mal gobierno. La mayoría de los electores apostaron por un cambio de sistema. Eligieron al compañero Andrés Manuel López Obrador como Presidente. Los contrarrevolucionarios realizaron el fraude en nombre de los valores democráticos, de la vida y de la libertad. Vicente Fox Quesada y los integrantes de las cúpulas del PAN y del PRI son los principales responsables de la actual tragedia económica y social que padece el pueblo de México. En el exterior la gente progresista no habla mal de México, simplemente cuestiona al sistema oligárquico que ha traicionado a México.

Tres años después del fraude y del arribo de la camarilla que administra mal a México, los oficialistas, entre ellos el señor Felipe Calderón Hinojosa, se quejan de que se hable mal de México en el exterior. En realidad se habla mal del gobierno usurpador y se cuestionan sus crímenes. No se puede ocultar el sol con un dedo y decir que México es el paraíso de la democracia cuando siguen cayendo asesinados periodistas como Valentín Valdez Espinosa quien realizaba reportajes en Zócalo Saltillo.

México ha tenido a lo largo de la historia personajes que lo enorgullecen por su compromiso ciudadano, por su amor por la patria. Los independentistas que hace 200 años se levantaron a favor de la soberanía y los revolucionarios que 100 años después iniciaron un proceso político para beneficiar a las mayorías. José María Morelos y Ricardo Flores Magón representan al México independentista y revolucionario. Son dos personalidades mexicanas admiradas y reconocidas en todo el mundo. Gracias a ellos y a otros muchos independentistas y revolucionarios México es referente de progreso y solidaridad en la historia contemporánea.

Lamentablemente en México también se han destacado negativamente gobernantes opresores y autoridades mediocres que se oponen a la Independencia y a la Revolución. Gustavo Díaz Ordaz, Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox Quesada pertenecen al grupo de opresores que han sido cuestionados internacionalmente. Los tres no representan a México sino a los grupos de privilegiados que están contra la mayoría de los ciudadanos mexicanos.

Lázaro Cárdenas del Río es un orgullo de estadista en los países de nuestra América. En su tiempo se caracterizó por enfrentar a los imperialistas británicos y estadounidenses que lo amenazaron por defender el petróleo. Con Lázaro Cárdenas se abrió la puerta a los exiliados republicanos españoles, se defendió la democracia y el derecho a disentir al recibir a León Trotsky, perseguido por el gobierno estalinista de Moscú.

México tenía en 1935 un gobierno que sí representaba a los ciudadanos. En ese tiempo quienes hablaban mal del país y cuestionaban al gobierno en el exterior eran los fascistas. “El caballo en que han montado a Mussolini pronto se cansará”, expresó Lázaro Cárdenas al comentar el mitin realizado en la Ciudad de México el 12 de octubre de 1935 por el Comité de Defensa Proletaria donde se rechazó la invasión italiana al pueblo etíope. Setenta y cinco años después la política exterior ha cambiado fundamentalmente y México es identificado como un apéndice del gobierno estadounidense. Los gobiernos de Vicente Fox Quesada y el fraudulento Felipe Calderón Hinojosa destacan sus logros en cuestiones de transparencia y combate al narcotráfico.

Las agencias de noticias como la española EFE se refieren a Ciudad Juárez como una de las urbes más violentas del mundo y Ciudad Juárez queda en México y en este país las autoridades corruptas estafan a sus compatriotas y mienten. El país avanza con 103 asesinatos registrados en los primeros días de este año 2010 cuando la población recuerda que hace cien años se esperaba un proceso electoral para superar la dictadura de Porfirio Díaz quien envió a Madero a la cárcel y se reeligió en el mes de junio de 1910. Los mexicanos también deseaban un cambio en 2006 y la mayoría eligió como Presidente al compañero Andrés Manuel López Obrador, pero el “demócrata” Vicente Fox Quesada realizó un fraude para imponer a Felipe Calderón Hinojosa que era bien visto por el imperio.

fernandoacosta_44171@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8653 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter