Empobrecimiento continúo de la población en los Estados Unidos

Para Hegel una contradicción irresoluble seria aquella cuya solución no se encuentra a lo interno del sistema que la contiene, debe resolverse por lo tanto en otro sistema. Este aserto impulsa la innovación técnica ya que en la medida que un sistema no cumple con los requisitos de funcionalidad aparecerá otro que lo supera y que lo sustituirá, parcialmente. En el caso que la contradicción se presente en un sistema social, surge también la necesidad, ante esa irresoluble contradicción de cambiar el sistema por las afectaciones que está provocando en un grupo humano.

Por eso el estudio e investigación filosófica y científica de la dialéctica, de las contradicciones, del devenir, debería ser un área de constante atención universitaria, académica y política en nuestro país. Pero por ahora parece que no.

En el capitalismo una contradicción irresoluble es la desigualdad económica entre los empresarios y el resto de la sociedad o de la población toda, que directa o indirectamente trabaja para ellos y a la cual debe retribuir. La contradicción viene dada por la necesidad de incrementar constantemente su riqueza por parte de los empresarios, independiente de cualquier consideración y por otra parte esa riqueza es producida por la población del país la cual quiere incrementar sus ingresos y su nivel de vida. Si los empresarios aumentan los ingresos de sus trabajadores o permiten que el estado mejore las condiciones de vida de la población, disminuirá la tasa de acumulación de la riqueza empresarial dándose un empobrecimiento relativo de ellos, por eso niegan los aumentos de los ingresos de los trabajadores aun a costa de la lógica retribución que su trabajo merece o la mejora de los beneficios sociales que otorga el estado, generándose descontento en los trabajadores y empobrecimiento nacional. El caso argentino es muy claro en esto.

Sin embargo las contradicciones son dinámicas, no son estáticas, pues ellas van produciendo pequeños cambios que a la larga generara una resolución de la contradicción de una forma u otra. ¿Cuán larga es la espera? No se sabe, nadie lo ha estudiado pero será mayor si no hay grupos políticos revolucionarios que luchen por una solución de la contradicción favorable a la población y a la mayoría. Esa es la importancia del partido revolucionario.

En el caso de los Estados Unidos, esta contradicción de desigualdad económica, aunque ha sido un tema recurrente que ha generado profundos debates y preocupaciones en las últimas décadas, nunca ha sido un tema dominante porque los empresarios de ese país logran imponer como prioritario, el interés nacional y la supremacía de los Estados Unidos, y los grupos sociales oprimidos y explotados no logran contrarrestar esta postura ideológica, claramente desfavorable para ellos que ven incrementarse la distancia que los separa de sus patrono. Por eso a pesar de ser la economía más grande del mundo, el país también exhibe una de las mayores brechas entre ricos y pobres en comparación con otras naciones imperialistas.

El 1% más rico de la población en los Estados Unidos posee más riqueza que el 90% restante. Esta disparidad se ha exacerbado en las últimas décadas debido a una serie de factores, entre ellos la desregulación del mercado laboral, la disminución de los salarios reales, la globalización y la automatización de la producción. Es el empobrecimiento continuo del proletariado.

Las personas de bajos ingresos tienen menos oportunidades de ascenso social o acceso a la educación y atención médica de calidad, lo que perpetúa el ciclo de pobreza para los no empresarios y es de esperar que el avance tecnológico no disminuirá estos déficits sino que puede incrementarlos en la medida que se incrementen los costos de esos servicios.

Así que a pesar de toda su riqueza, dominio y opresión mundial su sistema capitalista no podrá resolver la desigualdad económica en los Estados Unidos, ya que como vimos es una contradicción irresoluble para el pueblo de los Estados Unidos, que solo podrá tener acceso a todo el bienestar y riqueza que genera, mediante un cambio de sistema, mediante la supresión de su sistema imperialista de producción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 793 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Rodríguez E

Oscar Rodríguez E

Más artículos de este autor