De Lewinsky a Stormy Daniels, de Clinton a Trump, la inmoralidad en la Presidencia de los Estados Unidos

Los casos de Lewinsky y Stormy Daniels son dos escándalos que involucraron a mujeres que tuvieron relaciones íntimas con Presidentes de Estados Unidos y que en el caso de la Lewinsky implicó al entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton mientras el caso de Stormy Daniels involucra al ex presidente, Donald Trump.

En el caso Lewinsky, Mónica Lewinsky era una pasante de la Casa Blanca cuando tuvo un encuentro sexual con el Presidente Clinton. El escándalo estalló cuando se reveló que la joven había mantenido relaciones sexuales con el presidente en la Casa Blanca. Clinton negó inicialmente las acusaciones aunque luego admitió que había tenido una "relación inapropiada" con Lewinsky. El caso terminó en un juicio político contra él, sin embargo fue absuelto y continuó en su cargo.

Por otro lado, en el caso de Stormy Daniels, la actriz pornográfica afirmó haber tenido un encuentro sexual con Trump en 2006, cuando él ya estaba casado con Melania Trump. A pesar de las revelaciones de Daniels, Trump, al igual que Bill Clinton, negó haber tenido una relación con ella y su abogado llegó a un acuerdo de confidencialidad con la actriz para no hablar del asunto. Sin embargo, el caso salió a la luz pública y se ha generado un escándalo mediático, el cual no ha tenido consecuencias políticas para él ya que su popularidad sigue incólume, aunque ha sido declarado culpable y lo puede afectar como candidato a la Presidencia de Estados Unidos.

Donald Trump fue declarado culpable de 34 cargos relacionados con la falsificación de registros contables para encubrir un pago que el abogado de Trump le habría realizado a Stormy para comprar su silencio sobre la relación y así proteger su campaña electoral de 2016.

En términos de consecuencias, es interesante notar las diferencias entre ambos casos y notar como en el mismo imperialismo las cosas han cambiado, hacia un dominio general en la sociedad norteamericana de la perversión y el interés político y personal.

Mientras que el caso Lewinsky resultó en un juicio político contra Clinton, el caso de Stormy Daniels no tuvo un impacto directo en la presidencia de Trump, no olvidando que este caso cubre un largo periodo de tiempo, desde 2006 hasta 2024, y no ha concluido.

A pesar de las similitudes, hay unas diferencias pues una era una estudiante, empleada al servicio de la Casa Blanca, y la otra una (sin ánimo de ofender) una "pornógrafa". En cuanto a la naturaleza de las relaciones hay similitudes pues ambos son depredadores sexuales (Clinton y Trump está involucrado en las denuncias y juicios contra Epstein y Maxwell) y ambos han utilizado el poder para sus actividades sexuales.

Otra diferencia notable entre los casos es la reacción del público y la opinión pública en general. Mientras que el caso de Lewinsky generó un intenso escrutinio y debate sobre la conducta del presidente y la moralidad en la política, el caso de Stormy Daniels se percibe de manera diferente, quizás porque Trump lo politizó desde el primer momento como una conspiración Demócrata en su contra. Así el caso de la Lewinsky fue motivo de mofa mundial e inclusive, la "chica material´´, Madonna, que había tenido una hija por aquellos años llego a decir: Nunca permitiré que mi hija sea pasante en la Casa Blanca. Eran otros tiempos, otra moral, Estados Unidos apenas estaba empezando a dividirse. Ahora que otro inmoral es juzgado, parece que ya no existen criterios éticos para condenarlo.

A pesar de las acusaciones de infidelidad y conducta inapropiada, la reacción del público esta menos escandalizado o la prensa está más parcializada y filtra cualquier reacción moralista, o crítica en comparación con el caso de Lewinsky. Se visualiza como si la población norteamericana que apoya a Trump, le gritara mientras lo aplaude: "Así es", "atácalos". Y es que la habilidad mediática de Trump ha sido tal que se presenta como víctima en el juicio donde fue declarado culpable y prácticamente acusa al gobierno y a la sociedad norteamericana por su condena.

Lewinsky y Stormy Daniels son dos escándalos que han generado hondas controversias y atención mediática, con repercusiones diferentes para Clinton y Trump pero que deben tener grandes consecuencias sociales y políticas en la sociedad imperialista norteamericana en los próximos años.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 786 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Rodríguez E

Oscar Rodríguez E

Más artículos de este autor