Kazajtán… poniendo a Xinyiang en contexto

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation 

http://www.strategic-culture.org

*/Cómo Estados Unidos continúa quejándose acerca de los derechos humanos en China, apoya y promueve a los decapitadores a quienes les ha concedido una franquicia, lo señala Eamon McKinney./*

El intento de corto alcance de revolución de colores en Kazajtán ha puesto en evidencia el juego geopolítico que está siendo implementado por Occidente en Asia Central. Este torpe intento para una vez más tratar de desestabilizar la región fue rápidamente aplastado gracias a la respuesta de los colegas miembros de Kazajtán del CTSO encabezados por Rusia. Como lo hacen todas las revoluciones de colores aprovechó las legítimas iras entre la población debido al alza en el costo de los combustibles y otras quejas legítimas. No obstante, cualquier pretensión de hacer creer que se trataba de un alzamiento sin dirección quedó prontamente a la vista, las decapitaciones fueron la muestra.

Esta región centro asiática comprende a todos los "tans" y ha estado siempre en la periferia de los asuntos mundiales hasta hace poco, comparativamente. Remota en extremo, incluso durante el tiempo que formó parte de la URSS recibió poca atención debido a su irrelevancia estratégica. El advenimiento de China y Rusia ha modificado eso. Kazajtán yace entre estos dos junto con sus vecinos centro-asiáticos y es ahora un campo de batalla de la "política de alto poder" que se está llevando a cabo. Kazajtán es un componente esencial de la Iniciativa Faja y Ruta de China y como tal es un blanco de las potencias occidentales que están haciendo todo lo posible para detenerla.

Un vistazo cursivo a un mapa demostrará que China comparte fronteras con catorce países, siete de los cuales son naciones islámicas. Mantiene buenas relaciones con todos ellos. China misma tiene una enorme población islámica pero no concentrada en Xingyiang. Se les puede encontrar en todas partes de China junto con las mezquitas donde ellos practican su culto. No solo como grupos minoritarios China cuenta con cinco diferentes grupos étnicos dentro de sus fronteras. Todos son libres y se les permite practicar y celebrar sus culturas e idiomas individuales. En la ciudad de Urumqi, capital de la provincia de Xingyiang existen por lo menos ocho sectas musulmanas separadas con sus propias mezquitas. Los musulmanes no están obligados a enviar a sus hijos a las escuelas chinas y durante casi los cuarenta años de vigencia de la política china de un solo hijo(a) los musulmanes fueron la única agrupación a la que se le permitía tener más de un chico. La acusación de que China persigue a los musulmanes es solo un potaje occidental.

Xingyiang se ubica en el extremo noroeste de China y tiene frontera con seis de los otros países islámicos centro-asiáticos. Anteriormente, remota y subdesarrollada, en años recientes ha recibido enormes inversiones de parte del gobierno central asistiéndola en modernizarse y desarrollar por primera vez una economía verdadera. Los jefes de familia de manera abrumadora desean que sus hijos vayan a las escuelas chinas, que aprendan el idioma y tengan la perspectiva de una mejor vida que las que les pueden ofrecer las escuelas islámicas. El enemigo de la mayoría de los pueblos ahí es el mismo que está en los países vecinos islámicos moderados: el islam radical.

Muchos Uigures ya han sido radicalizados y componen una gran parte de las facciones terroristas que han estado presentes en Siria, Irak, Libia y muchos otros países estables que han sido reducidos a cenizas.

Cuentan con armamento pesado y reciben un estipendio de 50 dólares diarios -- ¿De parte de quién, podríamos preguntarnos? No se trata de una pregunta que nos detenga por mucho tiempo. El Ejército Islámico Turco es una de tales facciones que ha brotado desde el centro de Asia. Hace un año el gobierno de Estados Unidos los retiró de su "lista de organizaciones terroristas". Aparentemente, ahora se trata de terroristas moderados.

De tal modo, ¿China persigue a los musulmanes? No. Pero si tiene una facción islámica radicalizada apoyada por Occidente que trata de infectar a la juventud de Xingyiang. Se trata de un problema que comparte con todos los países moderados y pacíficos de Asia Central. Si China en realidad cuenta con campos de reeducación como sostiene Occidente, la mayoría de los padres Uigures preferirían que sus hijos estuvieran ahí en vez de estar blandiendo un AK-47 en la parte trasera de una camioneta Toyota en un país al cual no pertenecen.

Ya que Estados Unidos continúa quejándose acerca de los derechos humanos en China, apoya y promueve a los decapitadores a los cuales ha concedido una franquicia. Muchos de los participantes de la violencia en Kazajtán resultaron muertos y muchos más fueron detenidos. En los próximos días y semanas podremos conocer nuevas revelaciones en cuanto a quiénes fueron los instigadores que estuvieron detrás. Será una lectura interesante.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org











 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 445 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter