Los colectivos: los Angels Devils a los American Wolf

El Imperio esta tan decadente, tan decrepito, achacoso, vetusto, que en tiempos pasados, sus mejores hombres se movían en algo que decidieron llamar la mafia, existía la mafia del alcohol, la mafia inmobiliaria, la mafia de panaderos, la mafia de los puertos, la mafia pesquera, la mafia..… y cada grupo su mejor hombre, eso si los muertos eran producto inevitable, daño colateral , que está bien planificado para salir del paso de algún enemigo, o en otro termino fuego cruzado, cruzado quedaba el enemigo de su bando, al camarada que había que dar de baja, que había servido con honores y sacrificio a mantener el imperio. Así pagaban. Pagan y seguirán pagando.

Las guerras que le han inventado a muchos países, les han dado resultados, buenos dividendos, mutilados, sicóticos, drogadictos, enajenados mentales, y algunos que se dieron cuenta que trabajar como mercenarios daba buena ganancia, aprovechándose de aquellos mercenarios venidos a menos, que están pelando, que no tienen como subsistir, invitándolos a participar en tumbar gobiernos, que son comunistas, socialistas, o que dan piquiña. Simplemente no les gusta el discurso social, y menos aquellos que se llaman líderes comunales los cuales hay que desaparecer sin importar el riesgo, el mundo mediático se hace el mudo, el sordo, el ciego.

Estados Unidos de Norteamérica, mejor dicho sus gobiernos, siempre tienen a disposición a grupos sociales, fuera de la ley, que sirven de choque para mantener a la población, algo callada, no del todo, desde grupos de bandoleros a caballo, a los grupos de motorizados, y los grupos que se desplazan en limosinas, con una buena dotación de licores y drogas para atender a su selecta clientela bajo una benevolente filantropía.

Los colectivos de paramilitares, así se definen los seguidores del Sr. Trump, seguidores del mayor mercenario inmobiliario, de impuestos y señalado por la presa, fiel seguidor de Jeffrey Epstein de tramas de sexo con menores de edad, a decir verdad el coronavirus dejo sin empleo a los mercenarios. Esté enemigo invisible lo dejo en ridículo al tener que admitir que le mintió al pueblo, solo con la idea de protegerle. Que buen espantajo de aberración es ese padre.

Solo en Colombia las autodefensa tienen trabajo disimulado de policías, protegidos por el ejército, dirigido por otro no menos sensible de corazón bondadoso como el secuaz, esbirro de Porky, el ministro de defensa Carlos Holmes Trujillo, buen alumno de Pablo Escobar, seguidor de la saga del senador venido a menos, el viejo senador, se fugo de clase y dejo el asiento vacío en clara demostración de apoyo a las autodefensa paramilitares del estado criminal que preside de manera engolada.

Las protesta se volvieron virulentas en contra de la oligarquía colombiana, la muerte de una persona en manos de servidores públicos disfrazados de policías, muy disimuladamente con problemas síquicos, trae una disipación, un dislate. Una animadversión a lo que se llame pueblo, son pueblo, pero los cambia el cargo de carcelero de una casamata a donde irá a parar.

Los grupos de motorizados, llamados por algunos patotas, bandas, grupos criminales, o sencillamente Angels Devils, Hells Satans, Devils Ghosts Me. Que actualmente pululan en algunos espacios de Canadá. Colombia y Venezuela, a pesar que los históricos son made in Usa. A si vivan de recuerdos pero son peligrosos, han sido reciclados ahora forman los escuadrones de voluntarios que defiende sus espacio, regordetes, inflados de vanidad, con sus barbas de disfraz.

Les tiene terror a tratan de amedrentar a los afroamericanos, que solo reclaman el derecho a vivir dignamente, y no atropellados por los supremacista blanco. Salen a amedrentar a amenazar a los líderes populares para que no levanten la voz, fueron entrenados también y les temen, han demostrado ser superiores en el campo de batalla, solo que el condecorado es el blanquito egresado de west Point.

El asesinato del abogado Javier Ordoñez, el grafitero Diego Felipe Becerra, y Dilan Cruz golpeado por las autodefensas disimuladas de Policías, las matanzas, las masacres se acentuaron desde que al Dr. Varito le dieron casa por cárcel, la guacharaca por cárcel. Una guacharaca desplumada, pobre malinche.

Los grupos de auto - defensa como los American Wolf, de Peter Díaz, que se desplazan en limosinas, que prefieren usar armamento de tipo ruso, como las Kalashnikov AK-47. No confían en las armas fabricadas en Estados Unidos de Norteamérica, inmigrantes defendiendo un espacio de sus naturales, el miedo es mala consejera.

Homero como siempre clarividente no se quedo atrás organizo a su grupo, Flander con su bicicleta, y lenny en su podadora de césped, salió a buscar sus tres strikes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 687 veces.



Jesús Chacón


Visite el perfil de Jesús Chacón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: