Letra desatada

Seguimos con Pedro…

Aunque los últimos 18 años he escrito algún texto sobre mi hermano Pedro Chacín, los comentarios a mi correo este año aumentaron. Especulo que se debe a Pedro y al feminismo. Llegaron comentarios de México, Carúpano, Santa Teresa del Tuy, Inglaterra, Alemania, Caracas, Altagracia de Orituco y Chile. Lo escribieron amigas y amigos que Pedro y yo compartimos o no, y gente desconocida que sencillamente se expresó.

Me enteré de hechos insólitos como que Pedro fue motorizado, algo que nunca imaginé. Con lo impaciente que era me imagino su destreza en dos ruedas. Compartiré, por razones de espacio, algunos con ustedes, reservándome las identidades:

“Hoy te quiero contar con cuánta ansiedad esperaba los domingos para comprar el periódico, casi que tan sólo para leerlo a él. Lo admiré y lo seguí desde que comenzó a escribir. Sólo eso Mercedes, que sepas que admiraba a tu hermano y que no ha nacido otro Pedro Chacín, siempre se lo digo a mi esposo. ¡Viva Pedro Chacín!”.

“Me hiciste recordar muchas cosas de mi infancia. Yo era la única mujer entre puros hermanos y primos varones, y efectivamente era “la cachifa” de la casa. Término que también conocí en Caracas”.

“Estuve trabajando en Cumaná durante los años 77, 78 y 79 y allí conocí y trate a un estudiante bajito medio gordito y con un acento muy peculiar al que llamábamos Guárico, él era militante del MEUP y yo de la Liga Obrera. En ese tiempo le di algunas recomendaciones de manejo cuando adquirió una moto (yo trabajaba como auxiliar de salud pública y tenía una Yamaha 125 enduro). Al cabo de mucho tiempo, un amigo de Carúpano quien estudiaba para la época Historia en la Central, fue quien me aclaró que Pedro Chacín y Guárico eran la misma persona. Soy poco dado a escribir, pero sentí la necesidad de hacerlo para decirte que en el tiempo que lo conocí, siempre dio muestras de un espíritu alegre y vacilador, comprometido con la causa de los pobres y de los pueblos por un destino mejor.”

“Que bueno tener hermanos que ayuden a la construcción de nuestro carácter como personas, sobre todo si lo hacen para contribuir con los derechos de la mujer, que han sido tan vulnerados históricamente desde nuestro seno familiar. Es una historia que se repite en cada hogar”.

“Me parecía tan vital, tan despierto, tan abierto, tan bellamente idealista, tan lleno de coraje, tan apasionado, siempre con su humor inagotable e insuperable, siempre con aquella sinceridad. Nunca lo olvidaré y su muerte siempre la he sentido como uno de los hechos más duros para mí. No sé si por lo inesperado. Ya no estábamos en guerra. Ni siquiera con todos los peligros que corrimos cuando lo estuvimos sucedió. En fin… Hay que asumir que así es la vida”.

Ciertamente así es la vida. Seguimos…


mechacin@gmail.com
@mercedeschacin


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1738 veces.



Mercedes Chacín


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a123044.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO