Entrevista imaginaria a Manuel Sutherland y a Pascualina Curcio sobre la crisis del país

Hay un griterío escandaloso por parte del gobierno y de la oposición, que se llena con "discursos" que van repitiéndose sin ningún contenido. La propuesta que nos ofrecen las dos oposiciones, es de la invasión. Una con una dolarización y la otra con los ruegos de Ledezma, Borges y Florido, llamado desesperadamente a una invasión. El gobierno por su parte insiste con sus recursos explicativos sobre la crisis, enfriando su responsabilidad.

Frente a este vacío de debate, se me ocurrió entonces, ofrecer pique en forma de entrevista imaginariamente a dos especialistas (Pascualina Curcio y Manuel Sutherland) que nos vienen ofreciendo sus puntos de vistas, sobre algunos aspectos de la crisis que vive Venezuela.

No es tan imaginaria la entrevista, porque las respuestas que nos ofrecen, las tomo en gran medida de artículos publicados por estos dos economistas venezolanos. En algunos casos, imaginariamente parafraseo y acompaño la imaginaria entrevistas con algunas líneas personales que coloco entre corchetes.

AR: ¿Cómo ven la situación económica venezolana?

PC: [Bueno a decir verdad, la situación que vive hoy Venezuela no está tan mal o no es exactamente como la pintan algunos analistas. Tal y como lo demuestro en mi perspicaz análisis realizado a la base de datos del Instituto Nacional de Nutrición, la soberanía alimentaria de Venezuela es real, está garantizada. Lo digo yo porque descubrí en esa base de datos y Luis Brito García, me cree y repite lo que yo descubrí]

En 2013, Venezuela produjo unos 46.000.000 millones de toneladas métricas, e importó unos 8.000.000. Ello arrojaría los totales de 88% de producción interna, y 12% de importaciones. [O sea, es un cuento chimbo, eso de creer que en Venezuela, todo lo que comemos es importado. Escribe ahí, que ese es un cuento chimbo, como chimbo también, es esa tesis, según la cual, la inflación que vive hoy Venezuela se produce por la producción de dinero inorgánico u otras variables] La inflación, como pude demostrarlo, analizando el caso de Alemania y el caso de Nicaragua en 1988, es parte de una política gringa que se ha propuesto una depreciación de nuestro signo monetario. (http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/opinion/producimos-lo-comemos/ )

MS: El asunto que mayor presión ejerce sobre los precios es la escasez de mercancías, que suele enfrentarse con una demanda incrementada que termina siendo insatisfecha. En otros escritos hemos analizado de forma específica los casos de la caída en la oferta de medicamentos y la desaparición de los cárnicos. También hemos hablado del gigantesco fraude (privado y público) en las importaciones que hace que gran parte de los insumos y mercancías terminadas no lleguen al país, lo que hace que los anaqueles estén vacíos y los precios se disparen. De manera general hemos versado en lo fundamental que ha sido la caída de la oferta de bienes y servicios como el factor que ha impulsado los precios. En esta ocasión vamos a examinar el incremento de la impresión de dinero como factor que desde la demanda presiona a los precios de mercancías cada vez más escasas.

Venezuela sufre la fuga de capitales más alta del mundo, esto hace que necesariamente su moneda pierda valor, ello impulsa a que los precios de las demás mercancías se eleven, aumenta los gastos estatales y el endeudamiento (entre 2006 y 2014, Venezuela multiplicó por más de cinco su deuda externa. Eso resulta en déficits de todo tipo, es decir, cuentas en rojo donde los egresos superan a los ingresos. La forma histórica de cubrir dichos déficits es la emisión de dinero inorgánico. La creación de dinero suplementario por parte de un deplorable Banco Central de Venezuela (BCV), ha servido para expandir el gasto, cubrir déficits y realizar toda clase de políticas asistenciales. La irrigación de dinero inorgánico amplifica la cantidad de bolívares que puede comprar dólares (demanda potencial), lo cual empuja el precio del dólar hacia arriba, es decir, deprecia al bolívar frente al dólar. De no haber tantos bolívares sería imposible que la cotización del dólar pudiera ser 120 veces superior a la oficial

Es indudable que el aumento de 33 mil por ciento en la base monetaria en un período tan corto tiene que causar una altísima inflación. Esta locuaz emisión de dinero es un cáncer tremendo que augura lo evidente: que la muy subestimada inflación del año 2015 (según el BCV: 180 %) en realidad es mucho más alta y va a hacer superada (quizás quintuplicada) en el año 2016, ya que gran parte de ella se halla bravamente represada en bienes cuyos precios son extremadamente subsidiados por el Estado. (https://www.aporrea.org/actualidad/a225358.html )

PS: [No estoy de acuerdo con MS. No es no. Mi tesis se reduce en] reconocer que las hiperinflaciones han sido inducidas mediante ataques a la moneda y que no son consecuencia de la expansión de la liquidez monetaria, es trascendente no solo para efectos de la teoría económica en la medida en que desmonta un discurso hegemónico posicionado por décadas acerca de la explicación monetarista de la inflación, sino que sobre todo, deja al descubierto que la manipulación mediática del tipo de cambio, es el dispositivo de un arma masiva y letal que ha sido usada por el imperialismo para incidir sobre el comportamiento de los agentes económicos y afectar variables psicológicas que generen expectativas negativas y desconfianza en la moneda.

AR: Manuel Sutherland, ya Pascualina con el acompañamiento de Luis Brito García, probó que producimos lo que nos comemos ¿importamos o no importamos lo que nos comemos?

MS: [Hay] un voraz auge importador. Las importaciones, que en 2003 apenas rozaban los 14.000 millones de dólares (valor cif), alcanzaron en 2012 los 80.000 millones, y aunque 70% de estas importaciones está supuestamente orientado a la inversión productiva, esto no se vio reflejado en un aumento correlativo de la producción. El aumento de 457% en las importaciones (valor cif) para el periodo 2003-2012 refleja que el ritmo en la importación fue a todas luces exagerado y sin ninguna perspectiva de ahorro ante una posible declinación del ciclo económico derivado de una esperada caída en los precios del petróleo. De hecho, el aumento de las exportaciones para ese mismo periodo fue de 257%, mucho menor al aumento de las importaciones "el gobierno se ha volcado a resolver necesidades diversas a fuerza de importaciones masivas. Por ejemplo, el sector público ha aumentado en 1.033% las importaciones entre 2003 y 2013, con incrementos interanuales que llegaron a alcanzar el 51% (2007), en lugar de invertir en la creación de empresas propias." (http://nuso.org/articulo/la-ruina-de-venezuela-no-se-debe-al-socialismo-ni-la-revolucion/ )

AR: ¿Hay guerra económica o todo es una excusa?

PC: En Venezuela hay dificultades reales, que faltan determinados productos ("no todos, ni siquiera muchos, como se pretende extender") pero que lo que no se puede eludir es hablar de las causas de esta situación, que tienen que ver con el financiamiento desde el exterior de sectores de la derecha opositora del país que son los que, a través de distintos mecanismos, multiplican la inflación" https://www.investigaction.net/es/pasqualina-curcio-sobre-la-guerra-economica-en-venezuela/

[Por supuesto que hay guerra económica. A los incrédulos, pueden leer varias de mis publicaciones. Pero para que no se fastidien mucho leyendo, pueden leer un corto trabajo en el cual demuestro para el caso de los medicamentos, cómo el Estado le ha otorgado a las empresas privadas miles de millones de dólares preferenciales. En esa investigación digo]

En primer lugar, las importaciones desde 2003 hasta 2014 ascendieron a 22.752 millones de US$, recursos que fueron asignados a las empresas privadas importadoras de productos farmacéuticos. La importación de estos bienes en Venezuela está principalmente a cargo de la empresa privada, el Sistema Público Nacional de Salud para abastecer de productos farmacéuticos sus establecimientos y las farmacias que los adquiere en el mercado nacional y los compra en bolívares a las empresas privadas que se encargaron de la importación o de la producción.

Desde 2003 y hasta 2014 ha aumentado 463% las importaciones de productos farmacéuticos (medidos en dólares). Por lo tanto, el Gobierno Nacional ha asignado 463% adicionales de divisas en 2014 comparado con 2003. Sin embargo, en kilogramos, el aumento fue solo 44%. Esto implica que el costo promedio de cada kilogramo importado aumentó 290%: mientras en el 2003 cada kilogramo de producto farmacéutico costó en promedio 22,24 US$, en 2014 fue 86,80 US$/Kg, es decir, costaron 4 veces más en 2014. ¿Es que acaso los precios mundiales de estos productos registraron tamaño incremento? (http://www.idea.gob.ve/admin/img_noticias/Pasqualina.pdf )

[¿No ven la guerra económica? Está clarita la guerra. Ahora, no me pregunte Amarnta, cómo en un socialismo del siglo XXI, el Estado socialista juega tan amigablemente con la empresa privada y le ofrece dólares para tan importante y estratégica actividad, que tiene que ver con la salud. Así como fue con la salud, pasó con los alimentos como pueden verlo en las investigaciones de Manuel Sutherland, que recomiendo no leer, porque MS, no cree mucho en la guerra y nosotros tenemos esta arma de la guerra para excusarnos. Científicamente no hay como probar esto que un Estado socialista, hace negocio con los capitalistas y sale totalmente trasquilado. No hay manera de probar científicamente este asunto]

MS: La "teoría" de la Guerra Económica (GE) es un disparate. No se debe atribuir la derrota electoral [2015] l a algo que no existe. Si la GE fuera cierta habría comerciantes chavistas que no la harían y vendieran todo barato y surtido. Desgraciadamente las empresas estatales son las que más escasez tienen. Penosamente, hay que decirlo, quienes más contrabandean y bachaquean son altos funcionarios estatales que precisamente les conviene que su gobierno se eternice. Por ende, no lo hacen para derrocarse a sí mismos, sólo se aprovechan de un súper negocio.

Si la GE fuese cierta y todos los empresarios destruyen la economía a propósito, la única solución factible sería la expropiación radical de todas esas empresas y su control estatal. Sin embargo, los ideólogos de la GE jamás lo plantean y se contentan con exigir mayores fiscalizaciones. Tal absurdo se resume a tratar de "regular" la GE. Mientras tanto, el gobierno "en guerra" les vende dólares preferenciales a los capitalistas, les ofrece créditos con tasas de interés real negativa, les ofrece condonaciones de deuda, les reduce impuestos e imprime mucho dinero inorgánico para luego prestárselo a tasas ridículamente bajas a la burguesía y ésta pueda comprar dólares en el mercado paralelo. Vaya "guerra" extraña.

Peor aún. Si el gobierno dice que la terrible situación económica actual se debe a la GE, muchos electores pudieron pensar que todos los problemas económicos se podrían resolver con la salida del gobierno, ya que eso haría que los empresarios dejasen de "guerrear" y la economía fluyese libre de crisis.

Si la GE es la causa de todos los males, el gobierno debería ceder a los capitalistas y hacer cumplir su voluntad. De tal forma, los problemas de escasez, inflación y pobreza desaparecerían al instante. Si el gobierno lleva años "combatiéndola" y cada día la situación empeora, la solución es la plena conciliación de clases, pactar y obedecer a los capitalistas en sus exigencias. La ideología de "guerra económica" es cobarde, liquidacionista y mendaz.

Mientras el gobierno insista en la estólida tesis de la "guerra económica" no podrá formular ninguna política eficaz contra las causas estructurales y coyunturales de la crisis económica que se niega a reconocer. La crisis económica fue la madre de la derrota política del gobierno.

Si el gobierno se niega a hacer una autocrítica profunda, la situación económica debe empeorar, ya que sin ella no se pueden advertir los dramáticos errores en política económica que empeoraron de manera catastrófica el natural declive cíclico de la economía.

Mientras se insista en plantear "soluciones" absurdas e ineficientes como los mercados a "cielo abierto" para paliar los problemas de abastecimiento, los problemas deben empeorar. Ni hablar que en esos mercados los controles se apartan, las mafias entran en acción y la corrupción se multiplica. Las 10 horas de colas para comprar un pedazo de cerdo son percibidas con extrema molestia por una población que lleva décadas acostumbrada a comprar en supermercados y mercados municipales surtidos, dada nuestra munificente renta petrolera y la histórica sobrevaluación de la moneda. Las personas que no hacen las 10 horas de cola compran el cerdo hasta 8 veces más caro. Ambos, el que hizo la cola y el que pagó mucho más por el puerco deben sentirse muy amargados.

Aunque el gobierno se haga el ciego ante la crisis, ésta avanza. Aunque no la nombre e incluso la prohíba con un ukase, la crisis se expande y amenaza con destruir el micro poder adquisitivo de la clase obrera. (https://www.aporrea.org/endogeno/a219402.html )

AR ¿Qué país somos?

PC: Somos el país número 21 con mayor cantidad de oro per cápita en las bóvedas. [Date duro con eso y escríbelo bien, Amaranta] Reposan allí, 162 TN. China, con 1.379 MM de habitantes, tiene 1.842 TN (puesto 25). EEUU, con 323 MM de personas, tiene 8.133 (puesto 10); Rusia, con 144 MM tiene 1.778 TN (puesto 15). http://www.15yultimo.com/2018/04/23/bolivar-oro-soberano/ [¿No crees que esto de tener bastantes recursos naturales y sentirnos ricos por eso, no es como para darse bomba? Anota eso en la entrevista]

MS [No somos ni revolución ni socialista] quisiéramos mostrar que la política económica bolivariana dista mucho de ser «socialista», e incluso «desarrollista». Lo que a las claras se observa es un proceso de desindustrialización severo en favor de una casta importadora-financiera que, con un discurso enardecido y un clientelismo popular vigoroso, ha acelerado de manera drástica la fase depresiva del ciclo económico capitalista de un proceso nacional de acumulación de capital basado en la apropiación de la renta hidrocarburífera. [Como país, seguimos en la dinámica del rentismo y de favorecer al capital]

[Somos un país "socialista, que vive haciéndole obsequios a los capitalistas]. Menos «socialista» ha sido la fragmentación del capital en decenas de instituciones financieras de escaso capital y notable ineficiencia. El fraccionamiento de la banca estatal ha sido acompañado por una política de créditos baratos, que choca con la delirante idea de la «guerra económica». Decimos esto porque si el gobierno asevera que los empresarios sabotean la economía produciendo menos, vendiendo caro y escondiendo sus productos, es absurdo y contradictorio que el gobierno financie a esos empresarios con millonarios créditos a tasa de interés negativa. ¿Cómo justificar la dádiva munificente a quienes supuestamente llevan adelante la «guerra económica»?

Ejemplos de esos «obsequios» (además del tipo de cambio preferencial) hay muchos. Recientemente, el vicepresidente Tareck El Aissami detalló: «La meta es inyectarle en el primer semestre de 2018 al sector privado 10 billones de bolívares en créditos, lo que representará casi un tercio del presupuesto nacional»15. También le prestan dólares a la burguesía: por ejemplo, la empresa Nestlé recibió un crédito de 9 millones de dólares y Ron Santa Teresa, 4 millones de dólares16. Hace poco, Maduro aprobó en el cierre de la Expo Venezuela Potencia otro crédito por 25 millones de dólares a distintas empresas venezolanas.

Aunque el gobierno bolivariano expandió el gasto social, estatizó empresas, desarrolló políticas de transferencias directas a los más pobres y otorgó subsidios enormes en los servicios públicos, la centralidad de su política económica no fue más que la continuación de la apropiación radicícola de la renta petrolera y de su derroche, con el agravamiento de la consolidación de políticas de «control» que solo aceleraron los procesos de destrucción del agro, la industria y el comercio en favor del enriquecimiento del capital importador-financiero y el engorde de una casta militar-burocrática hipercorrupta que saquea a manos llenas a la nación, hasta empobrecerla a niveles nunca antes vistos en estas latitudes. (http://nuso.org/articulo/la-ruina-de-venezuela-no-se-debe-al-socialismo-ni-la-revolucion/ )

Amarantaroja063@gmail.com

@La_DagaRoja



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1496 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a262324.htmlCd0NV CAC = Y co = US