El MUVA (antes Ateneo de Valencia) como centro de recopilación de información e inteligencia

Por cosas de la historia las " revoluciones" que soñaron o tomaron como ejemplos el modelo soviético en Latinoamérica y creo que también en los países conocidos como de "socialismo real" que ni fueron realistas y tampoco socialistas, terminaron en una crónica donde lo único que tenía superávit eran y son los servicios de inteligencia, la censura, los largos discursos, la retórica descafeinada de la dirigencia, la creación de falsos enemigos, las colas muy largas para conseguir alimentos, gasolina o bienes, la opacidad en los manejos de la administración pública.

Las razones pueden ser discutidas en el caso de Chile, en todos los demás casos Cuba, Nicaragua, Venezuela. Lo que es indiscutible es que en Venezuela el gobierno desarrolló ante todo la desconfianza, esto viene siendo implementado por los intelectuales orgánicos de casco y bayoneta, claro y por aquellos que sienten que el orden cerrado es una necesidad en las sociedades.

Todo Estado requiere de estos servicios, solo que en las naciones con regímenes totalitarios el enemigo es tremendamente amplio y cualquiera que pueda tener una opinión distinta a quien manda, es sospechoso. Pero como recabar información y datos y estos datos serán analizados y convertidos en inteligencia para luego someter al escarnio, la injuria, la censura, el ostracismo, el miedo y siempre un paso más allá. Los servicios de inteligencia que deberían ser medianamente prudentes en las sociedades democráticas, en las naciones totalitarias se convierten en moneda corriente en el caso venezolano, cubano o nicaragüense. En algunos casos hasta los amigos trotskistas terminan haciendo catálogos, archivos, análisis de modelo estalinista de quien se atreva a establecer diferencias con los gobiernos cercanos a sus sueños, aunque estos sean una pesadilla para quien los vive.

El MUVA EN Valencia la de Venezuela junto a su "periódico" Ciudad de Valencia, son ante todo centros de reclutamiento, captación de datos, conformación de perfiles, reclutamiento de informantes, sapos, infiltrados. Pueden pasar como centros de arte, información y cultura, desde ambos espacios se acumula información, se triangulan individualidades, se estructuran líneas de acción, se desarrollan estrategias para incidir en sectores artísticos e intelectuales generadores de opinión, y también desde ambos espacios se estructuran estrategias de propaganda e infiltración para los sectores que no opinan igual a los jerarcas del poder en Venezuela.

La fachada de uno es muy buena ("un museo") la otra del periódico es bastante vulgar o sea un periódico cuya única línea es dirigida desde las poltronas de un señor feudal, donde lo único indiscutible es la infalible opinión acción o inacción del "madurismo" en cualquier área. En uno se acumula información, se limpia, se coteja, se analiza y en otro, se estructura para darle implementación policial, política, propagandística.

Quien conozca Alemania o Rumanía podrá ver con sus propios ojos como desde los sectores de la "cultura" de Estado se perseguía o censuraba la creación artística o de pensamiento y se enaltecía el pensamiento secuestrado por el Estado. El gobierno venezolano cuenta con el apoyo de los servicios de alguna isla antillana y claro con especialistas que van desde comunicadores sociales, psicólogos, psiquiatras que trabajan de manera permanente para desestructurar la oposición democrática e intentar hacerla ver como débil, peligrosa, alterada, amenazante, quebrada.

Pasar por el MUVA es ir conociendo cómo se va tejiendo un aparato donde lo único importante es conocer qué se dice, que se piensa hacer y cómo combatir a quien opine de manera distinta y también establecer reuniones de artistas, escritores, creadores discutan, razonen, opinen, pasen sus días en discusiones bizantinas o acerca de la espiritualidad de las máquinas de construcción. Quien vaya al MUVA y tenga algún peso específico en la opinión pública recibirá ofertas o insinuaciones de cooptación y captación o reclutamiento para trabajar como informante. Hágalo como ejercicio y podrá darse cuenta.

Mientras tanto voy leyendo por segunda ocasión EL PRIMER CIRCULO del escritor ruso Alexander Solschenitzin y claro conociendo un poco la génesis del madurismo y quienes lo defienden. Feo el caso y es la cruz que tendrán que llevar los colaboracionistas.

Notas a pie de página : Antes de empezar a trabajar en un saco determinado, los trabajadores determinan el contenido aproximado. Buscan nombres precedidos por las letras ‘IM’, que significan inoffizieller Mitarbeiter, o "colaborador no oficial": eran los informantes de la Stasi. Cualquier cosa relacionada con la vigilancia de la Stasi sobre sus propios ciudadanos tiene prioridad. Una bolsa que contenga principalmente material de formación, o documentos burocráticos, se consideraría menos urgente y se devolvería al almacén. https://www.nytimes.com/es/2021/08/14/espanol/stasi-espionaje-historia.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 669 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: