Testimonio después de un atentado "Made in Colombia"

Cuando los paramilitares llegan a tu casa

Desplazado es alguien forzado a dejar su hogar por la violencia generalizada, paramilitarismo, conflictos armados y/o violaciones a los derechos humanos. 
 
Unas veces los desplazados son protegidos por su gobierno. Otras veces el mismo gobierno es causante del desplazamiento. 
 
En el mundo hay más de 26,4 millones dedesplazados a quienes les corresponde ser protegidos por las normas del derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos.
 
El fenómeno de los desplazados no es exclusivo de Colombia, ocurre también en Venezuela. Todo lo que me consta porque hace más de un año vivo en esa situación y por la seguridad de mi familia y la mía nunca más he podido regresar al apartamento donde crecí. 

La historia es que una adulta mayor fue sorprendida en su residencia el 13 de abril de 2014. Tres hombres armados y una mujer (presuntos paramilitares colombianos)
entraron, la amarraron y por 3 horas la interrogaron. "Dónde está es tu hijo. Se la pasa en tv defendiendo al gobierno. Dice que en Venezuela no hay hambre". 
 
Los individuos ya tenían una foto de mi persona tipo retrato y se la mostraron a mi pobre vieja para intimidarla. Según ella misma me cuenta, sus pistolas tenían silenciadores.

A quienes creen que toda la oposición es democrática, les advierto que hay un sector que no lo es. El país sufre desde hace tiempo un peligroso proceso de naturalización de violencia política, es decir, quieren que parezca natural que pasen asesinatos, lesiones graves y terribles agresiones por razones políticas. Muchos se resignan y procuran cuidarse más.

Entraron al apartamento de la sexagenaria jubilada que aún ilusionada conserva en su cuarto un diploma de buena militante del MVR año 2001 firmado por una tal diputada Aurora Morales. Su único pecado es ver religiosamente VTV y ese día le gritaron con desprecio: "Apaga la Tv, maldita chavista. Venimos por tu hijo". Yo pregunto ¿Será que ellos no tienen madre?

Enfermos de odio político aspiran callar a millones de venezolanos que no piensan como ellos. ¿Entonces dónde queda la libertad de expresión que predican sus dirigentes? Chavistas y no chavistas somos seres humanos.

Por iniciativa propia asumimos la tarea revolucionaria de brindar nuestros humildes conocimientos en Derecho Constitucional al servicio del proceso bolivariano y la defensa de la democracia y lo seguiremos haciendo. Buscamos para nuestros hijos una Patria de igualdad y paz como la soñada por mi padre que fue preso político durante esos gobiernos adecos y copeyanos.

Sin ánimo de terminar como mártir o aquel fiscal Anderson ni facilitar la tarea de quienes torturaron a mi vieja o quienes nos persiguen o atacan en diversos espacios de nuestro desempeño como revolucionarios, les decimos como Chávez en abril 2002: ¡Por el pueblo, no vamos a renunciar!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2849 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: