El asunto es Pedro Camejo (Seria Justicia Revolucionaria su ascenso post mortem)

Resulta extremadamente temerario, el tratar de hacer alardes de conocimiento de temas que en la realidad, no conocemos ni manejamos, a la altura que las circunstancias lo ameritan, es el hecho cierto, que, asumiendo la responsabilidad de profundizar en el tema, y hacer el objetivo del mismo una razón de lucha reivindicativa y de justicia patrimonial, en relación a nuestros orígenes ancestrales y originarios en cuanto a los reconocimientos de algunos de nuestros héroes, es por la que el día, de hoy vuelvo una vez más a esta nuestra trinchera de lucha en la batalla de las ideas, para hacer del conocimiento público, una situación, que desde mi punto de vista, amerita el reconocimiento por parte de las autoridades competentes en la materia, para darle curso a los requerimientos del cuales pongo en conocimiento. En tal sentido, asumo la responsabilidad de adquirir una mejor y profunda información en cuanto a la vida del personaje aludido en este escrito, ósea, el Negro Primero, debo dejar explícitamente, que este pudiera ser el primer escrito, de una gran saga en el mismo orden de ideas.

Una vez explanada, esta introducción a modo de exposición de motivos, es extremadamente necesario, que establezca algunos parámetros, en cuanto a la dimensión o magnitud del asunto, por su complicada explicación, el hecho cierto, es que estoy obligado, por la responsabilidad adquirida con los lectores y lectoras, a elaborar un escrito, mínimamente coherente y consientes de las cosas que en él diga o deje de decir, puesto que, con la vaguedad histórica, con que se maneja o hacen referencia de nuestro invitado especial como lo es Pedro José Camejo , mejor conocido en las altas esferas “El Negro Primero”, resulta no menos que imposible el redactar o elaborar un escrito o artículo de opinión, que no sea meramente, algo así como que; un chisme científico de investigación, y las pruebas me remito…solo hurguemos en los textos de la historia en donde hacen mención del camarada “Negro Primero”, y nos daremos cuenta, que existe una marcada indiferencia, en cuanto al verdadero objetivo investigativo, de la verdadera, autentica y real biografía de nuestro hermano Pedro Camejo. Sin embargo, y esto con la intención de no cuestionar a los señores y señoras historiadores e historiadoras, voy a dejar el cuanto hasta este punto, lo que no significa, que voy a dejar de mencionar a algunos y algunas de ellas y ellos.

Ahora bien, cuando se hace referencia a la historia de independencia de nuestra patria Venezuela, se mencionan a una gran cantidad de héroes y libertadores, de los cuales, se observa, que existen una muy bien definidas biografías, de varios muchos de ellos, en donde podemos observar la biografia de unos de estos personajes, que llama poderosamente mi atención, y no es más que un señor General de División de nombre José María Córdoba (Córdova) de esa misma época en donde existió “El Negro Primero”; y es precisamente en este personajes de nuestra historia, en que pienso basar mis argumentos para, solicitar el ascenso post mortem, del camarada y compatriota Pedro Camejo, personaje a quien la revolución, estimo yo, le ha debido reconocer algunos meritos, que en el pasado, no se le hiso, o no le hicieron, y que los revolucionarios y chavistas, aun no nos abocamos a que se les reconozcan.

Como bien lo expuse en el párrafo anterior, el argumento para solicitar el ascenso post mortem de Pedro Camejo, se basara en el personaje mencionado, es decir, José María Córdoba; ahora bien, muchos y muchas se preguntaran:

¿Por qué ese personaje y no otro?

Pues la respuesta seria muy sencilla, si no fuese, porque “El Negro Chua” tiene la tendencia de complicarlo todo; resulta que este la biografía de este señor y la historia contada del mismo, en alguna no reflejan, un hecho que reviste una enorme importancia, para mis pretensiones de ascender post mortem a “El Negro Primero” QUE SOLO LO DEJARON CON EL GRADO DE TENIENTE, y no es que el grado de teniente denigre, pero observemos lo siguiente:

De acuerdo con los historiadores, historiadoras, investigadores e investigadoras de nuestras luchas y guerras de independencia, aparte de otras reseñar históricas, nos refieren lo siguiente:

(…) “Luchó En Venezuela a órdenes de José Antonio Páez participó en la batalla del Bajo Apure, planeada por Páez para apoderarse de la caballería del ejército realista. Tras la batalla, Serviez fue asesinado en noviembre de 1816, presuntamente por órdenes de Páez. Córdova, que estimaba a Serviez, intentó fugarse del campamento, pero fue arrestado y acusado de deserción. Cuando un consejo lo condenó a muerte, un grupo de oficiales encabezados por Juan Nepomuceno Moreno (y “El Negro Primero) intercedió (Intercedieron) por él. Córdova fue perdonado y obligado a incorporarse de nuevo al ejército.
Córdova viajó a Guyana en 1817 y Simón Bolívar lo incorporó a su Estado Mayor en junio de ese año. Participó en la toma de Angostura y presenció, el 16 de octubre, el fusilamiento del general rebelde Manuel Carlos Piar El 14 de noviembre fue ascendido a capitán de caballería y pasó a ser ayudante de campo de Carlos Sublette jefe de Estado Mayor General. A finales de 1817 junto con el ejército del general Bolívar viajó por el Orinoco para reunirse con Páez. Participó en la toma de Calabozo, el combate en El Samán y en el campo de Ortiz” (…)

Mi pregunta en este momento, y ya para dejarle la respuesta para el otro capítulo de este escrito, es el siguiente:

¿Por qué este señor, si fue ascendido a General de División y Pedro Camejo, ni siquiera fue considerado para ascenderlo a Capitán?

Son solo dudas razonables…

@cabacote

JESUS CHUA ESPINOZA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2635 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: