El PSUV y el ridículo (mojón) de la contraloría social

Uno va viendo, que todo ese montón de leyes que enfureció a la oligarquía venezolana, no sirvieron para nada. Absolutamente para nada, porque las leyes no hacen milagros, son unos instrumentos que en nuestro caso, se tiraron en un pipote de basura. Puede resultar una conclusión un poco exagerada, pero real es.

Viendo lo de PDVSA, que no es muy distinto a lo de CADIVI, uno tiene dos opciones. Puede preocuparnos, pero eso no resuelve milagrosamente el charco ético que vive el PSUV. La otra opción, es ver esta vaina, pensando en la canción de Héctor Lavoe de "Esta risa no es de loco" y por ahí, drenamos nuestras penas.

En estricto sentido de la palabra, no me califico como rumbera, pero oyendo una salsa, la meneadita sale aunque sea imaginariamente en la cabeza. Uno lleva el pasito mentalmente.

"Vamos a reír un poco"

Pero que vamo, vamo vamo'a reír un poco"

Así, dice parte del coro de esta canción de Héctor Lavoe.

Como en los cuentos para carajitos(as). Hubo una vez, un gobierno revolucionario que promulgo una ley de tierra. Había una gente terriblemente arrecha, que se opuso a esa ley, generó un ambiente de zozobra. El país parecía caerse y el gobierno insistió en su ley de tierra, que no fue de tierra ni de nada. Al final, como en un cuento feliz, la oligarquía sintió que así cono no basta rezar, tampoco son suficientes las leyes.

Otro cuentico.

Hubo una vez, un gobierno revolucionario, que nos metió el mojón y promulgó cinco leyes y que del Poder Popular. En esas Leyes estaba una, que tenía el estatus (como las otras) de Ley Orgánica de Contraloría Social, según la cual, todo revolucionario podía, cuando le diera la gana, realizar una contraloría social, según lo pautado en los artículos 1, 2 y 3 de este mojón de ley.

El artículo 3 de esta ley con carácter de orgánica dice así: "El propósito fundamental del control social es la prevención y corrección de comportamientos, actitudes y acciones que sean contrarios a los interés sociales y a la ética en el desempeño de las funciones pública"

No tienen una idea, de cuántos talleres se realizaron para promover estas leyes ¿y? En definitiva, los corruptos de PDVSA que se robaron hasta el alma de la nueva PDVSA, no son tan responsables, como los trabajadores y trabajadores de PDVSA, que estaban muy dispuesto a montarse en cualquier autobús para una marcha, pero fueron total y absolutamente incapaces de percatarse como destruían a PDVSA con un escandalosa corrupción. No sólo Eulogio del Pino, Nelson Martínez, Pedro León y muchos más son los únicos que pueden estar involucrados. Hay también corresponsables y eso nos toca.

El gobierno le ha tenido miedo a la propuesta de auditoría pública y ciudadana, adelantada por organizaciones como Marea Socialista y en total correspondencia con la Ley Orgánica de Contraloría Social.

Mira, que contratar un buque, que no es un pelito y tenerlo inoperativo y pagando un servicio que no se prestaba, pudo ser una cosa muy visible. Un buque se ve anclado en algún sitio y los pagos pasan por un montón de manos que supuestamente controlan. Mira que robarse petróleo que no lo sacaban en una botellita de esas que utilizan para el agua, no es cualquiera cosa.

Pero todo esto forma parte de ese ridículo o mojón que nos montaron y nos creímos. Leyes y otras vainas, que no sirven para nada. Díganme, si un consejo comunal en este país, ha podido realizar una contraloría social a una gestión de un alcalde. ¿Dónde? ¿Cuándo?

Díganme si toda esa cantidad de jóvenes "revolucionarios" que anda por ahí pegando gritos, han promovido una contraloría social a los programas que existen para ellos. ¿Algún consejo comunal ha hecho una auditoría a un CLAP estadal? ¿Dónde? ¿Cuándo?

¿El Gran Polo Patriótico promovió una contraloría para ver si la contraloría general de la República estaba controlando a la revolución que andaba con el moño suelto? ¿Qué es eso de la corresponsabilidad?

Bueno para no complicarle la vida, "vamos a reír un poco". Vamos anímense. Acuérdense de la música de esta canción de Héctor Lavoe y drenen angustias.

"Esta risa no es de loco,

Se están riendo de mí

Me dicen que yo estoy loco

Pero se están cayendo de un coco

Porque de mí no pueden reír

Lo que les pasa es que sin

Mi saoco no pueden vivir

Porque yo voy a las marchas, bailo, toco un poco y estoy tranquilito.

Vamos a reír un poco

Pero que vamo, vamo vamo'a reír un poco"

La Contraloría General de la República no se salva de eta responsabilidad. No está fuera de la cueva de Alí Babá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2183 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a256211.htmlCd0NV CAC = Y co = US