“En Venezuela no hay razones para no robar”

“En Venezuela no hay razones para no robar,” fueron declaraciones de Gonzalo Barrios, a la prensa nacional, siendo Presidente de Acción Democrática, en momentos en que su partido y el partido COPEI, controlaban absolutamente todos los poderes del país. Aquella burguesía que se enriqueció con ellos, hoy continúa haciéndolo con nosotros. Es la misma MUD, Primero Justicia, Voluntad Popular, y otros ladrones metidos a políticos.

No se nace corrupto, se llega a serlo. Mentiras que todo hombre tiene su precio. Mentiras que el que no roba es porque no ha tenido la oportunidad, o porque es pendejo. Los choros públicos son pocos, los honestos son mayoría. En nuestra espiritualidad, en nuestra subjetividad, donde precisamente tenemos que ir a la raíz, está el hombre profundamente humano y honesto que debemos ser. “El hombre y la mujer nueva” del Che.


No es suficiente, con pagarle LA VIEJA DEUDA SOCIAL AL PUEBLO VENEZOLANO, es fundamental crearles conciencia de clase. Durante siglos, el capitalismo se ha instalado en sus cabezas haciéndolos egoístas, individualistas, utilitarios, pragmáticos, consumistas, poco solidarios, y despolitizados. Lo contrario a esta cultura dominante, es la conciencia de clase. Equivocadamente se cree, que por la vía de industrialización capitalista llegaremos al socialismo. No se intenta cambiar todos los malos hábitos que tenemos. No basta con el desarrollo de las fuerzas productivas. Si se pretende industrializar al país (País Potencia), teniendo como aliado a la burguesía parasita y apátrida, y no creamos una nueva cultura revolucionaria, iremos al fracaso.


Los colonialistas españoles vinieron a América a apropiarse de todo lo que pudieran, quien se resistiera moriría. Así exterminaron más de 20 millones de aborígenes. Los Cabildos traídos de España, fueron el instrumento para que los colonos y sus descendientes, validaran su terrofagia. El Libertador Simón Bolívar dictó el conocido Decreto contra la corrupción, ordenando el fusilamiento de todo aquel que se apoderara ilícitamente de más de doce pesos del erario público, e igual pena sería aplicada a su defensor, pero no pudo Bolívar vencer al monstruo. El Libertador muere (1830), habiendo fracasado en casi todos los propósitos libertarios. Ni se había eliminado la esclavitud, ni se había entregado la tierra a quienes la trabajaban, ni se había logrado la paz social. “Solo la independencia” a expensas de todo lo demás fue posible. El latifundio se había consolidado. El proyecto de Bolívar, fue traicionado.

Entre 1830 a 1900, como consecuencia de la derrota popular, se desatan guerras regionales feroces. Una de ellas con mayor ámbito y propósitos justicieros, fue La Guerra Federal de Zamora. “Tierras y hombres libres”. Setenta años sirvieron para que apareciera y se fortaleciera un militarismo vinculado a la propiedad de la tierra. La oligarquía premió con la Presidencia del país, a todos aquellos “militares” que habían dado vuelta atrás el legado de Simón Bolívar; la mayoría de ellos se hicieron ricos en el ejercicio de sus funciones. Modelo de esta traición y de este enriquecimiento rápido e ilícito, fue el bastardo de José Antonio Páez, quien llegó a ser uno de los hombres más latifundista del país, y fue el personaje principal que impulsó el desmantelamiento de la Unidad Colombiana. Para Bolívar “la patria es América”.


Páez pasó, de peón de hacienda a millonario, de General de Bolívar a enemigo del Libertador. Los Guzmán, padre e hijo, en nombre de “sus servicios” prestados a la nación, metieron la mano en las arcas públicas, hasta la empuñadora. Siempre la regla tiene sus excepciones: El Mariscal Antonio José de Sucre, el Doctor José María Vargas (el mundo es de los hombres justos y honrados), y el General Carlos Soublette, demostraron que se puede gobernar con probidad. LA CORRUPCIÓN NO PUEDE SER UN DESTINO….CARAJO.


La llegada de los andinos al poder tiene que ver con la crisis mundial del capitalismo, con la crisis general del país, y la quiebra de los pequeños y medianos productores agrícolas andinos. El aparecimiento y manejo del petróleo, vendría a agravar esta crisis: La cultura del petróleo. Allí nacemos como país rentista hasta hoy. Juan Vicente Gómez a poco tiempo de estar en su presidencia dictatorial, ya era dueño de las mejores tierras de la nación. Maracay era casi toda suya. López Contreras quiso hacer lo del gato: “tapar la mierda”, dejada por el gomecismo. Medina Angarita, fue un hombre honesto, pero no le perdonaron sus visos democráticos y nacionalistas. Pérez Jiménez, no olvidó llevar en su huida en la Vaca Sagrada (Avión que lo llevó al exilio), millones de dólares robados a la nación. Del Punto Fijismo hay tela para cortar. Betancourt, el de “disparen primero y averigüen después”, hipócritamente dijo. “que se me quemen las manos si yo he robado”, y a los pocos días en el intento de magnicidio, se le quemaron sus manos. Raúl Leoni, además de cruel asesino, permitió el rápido enriquecimiento de familiares y amigos. AD era el garito de los grandes manejos turbios. El proxenetismo político ocupaba todos los escenarios nacionales. Prontamente los copeyanos, que era la falsa oposición, creada por Betancourt, emularon estas aberraciones. Carlos Andrés Pérez, con su megalomanía hasta los tuétanos, entre pantaletas y obras descomunales, apropiadas para la corrupción, llegó a tener un gobierno que la prensa calificó de: “La Venezuela Saudita” que nos da una idea de las obras faraónicas y la corrupción habida. Fue tal la degradación del país, que el propio Pérez declaraba, que en Venezuela habían jueces que no aguantaban un cañonazo de chequeras. El CAP II, fue a la cárcel, por iguales prácticas contra la hacienda pública. En su campaña, se decía: “Ese hombre sí camina va de frente y da la cara…Carlos Andrés”. Alí baba y sus mil ladrones. Las intrigas dentro de su partido ayudaron a hacer el mandado. Caldera I y II se entregó a familiares, a la burguesía nacional y al imperialismo. Fue responsable de allanamientos y cierres de Universidades, de represiones, de asesinatos selectivos, de expatriados, de corrupción y de apoyo a los vaqueros ladrones que quebraron 14 bancos, y se fueron con los reales, y Caldera puso al pueblo a pagar esta deuda. Las privatizaciones de VIASA, Cantv, y Sidor entre otras empresas. Fue: “La Agenda Venezuela”. Un conocido y decadente político de la oposición, entonces Ministro en el gobierno de Caldera, afirmó que regalar algunas empresas del Estado era bueno negocio para el país. Herrera Campins, de igual manera permitió a sus allegados, meter la mano en la hacienda pública, hasta donde podían. Había recibido un país hipotecado y lo dejó más hipotecado. Fue también, responsable de violación a los derechos humanos y de asesinatos contra el pueblo. En una oportunidad declaró a la prensa, que quien quisiera tener idea de cómo era el entramado de la política en Venezuela, asistiera a un velorio de un banquero, pues allí se podía observar los nexos familiares y de amigos, que conforman un país de cómplices. El borracho de Lusinchi, que grito “me engañaron”, entre pea y pea, toleró que amigos próximos y hasta una conocida abogada, cuyo título es de dudosa reputación, y su conducta también, pudo hacer en Miraflores lo que le dio la gana. No tuvo Lusinchi ningún empacho en pasar la deuda privada a condición de deuda pública, para que la pagáramos todos los venezolanos. Los adecos repetían que: “Lusinchi es como tú”; que vergüenza, como se degeneraba el país. La imagen de Juan Bimba usada por los adecos, y el lema de “Por una Venezuela libre y de los venezolanos” había desaparecido”. Sus acólitos decían que lo bueno de todos estos corruptos, era que robaban pero dejaban robar. Se democratizó el “cuánto hay para eso”, “pónganme donde haya.” Por fin, llegó el Comandante Chávez y mandó a para la francachela. Aquellos políticos estaban matando la política.


Ningún gobernante, ni funcionario de la Cuarta Puntofijista, trascenderá a su muerte. Están condenados al olvido, y si se les recuerda, es para nombrarle su señora madre. CAP fue el modelo de Presidente sin el menor pudor, sin ética alguna, hizo de Miraflores un burdel y un casino. Fue sentenciado por el mal uso del dinero público, y salvado de un juicio anterior, por un voto de un conocido hombre público que aún vive. Fue tal el descaro de la corrupción, que un político, que hoy pretende ocultar su decrepita vejez, tras cirugías faciales, llegó a comprar un islote en el Caribe para vivir allí, gracias a su habitual conducta de celestinaje, con un determinado presidente. Conocía este c….., el tipo de hembra que le gustaba a “su jefe”. A este perverso personaje, el apátrida de Betancourt lo sacó a patadas de Acción Democrática. Es un personaje despreciable. A Piñerua Ordaz, se le extravió el papelito donde tenía el nombre de los DOCE APOSTOLES o ladrones (intento de los adecos de construir una burguesía nacional, como si su esencia no fuera parasitaria, importadora y especuladora), que fueron los que más robaron en aquellos gobiernos. El origen de algunos medios de comunicación tiene que ver con este poder corrupto.


Chávez ofreció en su campaña y en su Presidencia, acabar con la corrupción. ¿Qué ha pasado con su cumplimiento? Todo parece señalar, que hoy, éste terrible mal contra el pueblo, está alcanzando dimensiones indetenibles. Hay funcionarios públicos, llamados “millardianos”, por la cantidad de miles de millones de dinero que se han robado. Se habla en la calle de una “boliburguesia”. Se dice que unos son socialistas y otros “sociolistos”. No podemos seguir siendo “una sociedad de cómplices”. (Tomás Lander).


Cierto es que el sistema capitalista, por fundamentarse en el deseo de tener lo material, estimula la corrupción. Maquiavelo decía, que “los hombres se corrompen cuando no pueden controlar sus instintos”. En cualquier sociedad, los corruptos son una minoría, la mayoría siempre es honesta. Preocupa mucho, que hoy la corrupción en el país, parece estar haciendo metástasis. ¿Qué pasa con la impunidad y la tolerancia con la corrupción y los corruptos?. ES IMPERIOSO UNA REVISIÓN PROFUNDA DEL PODER JUDICIAL.


Desde estos modestos escritos, me atrevo a hacer algunas proposiciones. 1) Pena de cárcel máxima para los corruptos. 2) Inhabilitación de por vida, para cargos públicos de nombramiento o elección. 3) Pena ética, que exponga al escarnio público al reo de esta perversa causa, declarándolos traidores a la patria. 4) Confiscación de todos sus bienes y de sus familiares, si fueran cómplices en este delito. 5) Reducir al máximo, LA DISCRECIONALIDAD de la que hoy disponen los funcionarios públicos. 6) Severos controles por parte de los organismos políticos, contralores y electorales, para la nominación a cargos públicos, por la vía electoral o de nombramiento. 7) Las penas que se le aplican al delincuente público, igualmente deben ser aplicadas a quien inste de cualquier manera al cometimiento del delito, al que soborne o se deje sobornar, quien será tenido también como delincuente. 8) Todo funcionario público, para poder movilizar determinada cantidad de dinero del tesoro nacional, tendrá que tener por firma y escrito, el aval de los Concejos Comunales de su espacio geográfico. 9) Creación de TRIBUNALES POPULARES válidos jurídicamente, con facultades para actuando como Fiscales Públicos, Contralores y Poder Moral, puedan señalar al indiciado y a quienes estuvieran vinculados en delitos contra la cosa pública, y pedir de inmediato su enjuiciamiento. 10) La ley establecerá que podrá EL PODER POPULAR, OBLIGAR AL INDICIADO A RESPONDER PUBLICAMENTE POR SUS ACCIONES, CUANDO ESTE PODER POPULAR ASI LO DETERMINE.


ESTE PAÍS AUN TIENE INMENSAS RESERVAS MORALES. Si no liquidamos la corrupción, ella acabará con este proceso. ¿DÓNDE ESTA EL PODER MORAL DE SIMON BOLIVAR?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1591 veces.



Jesus M Vivas

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: