Depende de la fuerza que imprimamos los pueblos

     Nunca se había impuesto una dinámica de discusión política  y  por la liberación de los pueblos como en estos últimos diez años.  Por supuesto que es consecuencia de situaciones anteriores, que fueron generando un nivel de conciencia que derivó en hechos concretos,  como  el surgimiento de líderes que interpretando los anhelos populares,  se montaron en el carro de los nuevos retos y que van anclados a esas nuevas realidades nacidas al calor de las luchas y dolores populares.

       El hermoso y grandioso espectáculo que acabo de ver en la isla de margarita, donde unos representantes de los pueblos mas golpeados por la miseria, asumieron el reto de romper los esquemas de dominación impuestos por siglos y siglos en contra de las mayorías silenciosas y desvalorizadas intencionalmente.  Pero lo novedoso de todo esto, es el carácter de aplicación urgente a las decisiones que allí se tomen para darle carácter de concreción práctica a las conclusiones pro liberación y, que hicieron hincapié todos sus miembros presentes...  ¡Por que es liberación! forjar el destino común de los pueblos de áfrica y América sur latino caribeña;  es liberación, acabar con el hambre impuesta por la explotación capitalista imperial, gringo – Europea;  es liberación,  tener educación para todos nuestro hermanos;  es liberación,  defender nuestro propios valores culturales; es liberación,  acabar con los privilegios de clases que se apropian de todo el trabajo de los pueblos;  es liberación, no ser victimas de guerras pre fabricadas, para vender armas, y para mantener la dominación en nuestras naciones;  es liberación, dejar de ser victimas de experimentaciones farmacéuticas solapadas;  es liberación, no permitir que se  nos sigan inyectando enfermedades desarrolladas en laboratorios, para mantenernos ocupados y preocupados  por nuestra salud colectiva;  es liberación, ser nosotros mismos, sin intromisión de intereses económicos o racistas en nuestras sociedades;  es liberación compartir los logros y satisfacciones con todos los seres humanos que nos rodean,  libres de la enfermedad del egoísmo y  la plusvalía.   Es liberación Acabar de raíz con el imperialismo en todas sus expresiones.

    ¿Que papel jugamos los pueblos en todo esto?  Somos la fuerza motriz que impulsa las decisiones de los gobiernos que nosotros ponemos. Somos los motores que generan la corriente de pensamiento que crea las condiciones para convertir en realidades las utopías.   Somos la fortaleza móvil que le recuerda a los que nos acompañan, que sus intereses particulares no están por sobre los colectivos, que el liderazgo que les cedimos, es para ser nuestros  instrumentos de labranza para el bienestar social de todos por igual.  Pero más que todo, somos la muralla que los acompaña en todas sus justas, nunca  los dejaremos solos ni les pagaremos con ingratitud, pues nuestro nivel de conciencia se ha elevado al punto de saber que su honestidad es esencia de su personalidad y nuestra comprensión entiende que como humanos pueden errar, más nunca traicionar, pero que si reunieron condiciones para estar allí, es por que pasaron nuestro examen.  Como pueblo hemos entendido lo que es corresponsabilidad.  Sabemos que no basta la decisión ejecutiva para lograr las metas, entendemos que tenemos que involucrarnos en la acción de, consolidación de nuestra propia liberación.  Por eso es que aceptamos de buenas a primera la democracia protagónica y participativa. Por eso se luchó por ella y se derramó tanta sangre de pueblo.

     Es cierto el comentario de los queridos Hermanos de ANZOATEGUIVIVE.COM”.  Hay discursos que demuestran  los posibles cambios en el orden mundial.  Pero también es cierto lo que sostengo.  Que no hay cambios,  sin la participación de los pueblos y éstos han sido traicionados miles de veces. Pero hoy nuestro nivel de conciencia colectiva, ha avanzado al punto de ser corresponsables de nuestro forjamiento del destino colectivo.  Ya no podemos decir que falló un presidente.  Tendríamos que decir fallamos;  como tampoco podemos decir es un logro del presidente.  Es mas valido decir;  es un logro popular y de su presidente.  De verdad orgullosamente podemos decir: “HA NACIDO UNA NUEVA ERA”.   No podrá hacerse nada en el planeta, de ahora en adelante, sin la aprobación de las mayorías, ayer despreciadas y borradas.  Los G 8, G20, G 60, etc.  Ya no podrán imponer decisiones  basadas en el valor de sus economías falsas y sustentadas por el saqueo global de los pueblos, llevados a la pobreza intencionalmente para mantener lujos y privilegios vulgares y sanguinarios.

     Nuestra responsabilidad colectiva pasa por enseñarnos nosotros mismos con la ayuda de nuestros intelectuales (que los tenemos) a ser más responsables por los demás, por nuestros  hermanos de clases, hasta que las clases mismas desaparezcan.   Tenemos que desprendernos de los falsos valores inyectados. Hacer oídos sordos de las predicas que nos dicen de nuestra capacidad individual para destacar en detrimento de los demás.  Señores, camaradas, compatriotas, amigos… ESTAMOS EN UN MOMENTO ESPECIA.   Tenemos la obligación de redimir  a nuestros mártires desde el Cristo hasta el último campesino asesinado por la terrofagia, pasando por los que murieron en las guerrillas, en las manifestaciones estudiantiles y hasta los inocentes, que saciaron la sed de sangre de las oligarquías explotadoras.  Por ese nuevo mundo murieron con todo uso de razón en unos casos y sin saberlo en otros ¿Les defraudaremos?

      Siga la lucha, siga la colectivización del sentir popular, siga la solidaridad.  Lo que está haciendo el enemigo, son zancadas de ahogados.   El desespero es tal, que hasta donde no reprimían, lo están haciendo,  obligados por las circunstancias y el temor, pero no será fácil,  tiene poder y fuerza, en decadencia, pero fuerza capaz de hacer daño aún.  Eso no hay que olvidarlo jamás.

     Los gobiernos del futuro que tendrán los pueblos han de ser de dignos representantes de los intereses de las mayorías y no de las oligarquías ambiciosas y criminales.  No es necesario que los estados desaparezcan, todo lo contrario, los estados han de estar al servicio de las mayorías, tal como la justicia ¿Utopía? no cámaras.  Está pasando y no es ilusión.

 

javiermonagasmaita@yahoo.es

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 977 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a87312.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO