La mala semilla

Yo tengo una teoría; a mi me parece que cuando llegaron los españoles lo primero que hicieron fue meternos en el cerebro la idea; que ellos eran los mejores  seres de la creación y en consecuencia eso les daba derecho a gobernarnos y dirigirnos, o sea ellos eran los jefes perfectos y nosotros-los aborígenes- éramos minusválidos mentales. 

Eso explica, aparte de un sentimiento xenófobo asesino que les ha caracterizado en su devenir histórico, la masacre que perpetraron contra la población aborigen en el mal llamado nuevo mundo, ( asesinaron) a  casi 100 millones de  personas. 

Ahora la población aborigen junto a la población negra capturada en África y la cual luego fue traída  al territorio Americano, y que sobrevivió al holocausto, fue junto con su descendencia, heredera de la idea sembrada en los aborígenes  por los españoles. Bien; esa población mestiza, al desaparecer la población original –aborigen- fue la que tuvo que continuar la posición de cuasi esclavitud, y permaneció sumisa para que, los descendientes de los europeos siguieran en poder de esa posición histórica  de opresor y gente importante ó VIP, la cual desde 1999 ellos ven en peligro con el advenimiento al poder del presidente Hugo Chávez Frías. 

Hoy mas de quinientos años después persiste en la sociedad latinoamericana, subliminalmente la idea de que somos inferiores a los europeos, si no, como se explica que todavía existe una gran cantidad de latinoamericanos quienes emigran hacia Europa ( también a estados unidos), con el pretexto de conseguir una vida mejor. 

Sí nos detuviéramos a  investigar o discernir cual es esa vida mejor y en que consiste. Lo primero que pudiéramos hacer es una comparación de la vida que llevaban nuestros antepasados aborígenes cuando aun no habían llegado los europeos y la vida marcada por costumbres extrañas que llevamos ahora. 

Bien pudiéramos decir, que utilizando un patrón de circunstancias reales o sea contrastando las circunstancias en las cuales vivían nuestros ante pasados, y las que vivimos en la actualidad podemos llegar fácilmente a la conclusión de que: las necesidades que quiere resolver el latinoamericano, (aborigen actual) son casi todas falsas e inducidas por un consumismo alentado por un imperio capitalista ávido y sediento, tanto, de la capacidad de compra y de consumo, como la mano de obra de los nativos. 

Lo antes dicho, no es lo único que demuestra la existencia aun de  esa semilla maligna sembrada en la mente de nuestros congéneres. Podemos conseguir otra muestra en esa actitud que pareciera  totalmente masoquista demostrada  en las pasadas elecciones de noviembre (23). Cuando fue elegido para la alcaldía mayor de Caracas a un señor que fue gobernador de Caracas cuando sucedió el tristemente recordado caracaso evento en el cual, el pueblo fue reprimido con extremo salvajismo, donde hubo muchos asesinatos a manos del ejercito y las fuerzas policiales comandadas -estas últimas-, por el hoy flamante y sórdido Alcalde mayor de Caracas.

Y, esta escogencia que ha hecho el pueblo de Caracas no obedece solo al hecho de que la gente olvida fácilmente las maldades que la oligarquía y los mantuanos han perpetrado, no, esto obedece a que la gente cree muy dentro de su mente que la nefasta oligarquía tiene certeza en las razones que invoca para convencerlo  de sus planteamientos pitiyanquis, es como si la verdad fuera una característica inherente al blanco. 

Citamos solo este caso de la alcaldía mayor, aún cuando sabemos que hay otros casos que demuestran fehacientemente la presencia activa de la semilla maligna sembrada.

Hay muchos venezolanos p.ej. que todavía son manipulados por sus patronos contra el

gobierno revolucionario, y estos venezolanos por temor a perder sus puestos de trabajo

Asumen la posición política del patrono, como suya, y hasta la defienden. 

Esta evidente falta de fe, en la posibilidad del logro de las metas de la revolución, como son: el socialismo, la igualdad, el progreso compartido entre todos los Venezolanos; prácticamente es producto de esa costumbre ancestral que se le ha inculcado al pueblo pobre, de que la oligarquía es la entidad humana –por no decir clase social- capaz, de ostentar el poder, el control de vidas, inclusive  de producirle al pueblo un puesto de trabajo que le permitirá cubrir sus mínimas necesidades que es a lo único que el estatus le permite al pueblo, tales como comida, mínima ropa , servicios escasos y malos, mientras que el oligarca se asegura lo que en realidad necesita: una mano de obra barata y muy segura, y la presencia en la sociedad una buena cantidad de pobres los cuales le son muy necesarios para justificar su presencia en el concierto social.

.

Dirá el lector que esto que describo fue una situación que ya fue superada y que sucedió hace mucho tiempo. No, pues no, tal vez como yo lo describo parece muy lejano, pero si revisamos en la actualidad; esta situación referida existe, pero disfrazada. 

Cuando UD. va a un barrio de cualquier importante ciudad del país se dará cuenta que esos barrios son las modernas barracas de esclavos, la diferencia que existe ahora es que al esclavo se le dan algunas monedas para que se procure su manutención  y hasta ahí el eufemismo, lo demás sigue igual. Alguien dirá que no todos los habitantes de los barrios, están  alienados, bien eso es cierto, pero la cuestión es, que nadie, absolutamente nadie debe regresar a ese estado de esclavitud mental del pasado reciente, porque el pueblo debe ser totalmente socialista, no debe haber parcialidades con doctrinas diferentes al socialismo o medio socialistas o ni-ni, Todo el pueblo debe ser socialista porque cualquier elemento infeccioso del capitalismo nos regresara a la esclavitud. 

Precisamente esta situación es la que pretende resolver la revolución por medio del socialismo. No quiero decir con esto que  hemos fracasado en el gobierno, por el contrario hemos hecho grandes progresos, pero necesitamos hacer un gran esfuerzo de adoctrinamiento debemos crear mayores y mejores programas de comunicación, con el pueblo para producir una más rápida  y eficiente desintoxicación del pueblo. 

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE ¡VENCEREMOS!

                           ¡VENCEREMOS!

  UH… AH…  ¡CHAVEZ NO SE VA!               william castillo p.

                                                                        wcctecnica@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1927 veces.



William Castillo


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a69281.htmlCd0NV CAC = Y co = US