Clase Media

Así como el orden social basado en la esclavitud dio lugar al orden social basado en la distribución feudal de la tierra, este a su vez, dio lugar al sistema basado en la economía y propiedad privada del capital, de esta manera la clase media reivindico los derechos a la propiedad privada derivándolos del esfuerzo y del mérito personal.

Para la clase media, la satisfacción social es algo más que la mera afirmación del hecho de que la sociedades divididas en clases han estado siempre en conflicto, grupos sociales hostiles, rivalizantes por la supremacía económica y política. Es esencialmente histórica la lucha de clases, representa un intento de explicar el desarrollo de la sociedad humana en función de la lucha que debe enfrentar la clase baja o pobre cuando trata de crear las condiciones para su existencia.

Si bien la tierra y todas las criaturas de la naturaleza son comunes a todos lo hombres, cada uno de ellos, ejercen una propiedad sobre su propia persona, y a esta nadie tiene ningún derecho si no ella misma. La labor de su cuerpo y de sus manos para el trabajo le pertenece; dice Locke.

Cualquier cosa que extraiga del estado que la naturaleza ha dotado mezcla en ello su labor dándole algo que le pertenece y convirtiéndolo por lo tanto en su propiedad. Dado que procede del estado común que la naturaleza le confirió, posee gracias a dicha labor algo anexo a la misma que excluye el derecho común de los demás hombres. Siendo este trabajo de indiscutible propiedad del trabajador ningún hombre puede tener derecho a lo que a él va unido. Y que la clase medio circunscribió tanto a Dios, como a los imperios, dentro de los límites constitucionales. Igualmente estimulo la centralización burocrática y engendró el consumismo como cultura económica. La propiedad decían era la nodriza de la virtud, sin beneficios no existía incentivo alguno. Basa la filosofía y la ética en el empirismo y erige la conciencia individual en la autoridad, hace de la moral un asunto puramente personal; en religión hizo hincapié en la salvación personal y acentuó la distinción entre lo sagrado y lo profano. En realidad aisló e hizo abstracción de cada aspecto de la vida humana prescindiendo de los demás; conformándose a la ventajosa y minuciosa división de las clases sociales y del trabajo, así como la profesión que lleva consigo.

A lo largo de su desarrollo, la clase media renuncio a las virtudes del ahorro, la sobriedad y la moderación que había caracterizado sus comienzos. Con el tiempo comenzó a manifestar síntomas que distinguen a las sociedades anárquicas, capitalistas, que presentan grandes diferencias entre la riqueza y el tiempo libre de esas clases sociales. El consumismo y la holgazanería conspicua señalan su conducta los cánones pecuniarios del gusto se convirtieron en críticos para juzgar los productos culturales de la sociedad.

De esa manera elaboró un sistema de creencias defensivas para justificarse así misma. Se idearon así ciertos métodos de separación para mantener a la clase baja en su lugar, se les enseñaba hacer dóciles, sencillos, obedientes, humildes y trabajadores, con la ayuda de todas las instituciones: la iglesia, la educación, el estado y la familia estaban y están concebidas para generar las actitudes de sumisión que terminaron desintegrando la cultura. El statu quo es sacrosanto, la ciencia también provoca actitudes necesarias para el mantenimiento del statu quo; de este modo, hace que la biología, la antropología y la historia afirmen que “lo que vale para la raza superior en relación con la inferior, vale también para los individuos en cada comunidad. Las clase media y alta proceden de antecesores dotados de mejores condiciones físicas, morales e intelectuales que las bajas”.

Con la ayuda de la iglesia, la clase media afirma que la pobreza es un castigo del cielo, que es el molde necesario para templar el carácter, o bien, la espuela que azuza hacia el progreso, y que es parte de la pureza del individuo, se preguntan, si la pobreza, ¿no es necesario acaso para el incremento de la moralidad?, o a caso, esa clase “nos dice que los ricos se corrompen en cuerpo y alma”.

Como resultado y causa, a la vez, de la división social, las diferencias en el habla, el acento, el vestido, la educación, la conducta aparente en los modales y el trato, se vuelven profundamente marcadas y sutilmente utilizadas para pretender determinar los valores de la clase media, con mayor acierto que el que hubiera podido tener nunca un trato sociológico o político.

“El primer hombre que, habiendo cercado un pedazo de tierra pensó esto es mió, y encontró gente lo bastante simple mentalmente para creerle, fue el verdadero fundador de las clases sociales”. “El rico en su castillo, el pobre en su rancho. Dios los puso alto o bajo y ordeno su condición”. Así surgió que cada clase tiene obligaciones y derechos perfectamente delimitados, sin embargo, los estratos superiores que constituyen de hecho la clase dominante, poseen prerrogativas especiales y privilegios políticos y financieros.

Según la iglesia, leal defensora del sistema de clases, aún hoy en día, cuya religión manipula a las masas, diciéndoles, todo esta bien, no pasa nada, es voluntad de Dios que los pueblos sigan oprimidos y dormidos, que es pecado revelarse para ser libres y dignos.

Las historias que poseemos de la humanidad, solo son, por lo general, historias de las clases más altas. Las historia del hombre común o la historia de los pueblos no ha sido escrita todavía, despreciando el papel de los conflictos de clases en la configuración, forma y contenido de nuestras culturas. Marx decía: el hilo de la lucha de clases corre a todo lo largo de la historia humana, desde la introducción de la propiedad privada y el subsiguiente choque de intereses entre las clases bajas y altas.

Cualquiera sea la posibilidad de aplicar esta formula a la historia en general. No puede discutirse en cambio el preciso papel desempeñado por los imperios, y por el norteamericano en particular, sin ninguna duda, en mantener la división social como una característica para todos lo países, de todas las sociedades conocidas, pasadas y presentes. La existencia e importancia de las clases sociales en los Estados Unidos, es un hecho controvertible de posición, rango y prestigio, que se hayan entretejidas con los intereses políticos de la estructura militar que caracteriza a ese país, para mantener las guerras y las invasiones que garantizan su existencia. La fuerza es la única causa capaz de lograr que los países sedan en sus pretensiones autónomas de desarrollo. Esta fuerza puede ser un agresor interno o externo. En el caso de este articulo, es una fusión de la clase media alta con el imperio para transformarse en el vehiculo, con el cual explotan a la clase pobre; negándoles la libertad personal, permitiendo un régimen de servidumbre. Estas distinciones sociales se mantienen y se acentuaron con el modelo neoliberal.

¿De dónde saco tu padre su fortuna?

De mi abuelo.

¿Y de dónde la saco tu abuelo?

De mi bisabuelo.

¿Y de dónde la saco tu bisabuelo?

La robó

Hasta 1999, muchos conocimientos nuevos, despertaban poco interés en el hombre de la clase baja. A este no le intrigaba ni le impresionaba, los derivados del petróleo por ejemplo. Después la educación masiva permitió que este estrato social sepa leer y escribir, permitiendo que adquieran conocimientos para integrasen a una nueva realidad, y que esta ya no se de el lujo de ignorarlos. Hoy esos nuevos conocimientos influyen directamente en sus problemas inmediatos; en su trabajo, su vida familiar, su política con respecto al proceso y en su vida sexual.

Elocuente ejemplo de ello es el dilema con el que se enfrentan actualmente los padres, como consecuencia de los radicales cambios en la imagen del niño, en la sociedad y en las teorías sobre educación y crianza familiar.

Al terminar el pasado siglo, todavía, las madres por la dominante publicidad cultural norteamericana de “hechos científicos” sobre la herencia genética criaban a sus hijos de acuerdo con las difundidas opiniones de esa cultura estadounidense, vulgarizadas y transmitidas de boca en boca, estas ideas se reflejaban en las familias latinas y en las clases sociales de que: el niño malo es fruto de la mala raza, de que el crimen es hereditario o de la creencia de que el medio ambiente forma la personalidad, de que los primeros años son los más importantes, esto creo una nueva imagen del niño. Las madres se hacia eco de esta intromisión cultural, madres que jamás habían oído hablar de Darwin, Martín Luther King, Mandela, Lumumba, Ho Chi Min, Sandino, pretendían criarlos con esa semejanza. Negándose a cogerlos cuando lloraban, quitándoles el seno para evitar una dependencia, negándose a alimentarlos si estos así lo pedían. De pronto las madres oyeron hablar de los derechos del niño y de la necesidad de gratificación oral, impulsada, por la misma publicidad, médicos pediatras o sicólogos graduados en los Estados Unidos, que ayudaron a definir la cultura de clases, y que termino por influir en la división de la sociedad, por ende en el sistema socioeconómico y sociopolítico de nuestros países, el neoliberalismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4864 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: