La demencia sin retorno

El ocaso de una oposición sin rumbo

A continuación algunos de los hechos más evidentes de que ciertos sectores de la oposición, que esperamos no sean todos, empezaron hace ya un tiempo una marcha sin retorno a la trágica insensatez de no comprender el momento histórico social, geopolítico y cultural de Venezuela, América Latina y el mundo.

1. Oponerse a una inédita reforma de la Constitución que por primera vez en el mundo, entre otros muchos ejemplos:

- Otorga rango constitucional al poder popular desde sus células geopolíticas auténticas: las comunidades.

- Oxigena y redimensiona la organización territorial del país para el mejor aprovechamiento de sus recursos, para la defensa territorial y para la gestión integral

- Reduce la jornada laboral para beneficio físico, mental y espiritual de los trabajadores

- Abre el abanico de diferentes tipos de propiedad para la democratización de los bienes de producción.

- Otorga beneficios laborales a los creadores culturales

- Crea el sistema nacional de ciudades con Caracas a la cabeza para la reordenación de las grandes urbes venezolanas.

- Otorga la condición de ciudadanos a todo habitante del país por más pequeña y recóndita sea la población donde vive.

- Permite iniciar un camino de auténtica democratización de las universidades, renovando sus cuadros estudiantiles, profesorales y obreros.

2. Rechazar obstinadamente todo lo que diga o proponga El Presidente Chávez, sin sentarse siquiera a pensar en un argumento más o menos lógico

3. Alimentar un supuesto movimiento estudiantil que, sin descalificar a algunos muchachos que están siendo engañados y utilizados como carne de cañón, de lejos se le ven las costuras del espaldarazo de los sectores más irracionales y vendepatria de la oposición. Es interesante ver las caras de turistas de muchas de las personas que han marchado al centro de Caracas, adecuadamente “estimuladas” para soportar el hedor que les da salir de sus reductos mayameros del este de Caracas.

Este es uno de los últimos cartuchos que les queda a los golpistas y a los muertos insepultos de la cuarta república.

4. Confiar ciegamente en la empresa de televisión devenida en partido político: Globovisión, la cual sigue acumulando razones para no seguir mancillando una frecuencia radioeléctrica que es patrimonio de todos los venezolanos.

5. Cantar de antemano fraude al resultado del referendo aprobatorio de la Reforma Constitucional, hecho evidente de un pueblo que desde hace mucho tiempo decidió ser libre y encabezar junto a su máximo líder un proceso de dignificación del ser humano en su relación con la vida en la Tierra, ejemplo para la Humanidad entera.

wocp2002 yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1906 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a44175.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO