Igualdad entendida por unos y por otros

En Primer lugar me voy a referir a El Comandante Chávez que en sus discursos siempre utilizaba "El Término Igualdad", cuyo palabra no les gustaba a la Oligarquía Criolla, es más que le va a gustar -decía- el Comandante, siempre ajustado sus comentarios a los Cánones constitucionales de nuestra Constitución. Sin embargo, él lo explicaba en una forma muy pedagógica, y decía "que La igualdad es la correspondencia o el equilibrio entre los elementos que forman un todo, ya sea en su naturaleza, forma, calidad o cantidad. Igualdad es el término usado para definir cosas o elementos que son iguales y que comparten dicha igualdad". Pues bien esta palabra viene del latín aequalitas que significa equilibrado, justo, equitativo.

Ahora lo más importante que es "La igualdad" entre los seres humanos, es la que nos dice que obedece a un trato equitativo y proporcional en una situación similar. Y, por tanto, se refiere también a la inexistencia de privilegios. Sin embargo, dentro de la igualdad también existe la diferencia dado que cada ser humano tiene necesidades o características específicas. Por tanto, existen criterios objetivos para el trato igualitario de los individuos en aquellos aspectos en los que sean iguales y trato desigual en los aspectos en que sean desiguales sin fomentar la discriminación sino una equivalencia y conformidad. Las diferencias no se refieren a cuestiones de poder, riqueza o fuerza, y no son motivos para restringirle sus derechos a un ser humano o dañarlo. Por ejemplo, hay lugares específicos destinados para personas minusválidas, como asientos en el transporte público y lugares de estacionamiento. Este es un trato diferenciado que busca proporcionar condiciones equitativas y justas, por lo tanto es un ejemplo de igualdad.

Ahora bien en el Plano Social, históricamente el siglo XVIII comienza un movimiento llamado la Ilustración o el Siglo de las Luces, durante el cual surgieron ideas de igualdad social y política que lograron extenderse a diversos países de Europa. En 1789, a raíz de la Revolución Francesa, se fortalece y se lleva a la práctica el principio de igualdad bajo el lema: "Libertad, Igualdad y Fraternidad". La igualdad fue uno de los principales motivos de las revoluciones en otros países de Europa y de América que siguieron el ejemplo del pueblo francés cansado de la monarquía opresora. Y fue a partir de la Revolución Francesa que las constituciones políticas de diversos países del mundo —incluso actualmente— reconocen el derecho a la igualdad, consagrado en nuestra Carta Magna.

También hay Tipos de igualdad, dada su amplitud e importancia, la igualdad es un término que se aplica a distintos campos, saberes, situaciones, fenómenos, etc. Por ejemplo, se habla de igualdad de oportunidades, de igualdad matemática, de igualdad jurídica, de igualdad racial, igualdad sexual y de género, entre otras. Algunos de estos tipos se verán a continuación.

Es importante tener en cuenta que la igualdad y su aplicación dependen también de las características culturales específicas de cada sociedad en el mundo, porque, por ejemplo, lo que en México o algún otro país de occidente pueda aplicarse como un derecho de igualdad en algún país de Asia no existirá. Esto me dice que la igualdad social se refiere a la realización real y activa de los derechos políticos, civiles, económicos, etc. que tienen todos los individuos dentro de una sociedad para lograr una unidad de justicia colectiva. Depende de cada nación la manera en que se lleva a la práctica esta igualdad social. De cierta manera, a los demás tipos de igualdad porque contribuye en todos los ámbitos de la vida humana y de la sociedad a la que cada persona pertenezca. La igualdad social está relacionada con la igualdad jurídica porque son las leyes establecidas en las constituciones las que permiten que se lleve a la práctica el respeto a los diversos derechos de los ciudadanos.

También está la Igualdad jurídica que explica que ante la ley, el derecho de igualdad es un principio que reconoce que los ciudadanos comparten las mismas características sin distinción alguna; son vistos en igualdad de circunstancias con sus debidos derechos y obligaciones. En materia legal, todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos. Sin embargo, igualdad ante la ley implica el acceso a la justicia por parte de todos los individuos. Así como también la no discriminación por origen étnico, género, preferencia y orientación sexual, entre muchas situaciones más. De tal manera que el derecho a la igualdad es, pues, un principio que permite el cumplimiento del deber, el orden y el bien común de todos los individuos dentro de una sociedad.

Dentro Igualdad de servicios públicos está este tipo que se refiere al derecho al libre acceso a la educación de calidad y sin imposiciones ideológicas o religiosas. De igual manera, la igualdad de servicios es que todos los individuos deben tener acceso a los sistemas o instituciones de salud, a disponer de una vivienda digna y alimentación sustancial.

Otro tipo de Igualdad es la racial, que es importante estudiar, la cual nos dice que el tipo de igualdad enfatiza la importancia de la no discriminación, la no distinción y la no exclusión hacia las personas de nacionalidad, raza o etnia, distinta a la nuestra. Digamos que se refiere a una condición igualitaria que asegura la dignidad humana de cualquier persona en defensa de su lengua, su cultura, sus tradiciones. Ninguna persona debe vivir en condiciones desfavorables o inhumanas solo por pertenecer a otra región, etnia, o país. Por ejemplo, la discriminación racial ocurre cuando se rompe este principio de igualdad y una persona es segregada debido a su origen étnico o racial. En el mundo existe una gran confluencia de razas que habitan en un mismo lugar geográfico. Es común que a ciertas razas se les dé una connotación negativa o peyorativa y que esto pueda llegar incluso a provocar condiciones de violencia. La igualdad busca erradicar estas conductas y generar una convivencia equitativa, sin distinciones.

En el ámbito laboral está la Igualdad de oportunidades; Este tipo de igualdad se relaciona con lo que es considerado como justicia. La igualdad de oportunidades se refiere al derecho político y jurídico que deben tener los ciudadanos para tener equitativamente condiciones que les permitan alcanzar el bienestar personal que desean y merecen. Todas las personas deben tener las mismas oportunidades de acceder a la educación o de desarrollarse en un campo laboral y académico de su preferencia de acuerdo a sus habilidades y conocimientos.

En la dinámica social está la Igualdad de género, la que explica que la equidad de género se refiere al derecho que tienen mujeres y hombres de recibir un trato igualitario, digno y benéfico, sin distinción por su sexo. Es importante que ambos géneros gocen de las mismas condiciones para que puedan ejercer sus derechos en materia legal, económica, cultural y social. Cabe mencionar que dentro de la equidad se contempla la diferencia en cuanto a las características entre hombre y mujeres, sus necesidades y contextos. De tal manera que la igualdad de género se vincula con la manera en que la igualdad es estudiada desde la psicología. La igualdad en psicología observa cómo persisten y se refuerzan valores sexistas, machistas y discriminatorios debido a los conceptos de fuerza, sometimiento, imposición y rivalidad.

Ahora se explica que Igualdad política, es la que se refiere a las cuestiones del gobierno de un país, de la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos en igualdad de condiciones. Este tipo de igualdad abarca tanto a los ciudadanos que ejercen el poder público o desean ejercerlo como a la intervención de los demás ciudadanos en la vida pública, con su voto, opinión o participación. Es decir que en la igualdad política es central el principio de democracia. La democracia es la forma de gobierno en la que la soberanía recae en el pueblo: todos los ciudadanos tienen igualdad de derechos y son quienes eligen a sus propios representantes políticos. Sin importar sus condiciones, cada ciudadano puede tener la misma posibilidad de elegir a quienes ejercerán el poder y a su vez de ser elegido. En un país democrático, que busca la igualdad política, es muy importante el derecho a la participación en la elección de representantes por medio de la votación. Cada voto es único y equitativo; todos los votos tienen el mismo peso e importancia.

Por último sería incongruente dejar de lado la Igualdad en el catolicismo, la cual nos dice que en la religión católica, el origen de la igualdad es la dignidad personal. Los seres humanos poseen la misma naturaleza, que se asemeja a Dios, y tienen la misma dignidad; en ese sentido todas las personas son iguales. Sin embargo, la diferencia entre los individuos radica en los talentos, las capacidades y aptitudes morales o intelectuales que cada uno pueda poseer en particular, claro está, éste mensaje va dirigido a la "oposición apátrida venezolana" a ver si endereza su camino.

Marco Antonio Pedraza



Esta nota ha sido leída aproximadamente 380 veces.



Marco Pedraza


Visite el perfil de Marco Pedraza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Pedraza

Marco Pedraza

Más artículos de este autor