Rumbo a Carabobo

La campaña de Bermúdez

Desde Angosturas se le da instrucciones al General José Francisco Bermúdez para que cuando comience la campaña realice los ataques contra Caracas. En diciembre de 1820 el oriental junto a su Secretario Francisco Mejías y un asistente llega a ese bastión republicano a recibir ordenes para cuando comiencen de nuevo las hostilidades.

El General Carlos Soublette que era el Vicepresidente de Venezuela y fue el que le dio esa ordenes siguiendo las directrices de Simón Bolívar.
El militar oriental con su personalidad aguerrida, cuando le ordenaran que tenía que estar el 15 de mayo del año entrante entrando a Caracas; dio una respuesta muy típica de él: “Juro por mi Patria que el mismo quince estoy en la capital o no existo”.

Para los primeros días del año 1821 ya de regreso en Barcelona prepara las operaciones militares para el momento que le ordenen atacar Caracas. Marcha al llano para darle ordenes para la próxima campaña, cuando se reanude, a los Generales Zaraza y Monagas, en Calabozo y Orituco y al general Arismendi por las costas de Curiepe.

El 28 de abril marcha Bermúdez de Barcelona con un aproximado de 1.200 soldados, dejando al Coronel Agustín Armario hostilizando a la plaza de Cumaná con 600 combatientes.
Los españoles creen que los patriotas los atacarían por la espalda y se produce un combate de corta duración, donde los patriotas derrotan a los españoles que se refugian en el pueblo de El Guapo, en donde los desaloja el militar oriental.

El Hostarich se retira ordenadamente sobre la capital y defienden el terreno hasta que se detienen en Chuspita donde los vuelven a derrotar.
Correa envía desde Caracas al Batallón de Blancos de Valencia para ayudar a las fuerzas que se retiraban. Esperan a los patriotas en El Rodeo, son derrotados y es herido el Coronel José Maria Monagas, pero logrando escapar.

La iniciativa para la acción la tomó el enemigo al atacar con 900 hombres, mientras la otra columna buscaba el flanco patriota. El enfrentamiento duro tres horas, en donde los españoles realizaron infructuosa cargas, pero al final se tuvieron que retirar.

Cuando llegan a Caracas las noticias producen confusión y alarma en los simpatizantes del Rey de España. El 13 de mayo llega la noticia que Bermúdez habían llegado a Petare.
En la Capital no existen tropas para oponerse a los republicanos y el enemigo está a tres leguas de la ciudad.

El día 14 de Mayo Bermúdez ocupa la capital, lo realizaba un día antes del señalado en las instrucciones de Bolívar a Soublette, ese mismo día el oriental se dirige a La Guaira y al otro día en la capital se ocupa de reorganizar al Ejército y la Administración y tres días después continua en la persecución contra Correa que se había retirado hasta Valencia con una numerosa cantidad de inmigrantes simpatizantes de los españoles.

Correa es alcanzado en El Consejo y se produce un enfrentamiento en donde es derrotado por haber conducido la defensa con temor y poca habilidad. Eso produce que los patriotas lo destrocen y le tomen varios prisioneros.

Con lo que le queda de tropas el Brigadier Correa se situó en El Consejo y para el 20 el Gral. Bermudez los atacó y en un combate que dura una hora, los españoles tienen que retirarse por la presión de los patriotas, que les producen 11 bajas, pierde 100 fusiles, 12 cajas de guerra y muchos efectos militares como la bandera del Batallón Hostlrich.

Entre los apresados se encuentra Tomás Cires, Coronel de las Milicias de los Blancos de Caracas, Francisco Yllas, Joaquin Gáscue y otros.

El 18 de ese mes Bermúdez emprende una campaña en contra de los Valles de Aragua, La Torre suspende su ofensiva y desde Araure contramarcho hacia San Carlos, Morales en Calabozo suspendió la ofensiva que realizaba como parte del plan del Comandante del Ejército español.

Es muy claro que la acción del oriental en el centro trata de un plan cuidadosamente estudiado por Bolívar y sus Generales para el total éxito de la campaña.

El Libertador del Libertador; como un día lo apodo Bolívar; en El Consejo establece Cuartel General y el 22 tiene la información de que Morales se acerca con una gruesa columna de tropas y al otro día se sitúa delante de las posiciones republicanas y el 24 a las diez de la mañana comienza en ataque con tres compañías del 3ro del Rey, por la derecha , el 2do del Burgos y un escuadrón de carabineros por la izquierda.

Todo el día Bermúdez pelea contra fuerzas superiores y ya en la noche cuando ha gastado todas sus municiones se repliega a Antímano, en donde se reúne con Soublette, quien dispone la retirada a Guatire, situándose a la altura de El Rodeo.

Los españoles no se atreven a atacar las posiciones enemigas, Morales decide regresar a Caracas y desde allí continua para Valencia con parte de la tropa que había conducido desde Calabozo.

Deja encargado al Brigadier Pereira para enfrentarse con el caudillo oriental. Arismendi se incorpora a Bermúdez el día 30, con 400 soldados, también se une a las fuerzas patriotas a Curiepe el Cnel. Francisco Avendaño con 300 aguerridos combatientes y el Comandante Felipe Mazero que venía desde los Valles del Tuy con 500 hombres.

Con estos refuerzos podía Bermúdez por largo tiempo realizar su misión de diversión. Pereira continua amenazando las posiciones patriotas y envía al Cnel. Ramón Avoy para amenazar las posiciones de El Rodeo por los Valles del Tuy, se enfrenta contra los realistas el Cnel. Mazero.

En el combate es herido Avoy , siendo sustituido por Tcnel. Lucas Gonzalez quien es reforzado a los pocos días por 500 hombres que le envía Pereira. Los españoles se aprestaban por atacar por el flanco izquierdo las posiciones de El Rodeo y Pereira por el frente. Al enterarse el oriental de lo que prepara el enemigo se retira a Capaya.

Pereira sabía el próximo combate que se avecinaba, que sería decisivo, por esto propuso a Bermúdez que suspendieran los enfrentamientos hasta saber el resultado de este, pero el oriental se negó.

Bermúdez no acató las ordenes de Simón de no comprometerse en un combate contra los españoles cuando fuesen muy numerosa, pero el día antes de la batalla de Carabobo, no pudo contenerse y sin estudiar las posiciones enemigas decide atacarlas de frente.

No le vale al patriota las valientes acometidas de sus tropas, siendo rechazadas y terminan sufriendo tremenda derrota.
Bermúdez escapa milagrosamente de la muerte, recibe tres tiro; en su sable, en su sombrero y en su pantalón.

Al final las tropas patriotas se desaniman y sueltan las armas, el caudillo oriental mata a dos de ellos que tratan de huir, pero no logra contenerlos y debe escapar.
Cuando huye cerca de Guatire conoce el triunfo de su gente en Carabobo. La diversión de Bermúdez impide a La Torre atacar a Bolívar en los llanos con su ejército concentrado, permitiendo la reunión de los patriotas en San Carlos, además de ahorrarle a la División de Urdaneta 15 jornadas de marcha.

Aleja de Apure a Morales debilitándolo y contiene un numero importante de tropas enemigas en la Provincia de Caracas, cumpliendo con la misión que se la había encomendado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 583 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: