El jugoso negocio de la "diáspora venezolana"

En los últimos meses se ha venido insistiendo en la mediática internacional sobre la llamada "Diáspora venezolana"; veamos el significado de diáspora según la RAE:

Del gr. διασπορά diasporá 'dispersión'.

1. f. Dispersión de los judíos exiliados de su país 2. f. Dispersión de grupos humanos que abandonan su lugar de origen.

Sin ahondar mucho en la llamada Diáspora venezolana porque los lectores ya estar hartos de leer y escuchar al respecto, nos ocupa lo que está detrás de la gran propaganda de carácter mundial, analicemos someramente la diáspora transnacional desde la perspectiva dialéctica. En nuestro país hubo una emigración importante desde Europa desde los años 1874 hasta 1930 de unos 26.000 europeos y posterior a 1950 de más de un millón de personas huyendo de la guerra y sus consecuencias, fue entonces una migración forzada, que contribuyó en su momento sobre todo al auge en materia de la infraestructura necesaria para el país. Hoy son más de 13 millones de ciudadanos venezolanos con ascendencia europea, sobre todo españoles, portugueses e italianos.

En la actualidad, las noticias dan cuenta de una gran cantidad de seres humanos que han muerto en las aguas del Mediterráneo, noticias como éstas son lamentablemente del día a día: "Al menos 900 mil migrantes provenientes de África, Túnez, Malí y otros países murieron en 2016 y 660 han perdido la vida al cruzar el mar Mediterráneo para ingresar a países europeos como Italia, Reino Unido huyendo de la crisis económica y conflictos armados y sociales que afectan a sus países de origen" (TeleSur 05/06/2018). Este drama humano se repite, con pérdidas humanas a diario en pleno siglo XXI, sin que los organismos internacionales vayan más allá de la mera declaración sin que se tomen medidas para evitar esta situación que verdaderamente ralla en crimen de Lesa humanidad, entre la omisión de unos gobiernos y la acción de desprecio a la vida de otros gobiernos europeos.

Hemos hablado de la EMIGRACIÓN FORZADA consecuencia de la guerra y la hambruna de sus países de origen, son olvidar los más de seis millones de desplazados colombianos que habitan en nuestro país, a los cuales se le garantizan absolutamente todos sus derechos; los 58,9 millones de latinoamericanos que se encuentran en Estados Unidos en su mayoría mexicanos y de Centroamérica que han huido de la violencia institucional y del narcotráfico en el caso de los primeros y de las "maras" pandillas criminales extendidas por toda Centroamérica, (emigración forzada) quienes se han constituido en mano de obra efectiva y barata para la industria y en oficios como cocinero, latonero, peluquero, plomero, zapatero, pintor, entre otros y los quehaceres como aseadores, cuidadores de niños y ancianos, vigilantes, con lo cual la "diáspora" latinoamericana ha contribuido al fortalecimiento de Estados Unidos como estado-nación.

Visto algunos ejemplos, pasemos a la "DIÁSPORA VENEZOLANA". Nuestro país a través del tiempo histórico no ha tenido tradición de emigración. En los últimos tres años (2015-2018) producto de la crisis que nos agobia, además inducida por la derecha apátrida nativa y por el gobierno de Estados Unidos, que ha venido haciendo toda una política de agresión en distintos niveles para frenar el avance del gobierno revolucionario que no ha cedido a sus pretensiones de entregarle nuestras riquezas patrias, ha incidido con el asedio permanente al país y el ataque perverso a nuestra economía, motivo por el cual, sobre todo nuestros jóvenes, busquen salir del país para mejorar las condiciones económicas de su familia que quedan aquí, ese es el aspecto principal de la emigración de nuestros nacionales, estamos en presencia de UNA EMIGRACIÓN VOLUNTARIA, atreviéndome a asegurar que más del 90% de los migrantes apuestan a su regreso una vez se supere la crisis económico-financiera actual.

Ahora hablemos de cifras de la "diáspora venezolana". La Organización de Naciones Unidas (ONU), indica que desde el 2015 han salido de Venezuela un millón seiscientos mil (1.600.000) personas, pero lo más asombroso y que no es resaltado por los noticieros es que el 70% de ellos tienen formación académica universitaria, es decir son profesionales calificados que no generarán problemas sino que más bien contribuirán con sus conocimientos en beneficio de los países receptores.

Es que la República Bolivariana de Venezuela desde el año 1999 con Hugo Chávez como presidente constitucional, se ha dedicado a mejorar en demasía, sobre todo la parte social a su población en materia de salud, deporte, infancia, vejez, trabajo y educación. Es innegable esta afirmación aunque la canalla se empeñe en ocultarlo y es por ello que el pueblo venezolano en su gran mayoría permanece apoyando al proceso revolucionario, aun con los errores que se han cometido sobre todo en el área económica y con los corruptos que nunca faltan, pero hay conciencia colectiva que si la derecha llegase al gobierno despojaría de inmediato a las mayorías de los beneficios sociales que en esta etapa el gobierno ha brindado a la población, lo cual ha permitido paliar vicisitudes ante el golpe rastrero dado por la derecha apátrida y el gobierno estadounidense a la economía venezolana.

El gobierno venezolano ha impulsado en este mes (septiembre 2018) el plan Vuelta a la Patria, en la cual ya una cantidad apreciable de compatriotas en el exterior han solicitado su repatriación y ya varios cientos han llegado al país, sobre todo provenientes de la República del Perú y Brasil. Y esto ¿por qué se da? Simplemente porque nuestra gente no está acostumbrada a migrar y a ser maltratados por nacionales de otros países, porque no se han ido huyendo de la violencia, represión o persecución, sino que todo ha sido por la situación económica inducida desde el exterior contra nuestro hermoso terruño. Toman como bandera la frontera viva colombiana, cuando nuestros nacionales se dirigen en la mañana a cruzar la frontera, pero no mencionan el regreso en horas de la tarde de esa misma cantidad de venezolanos que ingresan a Venezuela.

Es la mediática canalla transnacional que miente, miente y sigue mintiendo en su búsqueda perversa por intentar una intervención militar en Venezuela, disfrazada de "humanitaria" para tomar el poder político y hacerse de nuestras riquezas, incluyendo los acuíferos, además del petróleo, el hierro, bauxita, oro, diamante, carbón, manganeso, níquel, caolín, titanio, coltan (oro azul) tan cotizado internacionalmente ya que es estratégico para la industria tecnológica y minerales radiactivos como el uranio y el Torio, éste ultimo de gran demanda por su versatilidad.

Ahora, un punto importante a comentar y trae a colación el título de este artículo, la DIASPORA VENEZOLANA se ha transformado en un LUCRATIVO NEGOCIO, salen voces solicitando "ayuda en dólares" para los venezolanos que emigran en "desbandada". De acuerdo a las cifras de la ONU, tomándolas de buena fe como cifras reales, el 5,2% de la población venezolana ha emigrado desde el año 2015, y en voz de la señora Luisa Ortega Díaz que afirma que "el éxodo venezolano es un problema que afecta al planeta", preguntamos al lector ¿Será que un millón seiscientos mil venezolanos, de los cuales el 70% son profesionales universitarios, pueden constituirse en un problema global? ¿Será que los agentes de la derecha transnacional están totalmente desfasados y rayan en la locura al fracasar en sus intenciones de defenestrar al gobierno revolucionario venezolano? Ah, pero maximizando la Diáspora venezolana se pueden obtener jugosas ganancias en dólares, en el mes de junio 2018 Mike Pence, Vicepresidente de EE.UU. declaró que su país donará (¿a quién?) 10 millones de dólares para los inmigrantes venezolanos; Acnur (ONU) dice que tiene 146 millones de dólares para cubrir varias "diásporas" en el mundo, pero que necesita más recursos porque así lo amerita la migración venezolana. ¡Digan si es o no un buen negocio!!! Además Colombia solicita donativos en dólares a organismos internacionales para "ayudar" a los venezolanos, ¿qué tal?

En todo este escenario no queda otra que quitarle la careta a la derecha transnacional y sus lacayos locales que pretenden lucrarse de una aparente situación de "crisis migratoria venezolana" para hacerse de unos cuantos dolarcillos y eurocillos para paliar su propia crisis financiera y psicológica provocada por la frustración de no haber podido derrocar al gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1375 veces.



Judith Hernández B.

Abogada, ex Defensora del Pueblo del Estado Miranda

 mirandina2@gmail.com

Visite el perfil de Judith Hernández B. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Judith Hernández B.

Judith Hernández B.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269679.htmlCd0NV CAC = Y co = US