Por qué Colombia paga hasta tres veces por un billete nuestro

Podríamos preguntarnos: ¿Qué hace Colombia con nuestros conos monetarios? Convenzámonos de que La Moneda Fiduciaria es la de mayor poder adquisitivo.

Colombia sabe que esos billetes fiduciarios son válidos en cualquier momento y espera hasta que un gobierno más responsable y técnicamente mejor preparado caiga en la cuenta de que los precios derivados de la conversión dolartoday/Bs. F es la moneda mala y que la buena es nuestro Bs.F.

Colombia se queda con los billetes físicos y nos entrega transferencias en moneda bancaria que es la devaluada para usarla sólo mediante Puntos de venta; es la ley de Gresham.

Cuando se emitieron esos conos monetarios, regía una paridad y esta es inmutable frente al dólar. Si la paridad de entonces, fue, por ejemplo = 1.000 Bs. F/$, en consecuencia, por cada Bs. F1.000 tenemos 1 dólar y si este lo tasa dolartoday a razón de Bs. F 2MM/$ cobrables mediante Tarjetas de Débito-moneda mala-, simplemente está especulando y el gobierno debería evitar esa especulación a como dé lugar e instantáneamente.

No se trata de prohibir remesas ni eliminar a DOLARTODAY, sino lograr que el dinero de la conversión- de la transferencia-sea entregado en efectivo al destinatario.

El mejor ejemplo de moda mala lo hemos tenido con las cuentas corrientes y sus cheques. Esa ha sido la función de la cuenta corriente. El cliente deposita dinero en efectivo y avala con prendas inmobiliarias, a cambio el banco sólo le autoriza a emitir cheques o papeles sin valor per se.

La banca privada siempre se ha quedado con el dinero en efectivo-con la moneda buena-que tan generosamente le ha entregado esa pendeja institución llamada Banco Central de Venezuela (BCV) que costea la hechura y transporte de del circulante.

Ahorita la banca privada hace lo mismo que hacía cuando otorgaba un crédito: recibe depósitos en efectivo que le entrega el BCV, y se queda con ese efectivo y lanza a la circulación la moneda mala, o sea, la tarjeta de débito.

Hoy, el BCV, de manera ingenua, negligente o corrupta, entrega dinero en efectivo a la banca privada; esta lo retiene de mil maneras mediante la TD (tarjeta de débito-reemplazo de la chequera) y el cuentahorrista queda sin efectivo; es la ley de Gresham que lo castiga con ese dinero malo porque la banca se reserva la moneda buena.

El consumidor debe hacer valer su moneda nacional y no considerar que está devaluada porque eso carece de sentido.

Definitivamente, los salarios, las pensiones y bonos varias deben ser pagados en efectivo. Y, si a ver vamos, por tradición, todo cuentahorrista tiene derecho a retirar sus ahorros en momento y lugar que los necesite; sólo los ahorros a plazo fijo están restringidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8176 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a264740.htmlCd0NV CAC = Y co = US