¿Responderán a estos retos la Constituyente o el Ejecutivo Nacional?

Propuestas para el desarrollo de esta Venezuela

" Cuando cesen los partidos y lase consolide la union bajaré tranquilo al sepulcro"

( Decía Bolívar en su lecho de muerte)

Enmarcado en la oportunidad que generó la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) electa el 30 de Julio del 2017, la cual se dió un carácter Originario y se tornó "Roja Rojita" en su totalidad y, viendo que este desomunal instrumento está atorado, hago las siguientes reflexiones y propuestas: Partiendo de que esta ANC se convocó no solo para lograr la paz, luego que las protestas políticas lideradas por Freddy Guevara, Julio Borges, Ramos Allup, Richard Blanco y Juan Pablo Guaina por mencionar algunos, durante cuatro meses y dejara un saldo de por lo menos 150 muertos y miles de heridos como la continuación de un método para desestabilizar al gobierno, aplicando el mismo libreto que Leopoldo Lopez esceneficó en el 2014, cuando lideró aquella insurrección que dejó 42 ciudadanos asesinados y otros miles de heridos, sino también que esta constituyente se invocó con el propósito de buscar medidas para evolucionar como país en el marco del plan estratégico y convertir a Venezuela en una potencia. La ANC incluso, tiene la oportunidad y responsabilidad de modificar la Constitución Nacional, que fue impulsada por el presidente Chávez y aprobada de forma legitima por la mayoría de los venezolanos en el referéndum aprobatorio del año 1999.

Hoy a 19 años de esa Constitución de 1999 y a 6 meses de la referidas ANC, es un hecho incuestionable, que desde la constituyente no se han desarrollado las medidas que contribuyan a darle un parao a la terrible situación económica que estamos viviendo, en donde cada día que vamos al supermercado, a los mercados populares, a las tiendas, etc a comprar nuestros alimentos y articulos de aseo personal, salimos sin poder satisfacer las necesidades básicas que como humanos y ciudadanos de nuestro país tenemos. Paulatinamente primero y, ahora vertiginosamente sentimos el deterioro de la capacidad de compra por consecuencia de la hiperinflación que agobia la vida de los venezolanos, azotando a diario sus esperanzas y asaltando así sus bolsillos. Hasta ahora, las leyes deliberadas y aprobadas en la ANC han sido todas propuestas por el Presidente Maduro, olvidando que hay un pueblo, fuera del palacio legislativo del Capitolio.

Entonces, la ANC es el scenario de lo inconcebible: es inconcebible ver el desmán de la corrupción en PDVSA y saber que aun existen muchos corruptos sueltos y que esta constituyente se haya mantenido callada e indolente; es inconcebible vivir esta hiperinflación y que esta constituyente se haya mantenido de espalda a esta realidad; es inconcebible tener un Poder Constituyente y que el presidencialismo la gobierne a su antojo. "Ser jefe para no serlo es el colmo de la miseria", decía Bolívar, cansado de tantos desmanes de sus detractores que siempre lo rodearon.

Los constituyentes, tienen que actuar y discutir con la mente, el corazón y con el alma en cada una de las situaciones que agobian a los venezolanos. De manera inmediata requerimos de soluciones y respuestas. Tiene que previlegiarse el marco de los beneficios comunes e inalienables de todos los venezolanos. La ANC tiene que dictar cátedra y ser ejemplo de que, los deberes y derechos deben compaginarse y entenderse; que los derechos nacen de los deberes y por lo tanto, así como existen derechos para cada venezolano, también tenemos los deberes del trabajo productive; de contribuir al progreso; al respeto ciudadano del otro en sus opiniones y de las leyes; de promover la paz; la convivencia; la actuación en equipo; al desarrollo y al mejoramiento sistemático y continuo de la calidad de vida de los venezolanos; considerando que los factores internos y externos afectan nuestras realidades sin que ello signifique jamás, dejar de lado nuestra libertad absoluta, la democracia y la soberanía de nuestras determinaciones. No podemos olvidar bajo ninguna circunstancia que las fuerzas tanto interna como externa, repercuten significativamente en el desenvolvimiento social, económico, político y estratégico de nuestro país. Por lo tanto, debemos conservar a toda costa la paz de nuestra nación.

Es necesario recordar que esta ANC, a pesar de su mediocre primer semester de balance, representa hoy día en Venezuela el máximo órgano de Poder. Todos los otros poderes, sea cual fuere, incluyendo el Poder Ejecutivo, se encuentra subordinado a esta. Es por ello, que es inaceptable que ocurriendo estos acontecimientos de crisis, miseria y desesperanza y la ANC esté de espalda a esa realidad. Es evidente, que está secuestrada, maniatada, embobada, obligada y esté en terapia intensiva. Ella nació como tabla de salvación, pero desde su parto mismo, languidece.

Para enfocar la situación económica y política que hoy está terminando por rasgar la sociedad venezolana, para ser hacerlo con historia contemporánea, debemos remontarla a los últimos 41 años. Después de la nacionalización de 1976 la economía venezolana pasó a ser más dependiente aún de la producción petrolera. Se debilitó al extreme a los diferentes sectores de la economía, prefiriédose a importar todo lo que necesitamos. Así hemos pasado variadas y difícels coyunturas económicas, políticas, militares y sociales como: La recesión de finales a los años 70; el viernes negro de 1983; los créditos del Fondo Monetario Internacional de los años 80; las medidas neoliberales de Carlos Andrés Perez con la masacre del Caracazo del 27 de Febrero de 1989; la sublevación militar de un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas a mando del comandante Chávez en 1992; el antejuicio de mérito de Carlos Andrés Perez en 1993; el insípido gobierno de transición de Ramon J. Velazquez; La Agenda Venezuela del chiripero de Rafael Caldera II; la privatización de las empresas del estado de los años 90 bajo el manto de la globalización; la apertura petrolera de 1997; la ruptura del pacto de Punto Fijo con la llegada del comandante Chávez, al lomo de las elecciones con mayor participación en Venezuela a favor de Hugo Rafael Chávez Frías ganador de la presidencia en 1999; la creación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos; el golpe de estado del 2002 y el efímero gobierno de Carmona Estanga; la reposición en el gobierno de Hugo Chávez Frías el 13 de abril del 2002; el paro petrolero del 2002; la creación de las Misiones Sociales; la creación de las milicias y la union cívico-militar; las expropiaciones de las empresas agrícolas, de manufactura, de servicios petroleros, edificios, fincas y demás bienes dentro del proceso socialista de monopolizar la tenencia de los bienes a favor del estado; la eliminación de los convenios operativos y la creación de las empresas empresas Mixtas del 2007; el desenmascaramiento de la política de la Orimulsion en el 2007; la división entre 1000 del cono monetario o devaluación disfrazada de la moneda; la recertificación de las reservas petroleras que han convertido a Venezuela en el país con mas reservas en el mundo; por la deportación a otros países, inclusive USA, de mas de 100 narcotraficantes capturados en Venezuela; el proceso de liberación por iniciativa e intervención de Venezuela de los secuestrados por la FARC en Colombia, por una Asamblea Nacional Roja Rojita con mas del 74% de los curules, por el proceso de paz de las FARC en Cuba; la creación de la Faja Petrolífera del Orinoco en 2007; la reforma parcial de la Ley de Hidrocarburos del 2009; la muerte en pleno ejercicio del presidente Hugo Chávez Frías en 2013; la devaluaciones del Bolivar y la creación de tres tipos de cambio; el surgimiento de una pagina Web que domina el tipo de cambio illegal; las guarimbas del 2014; la guerra económica declarada al presidente Nicolas Maduro en 2015; Las guarimbas del 2017; el surgimiento del comercio ilegal fronterizo de alimentos y bienes y su expansión al resto del país denominado "Bachaqueros"; la fuga de papel moneda hacia Colombia, Uruguay, Brasil, Peru y Ecuador, por el comercio ilegal de papel moneda; la creación del Ministerio de Minería y Ecosocialismo, por el cierre y apertura de la frontera Colombiana, por la creación del Arco Minero del Orinoco, por la compra de oro a pequeños mineros ilegales por el BCV pagados en dólares, por la caída de la producción de oro del estado registrada en Venezuela de 4000 toneladas anuales en 2009 a menos de 30 kilos en 2016; la emergencia eléctrica; la eliminación parcial del papel moneda de valor 100 bolívares, por la desaparición de las monedas metálicas; una elección de la Asamblea Nacional en donde un 72% de los curules fue a favor de la oposición; la elección de una Asamblea Nacional Constituyente "roja rojita" con el 100% de los curules; el desmantelamiento parcial de la corrupción en PDVSA; la remoción de la Fiscal General de la República; las sanciones de Donald Trump; el nombramiento de militares en la mayor parte de los organismos del estado como nunca antes después de 1958; la captura de dos ministros y presidentes de PDVSA por corruptos y haber hipotecado nuestro patrimonio en USA (CITGO) sin conocimiento del presidente Nicolas Maduro después de dos años de negociaciones; la solicitud en vivo de destitución hecha por Nicolas Maduro a Rafael Ramirez y la renuncia de este a la representación de Venezuela ante las Naciones Unidas. En fin, hemos pasado por muchas situaciones apremiantes en estos 18 años desde la llegada en 1999 de la revolución.

Después de todo esto, entre algunas de tantas situaciones, ahora estamos pasando por una hiperinflación como nunca antes vista en Venezuela de mas de 100% por mes, sin ser esta aun declarada por el BCV ni ningún organism del gobierno. Acontecimientos sociales, políticos, económicos producidos por la influencia entre otras variables por la economía rentista petrolera. Venezuela aun sumida en el rentismo petrolero debe apoyarse en PDVSA. Por allí pasa, las soluciones inmediatas al problema económico y social del país. Esta es la fuente de mas del 95% de los ingresos en divisas del país. Sin embargo, desde el año 2015 su producción cayo de tres millones de barriles por día a un millón doscientos cincuenta mil barriles por día en la actualidad. Al igual cayo el salario de sus trabajadores de tres mil dólares equivalentes a solo 15 dólares equivalentes por mes, mientras el costo del barril paso de 9 dólares por barril en el año 2000 a mas de 50 dólares en promedio en la actualidad, el indice de renuncias en PDVSA ascendió en Diciembre del 2017 a más de 1000 trabajadores. Las deudas de PDVSA superan los ciento cincuenta mil millones de dólares y las reservas internacionales bajaron de cuarenta y dos mil millones de dólares en 2007 a nueve mil millones de dólares en la actualidad en contraste con un ingreso de mas de dos billones de dólares en los últimos 19 años de revolución con un presupuesto de gasto publico no mayor a 43 dólares a lo largo de este periodo.

El sector petrolero, siendo el único sector que puede sacar a Venezuela de la ruina, tiene grandes retos y deberá desarrollar las condiciones para que Venezuela inicie un proceso de independencia de la actividad petrolera en su economía. Tal que, aunque reciba ingresos petroleros, estos ingresos no representen la mayor proporción de los ingresos del estado y menos aun que el presupuesto del estado se realice sobre la esperanza o probabilidad de un precio de venta del barril de petróleo proyectado, el cual depende de variables externas y no controladas por el gobierno ni la economía venezolana. Por el contrario, PDVSA y todas las empresas en Venezuela destinadas a las actividades de hidrocarburos, deberán mantener los costos mas bajo que otros países petroleros para generar la mayor utilidad possible, bajo cualquier crisis de mercados que se presente, a sabienda que sucede cíclicamente en la economía petrolera. Igualmente, los fondos de esta actividad tendrán que utilizados, fundamentalmente, para la inversión en fuentes de energía alternas y limpias que independice a Venezuela del consumo de su propio petróleo y sus demás hidrocarburos, siendo así que Venezuela exporte todos sus hidrocarburos y con sus ganancias fortalezca la industria nacional de bienes y servicios para poder disponer de una Balanza Comercial equitativa y sana para el devenir económico de la nación.

Al igual, la política petrolera venezolana ha arropado durante todos estos años a los demás sectores de la producción. Ejemplo de ello, es su política de servidumbres y reservas de espacios geográficos destinados a la exploración y explotación de hidrocarburos que prohibe la realización de actividades tan básicas dándose los casos en la agricultura y la ganadería extensiva en dichas áreas, siendo que estas ocupan mas del 40% del territorio nacional. En el sector industrial, PDVSA puede contribuir notoriamente a inclinar la balanza comercial hacia la generación de bienes y servicios hechos en Venezuela sin que aluda a temas de calidad y cantidad para poder cumplir con sus importantes presupuestos de operaciones, mantenimiento e inversions, mediante acuerdos con inversionistas y empresas tecnológicamente adaptadas que satisfagan la demanda en PDVSA y en todas las actividades conexas.

El solo hecho de poner a disposición su demanda a las empresas nacionales se generará el incentivo suficiente para la instalación o modernización en suelo nuestro, de empresas altamente competitivas sin que sea monopolizados los mercados y favoreciendo la exportación a los excedente de la producción de dichas empresas. El presupuesto anual de PDVSA y sus empresas mixtas representan el impulso del motor industrial y obliga a la reactivación a su máxima capacidad de las empresas básicas de Guayana. Todo esto puede ser así, si la política establecida favoreciera el desarrollo de la empresa nacional sin la dependencia de los créditos y fondos en dólares del estado venezolano. Solo la garantía de contar con el mercado de consumo de bienes y servicios de PDVSA genera el incentivo a la industria y si este incentivo es acompañado con medidas jurídicas y económicas que garanticen la fácil convertibilidad de la moneda y el ahorro de estas divisas en la banca publica o privada, bajo el respaldo del Banco Central de Venezuela: con toda seguridad tanto venezolanos como extranjeros invertirían sus capitales en instalaciones industriales en suelo venezolano, sin que el estado este obligado a entregar créditos y adelantos en divisas.

Al igual que la industrialización, para garantizar la transición de un estado importador a un estado autosuficiente en la generación de bienes y servicios, es importante considerar que la industria petrolera a través de INTEVEP ha desarrollado un numero importantes de productos pilotos patentados que representan enormes ahorros a la industria petrolera y que al ponerlos en practica representarían un legado soberano y tecnológico a las nuevas generaciones en Venezuela.

Si la industria aguas arriba de la producción petrolera puede generar grandes cantidades de empleo y enormes ahorros y divisas para la nación, la industria aguas abajo basado en la utilización del gas para la petroquímica y la dotación de combustibles para el sector industrial, podemos decir que el numero de empleos puede incrementarse en mas del 700% en empresas de manufacturas de productos derivados de plásticos, fertilizantes, resinas sintéticas, textiles, materiales especiales, así como productos de alta tecnología para la salud, el sector alimento, el sector de insumos industriales, el sector de autopartes, el sector petrolero etc.

Esta necesidad de llevar a cabo el fortalecimiento industrial sobre la base de la economía petrolera, es uno de los objetivos básicos ya que de esta forma lograremos la transición de una economía netamente petrolera a una economía diversa y equilibrada fortalecida en los mercados internacionales, una estrategia importante para llevarlo a cabo es darle fuerza a las Zonas Económicas Especiales que han quedado fría y cuyas propuestas han fallecido al igual que la constituyente en la barriga de su madre.

Si se desea levantar la producción petrolera, hay algunas cosas que deben hacerse, sin que ello sea un tema de discusión en el seno político y filosófico cubano/venezolano por quienes llevan a cabo el diseño y aplicación de políticas en suelo venezolano. Por el contrario, de no hacerse fracasaran y seguirán fracasando, pues Venezuela, no volverá a ser gobernada desde el extranjero y mucho menos por venezolanos lacayos y mediocres. Ninguno de los dos nos sirven. Las propuestas inmediatas son las siguientes y que deberían nacer un último aliento para que sobreviva la ANC, o de lo contrario, pudiera ser ultimo suspiro.

1 Todo trabajador que labore en el territorio nacional en empresas públicas o privadas o fuera del territorio nacional pero en empresas radicadas en Venezuela tendrá derecho a compartir el 10% de las utilidades netas anuales obtenidas en el año fiscal de dicha empresa. Las empresas tienen el deber de presentar a sus trabajadores el ejercicio contable anual y repartir como mínimo el 10% de sus ganancias anuales a su plantilla de trabajadores. Entendiendo como plantilla la totalidad de los trabajadores, entre ellos ejecutivos, gerentes, supervisores y obreros. Esto no menoscaba los beneficios obtenidos por los trabajadores por convenciones colectivas y acuerdo entre las partes. Para ello las empresas deberán definir el método mas apropiado para designar lo correspondiente a los trabajadores, previo aprobación de las representaqciones de los trabajadores y del Ministerio del Trabajo

2 El Estado deberá disponer del 10% de los ingresos provenientes de todos los hidrocarburos para el desarrollo y la implantación de tecnología ecológicamente amigable al ambiente que generen energía a la colectividad en todo el territorio nacional, favoreciendo aquellos lugares que por sus condiciones mas remotas a las fuentes de energía o en las fronteras con los países vecinos, resultan menos conveniente el transporte y la distribución de combustibles fósiles. El estado haciendo uso de las divisas proveniente de los hidrocarburos, mantendrá una política de NO DEPENDENCIA de los hidrocarburos y maximizará la exportación de estos para la obtención de las divisas que fortalezcan la transición de un estado dependiente de la economía petrolera a un estado autosuficiente y sustentable.

3 El Estado deberá propiciar la industrialización de los productos obtenidos mediante la investigación y de todos aquellos que hayan logrado ser patentados por la filial de INTEVEP con la finalidad de sustituir los productos importados para desarrollar y mantener nuestro acervo científico y tecnológico. Así propiciar el crecimiento de la industria nacional sobre la base de sus adelantos científicos. Las empresas del sector petrolero en Venezuela deberán garantizar el mercado de estos productos sin que ello signifique generar monopolios que atenten con la libre competencia.

4 El Estado deberá generar las condiciones jurídicas, financieras, sociales y técnicas que permita instalar en el territorio nacional las plantas físicas de las fabricas que produzcan los bienes e insumos que requiere la industria petrolera en Venezuela. Al igual, las empresas venezolanas y extranjeras del sector petrolero, gasífero, petroquímico y minero, deberán garantizar el mercado a estas empresas sin que ello monopolice el mercado y sea contraria a libre competencia. El estado podrá propiciar la creación de empresas mixtas donde el único capital aportado provenga de fuentes privadas, el estado aporte la patente y se incorporen trabajadores de esta industria petrolera como accionistas de las mismas.

5 El estado crea la Zona Económica Especial en Paraguana Estado Falcon y en Paria Estado Sucre para propiciar las instalación de empresas destinadas a satisfacer la demanda nacional y exportar los bienes requeridos por las industrias petrolera, gasifera, petroquímica y minera estableciendo condiciones especiales para la convertibilidad monetaria, ahorro de divisas, manejabilidad de la liquidez monetaria, seguridad jurídica, respeto a la propiedad y demás condiciones que permita la libertad económica y el crecimiento de tales Zonas Económicas Especiales sobre la base del desarrollo de las fuentes energéticas que emanan del subsuelo submarino y las potencialidades en materia de turismo y energía existentes en ambas Zonas Económicas especiales. Las empresas de estas Zonas Ecónomicas Especial, bajo ninguna circunstancia y consideración puede contratar o suncontratar a trabajadores que vendan sus fuerzas de trabajo bajo condiciones inferiors a las que establecan la LOTTT.

6 El Estado, deberá garantizar a través de las industrias asociadas a los sectores de petróleo y minería la política habitacional que garantice una vivienda digna y a satisfacción del trabajador mediante la asignación de recursos anuales destinados a satisfacer estas necesidades básicas, desde el momento que dicho trabajador inicie su carrera en las referidas empresas y el trabajador se compromete a generar el valor para el cual fue contratado. Será criterio de las parte las condiciones establecidas para el cumplimiento de esta ley debidamente aprobado por el Ministerio del Trabajo, el Ministerio de Vivienda y Habitad así como por la Defensoría del Pueblo.

7 La industria Petrolera, Gasifera, Petroquímica y Minera por ser de alta complejidad en todos los eslabones de su cadena de valor y por requerir de experticias especiales, acumulación de conocimientos, tanto en la practica como en la dirección, requiere que en dichas industrias los trabajadores tengan el derecho a desarrollar una carrera de trabajo hasta el ultimo eslabón en su escala de valor. El estado venezolano garantizara el respeto a la experiencia, al conocimiento y en fin a las competencias que dichas empresas requieren para su optimo desempeño.

8 En el marco del derecho, la justicia y la igualdad que propugna la constitución e la República Bolivariana de Venezuela las empresas publicas del estado y toda empresa que se dedique a la misma actividad que las empresas del estado deberán tener una plantilla de trabajadores representados en una sola NÓMINA diferenciados solo por la responsabilidad en el tipo de trabajo que desempeñan.

9 El estado facilitará las condiciones legales, financieras y sociales que permita a los jóvenes poner en practicas sus capacidades y talentos personales mediante el emprendimiento de ideas que contribuyan al bienestar de la sociedad venezolana y satisfagan la demanda de un grupo de venezolanos o venezolanas en cualquiera sea su sector.

10 PDVSA y todas las empresas que generen divisa deberán pagar en Divisas a sus trabajadores, independientemente que estos paguen gastos y produzcan en territorio Nacional, de hecho deberán pagar en forma Mixta, Dólares y Bolívares y mantener con ello el buen vivir de sus trabajadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1315 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /actualidad/a257760.htmlCd0NV CAC = Y co = US