El 23 Enero: el CICCP y los cuerpos policiales infiltrados... al servicio de quién?

Lo que paso el jueves 06 de Octubre, en el 23 de Enero, nos hace pensar que se están afinando planes de conspiración y sabotaje y que para ello utilizan a funcionarios del CICPC, para que la mediática impacte a la población. Que unos funcionarios policiales hayan atacado a colectivos y dirigentes sociales y revolucionarios del sector Monte Piedad, La Piedrita y Sierra Maestra, nos hacen pensar que eso no fue un error de cálculo. Parece un plan preconcebido que busca medir la capacidad de respuesta de la población organizada y más cuando todo el mundo sabe que estas localidades y sus organizaciones están profundamente comprometidas con la Revolución Bolivariana, y haber ejecutado estos planes en el 23 de Enero ayer, en el momento que la OLP estaba realizando exitosamente su trabajo de combatir las bandas criminales en la parte alta del Observatorio, haberlo hecho ayer, tiene un valor agregado, ya que generó la matriz deseada de la confusión y desinformación. Inmediatamente corrieron bolas y mentiras por las redes y medios, que aseguraban que colectivos hacían frente a la OLP y que habían más de 30 muertos en el enfrentamiento.

Igual mención merece el caso ocurrido en el estado Yaracuy a finales de agosto y denunciado por el PCV en su momento. En el marco de una supuesta OLP, un grupo de la policía regional de Yaracuy, reconocidos por su reiterada conducta represiva ante las luchas campesinas y populares, asaltaron la casa del dirigente campesino y comunista, camarada Aristóbulo Perozo, y asesinaron a su hijo, el joven activista popular comunitario Eudis Perozo. Así mismo, reiteradas denuncias de policías y guardias nacionales que allanan viviendas sin órdenes judiciales, que extorsionan y cobran vacunas a narcotraficantes, matraquean a contrabandistas, roban vehículos y piden rescate, secuestran a comerciantes y siembran terror en familias honestas. En los estados Aragua, Miranda, Zulia y Táchira es una práctica común estos tipos de delitos.

Hay situaciones que generan desconcierto y confusión entre la población Venezolana. Eso es, en los actuales momentos, el objetivo medular del Imperio norteamericano, de los lacayos de la MUD y de sus operadores mediáticos, el fin es, crear matrices que induzcan al caos, desasosiego, temor, terror y que este estado mental de la población se encauce en un rechazo hacia las políticas, que el Estado Venezolano viene aplicando a los fines de superar la actual y difícil coyuntura política, social y económica. Para ello, el Imperio dispone de inmensos recursos tecnológicos y dinero en abundancia, pero necesita desencadenar las crisis y para ello recurren a sus agentes encubiertos, también conocidos como: INFILTRADOS(AS).

Los infiltrados están en toda la geografía política de las instituciones, forman parte de ese ejercito de conspiradores que ocupan posiciones de poder dentro del Estado y que en los actos públicos se ven bien vestidos de rojo, con gorras y franelas y todos los atuendos necesarios que los hagan parecer a un AUTENTICO(A) REVOLUCIONARIO(A). Algunos más arriba y otros más abajo, todos tienen una labor que cumplir: SABOTEAR LA ACCIÓN DE GOBIERNO.

Hay unas series de situaciones francamente perversas e inauditas pero que nacieron, crecieron en la IV República pero que hoy en día a 17 años de la toma del poder político del Comandante Eterno, siguen siendo prácticas y actualmente son negocios florecientes de mafias policiales y para nadie es un secreto los altos niveles de corrupción que se anidan en el seno de muchos cuerpos policiales, prácticas que la Revolución Bolivariana está obligada a erradicar y a no permitir que estos, se unan al complot del imperio y se conviertan en brazos armados de la derecha y sirvan a los intereses diabólicos de bandas de narcotraficantes y criminales.

Nos solidarizamos con los Colectivos hermanos que mantienen la labor social, deportiva recreativa, cultural y que con su acción diaria contribuyen al mejoramiento de las condiciones de vida de su comunidad, que facilitan la adquisición de alimentos a precios justos a través de los Clap, que mantienen sus espacios libres de hampa y han minimizado casi en su totalidad la criminalidad y la delincuencia. Si quieren conocer espacios de organización comunitaria, recreación, autogestión y con altos niveles de conciencia política tienen que visitar el 23 de Enero y los sectores donde hacen vida los Colectivos organizados.

Nuestro llamado al Gobierno Bolivariano y las instituciones policiales y militares, pregúntense a quien sirve este tipo de procedimientos y realmente a quienes beneficia estos atropellos a comunidades como la del 23 de Enero, a la que la IV República le hizo pagar con sangre, cárcel y lágrimas, su espíritu combativo e irreverente; que costó la vida de centenares de vecinos y vecinas de la Parroquia y que lucharon y aún siguen luchando por mantener viva la llama que nos legara el Comandante Eterno de la Revolución y que hoy descansa entre nosotros a pocos metros desde el Cuartel de la Montaña.

Exigimos limpiar en profundidad la institución policial, a que revisen la conducta de muchos funcionarios policiales y militares que comprometen la verdadera esencia del proyecto Bolivariano y que revisen bien, la acción de muchas policías nacionales, estatales y municipales, que mantienen en sus filas a delincuentes y mafiosos que sabotean los planes de seguridad, y que una vez realizada la limpieza, allí solo queden funcionarios, interesadas en mantener la Paz y la Justicia como banderas de la Revolución Socialista que está por venir, y a no desmayar en la protección de las familias y sus bienes y sobre todo a aplicar decididamente el Golpe de Timón para sanear las instituciones de tantos INFILTRADOS Y SABOTEADORES.

FUNDACIÓN "ALI PRIMERA MONTE PIEDAD"

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE..!

"ALI Y Chávez EN CONTRAOFENSIVA REVOLUCIONARIA Y POR LA PAZ"

CORREO: aliprimeramontepiedad@hotmail.com

Facebook: Ali Primera Monte Piedad

Twitter: @AliMontepiedad



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5242 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter