Maduro no sea tan crédulo ¡Por favor escúchenos!

Maduro no sea tan crédulo ¡Por favor escúchenos!

Para nadie es un secreto que soy defensora de este proceso revolucionario, tanto así que los pocos que me leen, algunos me llaman enchufada, y me acusan de ganar un sueldo para negar la realidad que realmente vivimos, eso y otros epítetos que quedan censurados, a los que respondo con una sonrisa. Lamento desilusionarlos, pero no es así, yo también sufro como todos, las inclemencias de está guerra económica, también he hecho largas colas y me he ido a la casa sin nada, también he despotricado de Maduro y sus ministros, de Maduro por crédulo y de sus ministros por ineficientes y maquillarle a él la realidad.

He criticado en varias oportunidades, el consentimiento y amiguismo entre los funcionarios del estado y los comerciantes informales que lo atracan a uno sin pistola, con los productos que extraen de los supermercados con la benevolencia de empleados y dueños, y los exponen públicamente en las calles, en las aceras de las casas, por doquier y esto no parece importarle a nadie. Yo también critico todo eso, porque ser revolucionaria o chavista no me hace ciega, solo me hace fiel a mis principios e ideología y me hace consciente que esta guerra sin cuartel que hoy libra el pueblo venezolano, solo tiene un tinte político y es esa mescolanza de partidos opuestos y negados a perder la chequera que ha sido Venezuela para ellos. Como también lo dije en otra oportunidad, la perdida de valores entre nosotros como ciudadanos, que no tiene nada que ver con oposición o gobierno, sino de nosotros mismos que ponemos el lucro y la ambición antes que los principios y valores. Eso desgraciadamente está acabando con nuestro pueblo.

Aclarado esto, retomo la finalidad de este artículo, guardando la ilusa idea que el interesado revise este portal aunque no pareciera, pero sabemos que hay quienes si lo revisan del gabinete, porque cuando un detractor le lanza duro al gobierno oímos las criticas y los comentarios defendiéndose, o enterrando en la arena al detractor. Me alimentaré de la fe.

Maduro todos conocemos sus buenas intenciones, eso no está en discusión, pero lamentablemente esas no solucionan problemas, y menos los inmensos problemas que estamos atravesando los venezolanos, también conocemos sus grandes esfuerzos el problema es como se distribuyen esos esfuerzos. ¿Sabía usted que hay pueblitos en el interior que no tienen que comer? Porque no sólo es que cuando hay, venden un arroz a 800 Bs. Sino que ya no lo consiguen ¿Le han informado que de las ciudades más cercanas se vienen aquí a Caracas a comprar porque allí no se consigue nada y eso colapsa las colas en la capital? ¿Se ha dado Ud. Un paseíto por la ciudad y ha visto como los supermercados humillan a los compradores, horas y horas a pleno sol? Si, entendemos que su agenda es muy ocupada y que usted confía en sus ministros, pero, camarada ese es el pueblo que decide si lo mantendrá en el poder o no; y créame que por el bien de todos nosotros usted, debe seguir manteniéndose ahí, el pueblo quiere paz pero está descontento y lamentablemente cree que usted es el culpable, esta consciente de la guerra económica y de los daños que causa la oposición pero creen que usted no ha tenido mano dura, o que quienes lo asesoran e informan no lo hacen como debe ser, compañero no se haga ilusiones con ese gentío que lo acompaña en las marchas, porque usted mismo lo dijo el 6D, muchos decían yo lo apoyo pero no fueron a votar, la corrupción está galopando a todos los niveles y la inflación pareciera que la soplaran, los empresarios decían entre muchas excusas, que estaban produciendo para perder, bueno un arroz llegó en un supermercado a 480 y una pasta 1 kilo a 700, imaginamos que sinceraron el precio, pero sigue desaparecida en los anaqueles y vendida en las calles, ¿Entonces usted dice una cosa y nadie se encarga de supervisar que se haga? ¡Ay camarada! La cosa esta peor de lo que le dicen, no ponemos en duda que usted quiera poner a marchar esos motores y todo el mundo quiere sembrar y producir y todo el cuento, ¿Pero cómo resolvemos los problemas inmediatos: artículos de limpieza, de uso personal, comida, medicinas, y cómo dejamos de ver esos productos en la calle? Eso no son operativos de cuatro días, esa debe ser una misión diaria, consecutiva y que no caduque, si no, nada valdrá la pena

Maduro, Hugo Chávez vive, pero dejémoslo vivir a plenitud, no sólo en el corazón de quienes lo amamos, sino en cada piedra, en cada mural, en cada semilla sembrada y producida, que no se quede su nombre en los labios de algunos, o que se quede como parte de esa hermosa historia que nos hizo vivir, sino que viva en la continuación perpetua de está revolución, no podemos seguir poniendo a Hugo Chávez como estandarte, mientras su obra se escapa de nuestras manos, debemos combatir en su nombre, en su honor debemos construir nuestro país y mantenerlo. No quisiera que cada 5 de marzo recordemos que está bien muerto, sino que lo homenajeemos porque a pesar de su ausencia seguimos dándole vida a través de su proyecto. Hay millones presidente, que no queremos que él muera o que pase al recuerdo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3377 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor