¡Volver a Chávez!

EL SOCIALISMO DE CHÁVEZ, PARADOJA INCONCLUSA

La unanimidad reinaba por doquier a comienzos de 2005; hablar de socialismo entonces era una falta grave para quienes pensaban que esa página de la historia reposaba en el cementerio del olvido. La complicidad con las fuentes del gran capital era la norma, no la excepción; ello sirvió para distorsionar y deformar las mejores tesis de Marx y Engels sobre la transformación del capitalismo en una sociedad diferente; quizás no les convenía honrar a los pueblos valientes y revolucionarios como el ruso, el chino, el vietnamita, el cubano.

Igual silencio se reprodujo décadas más tarde cuando las sombras cubrieron la capital de la Patria de Bolívar aquél 5 de marzo de 2013 a las 4.25 p.m. La marmolización de la imagen y la distorsión de las ideas de Chávez avanzaron lentamente desde abril 2013 con la anuencia de una masa adolorida, confusa y sumisa. Atrás quedaban las consignas, la promesa hecha al comandante de: ¡TODOS SOMOS CHÁVEZ!

Pocos y pocas se arriesgaron a decir grandes verdades: ¡El Plan de la Patria de Chávez fue tergiversado; ahora le sirve al reformismo! ¡Al Golpe de Timón le cercenaron las ideas más atrevidas! ¡En la alocución del 8 diciembre de 2012 Chávez nos ordenó, además de elegir a Maduro, acompañarlo para que avanzáramos en el Socialismo y sin reformismo! Estas afirmaciones fueron tergiversadas y sus mentores perseguidos, vilipendiados, execrados prácticamente de las filas del chavismo. Son –decían muchos-: ¡Vende Patrias! ¡Traidores! ¡Salta Talanqueras! ¡Agentes de la CIA!

Nosotros asumimos, con obediencia y disciplina, la voluntad de Chávez. Trabajamos con tesón sus ideas en la vastedad de sus discursos; nos convencimos que urgía su divulgación. El debate signado por la crítica y la autocrítica se necesitaba antes que la marmolización de su imagen, la distorsión, omisión y falsificación de su pensamiento sirviese para fines reformistas tal como ocurrió con Bolívar dos siglos antes.

Fue una tarea apasionante y sanadora. Conversar con Chávez en nuestros imaginarios sin la premura del combate cotidiano de los últimos años, nos permitió la reflexión profunda, el análisis y la síntesis dialéctica para hilvanar en el todo un pensamiento que lucía aparentemente disperso y confuso en su esencia.

Intentamos compartir nuestros descubrimientos con los y las otras, militantes de la causa chavista, pero fue inútil; la comodidad frente a la distorsión oficial del último mandato de Chávez y la confianza ciega en sus decisiones, impidieron avanzar en esta dirección. Optamos por otra alternativa, elaborar un discurso con estilo propio, comprensible para todos y todas, doctos y militantes, intelectuales y pragmáticos, quienes, como nosotros, necesitaban sanar y avanzar.

Nos paseamos por varias opciones: hacer una historia de vida de Chávez, opción que descartamos porque él se encargó de divulgarla públicamente; elaborar una tesis sobre su pensamiento, una tarea complicada para la emergencia de lo que nos proponíamos. Resolvimos entonces recrear, con algo de realismo y magia, su existencia y el desarrollo de su conciencia en la medida que se desarrolló el proceso histórico de la revolución bolivariana.

Más que suscitar emociones en los lectores expresamos nuestras emociones y convicciones sobre el personaje principal, Chávez, en la constante de la esencia amorosa de su existencia aprendida desde niño la cual cultivó en el seno del pueblo humilde que lo adoptó como suyo. Esta esencia le generó un sinfín de angustias e interrogantes que resolvió, progresivamente, con el estudio obsesivo y permanente al fragor de la lucha de clases. En síntesis, Chávez fue y es un hombre-praxis.

Jugamos con el tiempo histórico y nos paseamos en él con holgura. Más allá de la descripción cronológica, deambulamos por el ayer y el hoy, el hoy y el ayer con algunas rupturas temporales para recrear, en la conciencia del lector, la maduración de la conciencia y el pensamiento político de Chávez, como ser social, en el concierto de las contradicciones de la atípica sociedad capitalista venezolana.

La principal ruptura fue el inicio de nuestro discurso, la propuesta de un debate irreverente que Chávez propuso en el Gigantinho de Río Grande do Sur en enero de 2005 y con todas sus letras, sobre el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI. Esa ruptura se mantiene, con algunos giros, cuando avanzamos por la historia de vida de Chávez, desde sus ocupaciones como arañero de Sabaneta hasta el Líder que guió a la masa humilde venezolana por los entretelones de la Revolución Bolivariana, revolución atípica, pacífica, democrática, que nació como nacionalista revolucionaria para transformarse progresivamente en antiimperialista, anticapitalista y finalmente, socialista bolivariana.

Es este el esfuerzo que hoy decidimos compartir con uds. Se titula:

EL SOCIALISMO DE CHÁVEZ, PARADOJA INCONCLUSA,

libro electrónico que puede leer y compartir desde el BLOG:

auroradelapatria.blogspot.com.

Nos mueve un único interés: contribuir con el debate irreverente, crítico, sustancioso y creativo aprendido junto a Chávez, el cual debe retornar urgentemente para que los chavistas bolivarianos derrotemos la vieja ideología de la dominación burguesa que albergamos en nuestro subconsciente colectivo y continuemos la tarea encomendada: Derrotar el reformismo burgués y la contrarevolución antibolivariana y procapitalista para avanzar, juntos, en la construcción del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI legado en el Plan de la Patria, el original de Chávez. No hacerlo, sería un crimen de lesa traición a Chávez y a su legado político como líder y gigante de los humildes del mundo.

elgaropa13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1223 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a220438.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO