Pasado, presente y futuro

Viviendo en el letargo

“Tiene las cualidades de un mago
La apariencia inocente de una doncella
La capacidad adictiva de un fuerte narcótico
Y el cuerpo cuadrado y la cara de vidrio
¿Qué será?”

He aquí graficado en esta pequeña adivinanza, a uno de los inventos más nocivos al que ha sido expuesta la humanidad: el televisor. Conocido también como el “Mago de la cara de vidrio”, que así lo ha llamado nuestro modesto novelista revolucionario Eduardo Liendo.

Y ahora, para mayor infortunio de aquellos que apostamos por una emancipación generalizada de nuestros pueblos, fundada en la histórica lucha de clases, nos hemos topado con otros magos enemigos: los dispositivos electrónicos.

Estos modernos aparatos, dotados de los llamados “software”, soportan una vasta gama de aplicaciones, entre ellas las novedosas redes sociales, que vienen a reforzar los mandatos del mago mayor.

No por casualidad los dueños de los grandes medios de comunicación son también los dueños del gran capital, los cuales, ponen al “servicio” de los pueblos, toda esta serie de elementos, a fin de reproducir la lógica del sistema capitalista, que entre otras cosas legitima la explotación del hombre por el hombre y obliga a sus ejércitos adormecidos a defender la única visión de un mundo unipolar.

Esto lo logran con una estrategia simple, hacer ver que lo bueno es malo y viceversa. Por ejemplo, a los líderes revolucionarios y antiimperialistas los llaman terroristas; a los sistemas de gobiernos socialistas, regímenes dictatoriales; al control de la libertad de agresión, censura de la libertad de expresión; al rechazo casi general de sus prácticas terroristas, violación del derecho a la protesta; al acaparamiento grotesco y escasez inducida, crisis económica; en fin, son estas y otras más las artimañas comunicacionales que le imponen a la sociedad, mutilándole su capacidad analítica y reflexiva, para darle paso a la acción inconsciente y distraída, que los traslada a un viaje infinito hacía los brazos de Morfeo.

Por lo pronto, como respuesta a la manipulación mediática, el trabajo de nosotros los antiimperialistas es la colocación de barreras de comunicación entre estos magos hipnotizadores y sus fieles espectadores, procurando la apertura de espacios propicios para la música, el teatro, la pintura, la lectura, el deporte y la paz, que coadyuven a liberar sus mentes y le impida nunca más volver a ese repugnante letargo.

hectorabache@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Héctor Abache

Escritor. Trabajador socio-comunitario.

 hectorabache@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Abache para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: