Gustavo Cisneros "apareció" en Miami

El candidato golpista para suceder a Chávez

En un evento organizado por el Nuevo Herald y la mafia cubano americana de Miami, Gustavo Cisneros, jefe del lobby golpista venezolano, le pidió a Bush que se presente en la Cumbre de las Américas para neutralizar las propuestas de integración regional de Cuba y Venezuela. Quién es, y cuales son los "amigos" de Gustavo Cisneros.


(IAR-Noticias) 03-Oct-05

Por Manuel Freytas manuelfreytas@iarnoticias.com

Gustavo Cisneros, golpista venezolano amigo de la familia Bush, candidato para suceder a Hugo Chávez, ya sea por golpe o por fraude electoral, pidió el sábado en Miami que Bush se presente en la Cumbre de las Américas en noviembre con una propuesta para "responder a la integración hemisférica", iniciativa que es impulsada por Cuba y Venezuela.

De 58 años, Cisneros, el enemigo número uno y principal conspirador mediático contra Hugo Chávez, es el hombre más rico de América del Sur, con una fortuna estimada de US$ 4,6 mil millones, la tercera fortuna de América Latina, según la revista Forbes.

Además, según su perfil de "hombre de empresa" Cisneros controla con su grupo más de 70 compañías en 40 países.

Gustavo Cisneros integra el directorio de la Sociedad Americana de Arte de Estados Unidos y es uno de los animadores de Global Business Dialogue (Diálogo de Negocios Globales), una organización que maneja una red de futuros negocios mundializados.

También se desempeña como consejero internacional de la Sociedad de Las Américas (The Americas Society), institución lobbysta de bancos y trasnacionales que operan en el Continente, donde, entre otros, comparte honores y privilegios con el prócer emblemático del capitalismo norteamericano, David Rockefeller "inventor de presidentes" y fundador de la Comisión Trilateral.

Con sus consorcios mediáticos Cisneros lideró todos los golpes y maniobras de desestabilización contra el gobierno bolivariano, y es el elegido de Bush para sustituir a Chávez, por golpe de Estado o por fraude electoral.

La participación descollante de Venevisión en el golpe de Estado el 11 de abril de 2002, fue parte de la "expansión empresarial" de Cisneros cuyo objetivo principal era apoderase de Citgo, la filial estadounidense de la empresa estatal Petróleos de Venezuela, la que formaba parte del acuerdo establecido con la cabeza "visible" del golpe, Pedro Carmona, una suerte de títere de los hóldings que se propusieron derrocar a Hugo Chávez.

''Le diría [al presidente George W. Bush] que se dé cuenta que no todo es sólo Irak o Irán'', afirmó el sábado el multi-empresario venezolano, quien fue el orador principal en el día inaugural de la Novena Conferencia de las Américas, organizada por The Miami Herald.

La única manera que Estados Unidos puede responder a los desafíos comerciales del creciente y saludable poder de China, es con leyes de comercio [en América Latina]''.

La alusión a Bush se produjo a una pregunta del editor de The Miami Herald, Jesús Díaz Jr., sobre cuáles serán las recomendaciones que el empresario haría al mandatario estadounidense, quien acaba de confirmar su asistencia a la Cumbre de las Américas, la cual se realizará en Argentina el 4 y 5 de noviembre.

Cisneros propuso la creación de una comisión liderada por los ex presidentes George Bush y Bill Clinton, para sacar adelante las "iniciativas pendientes entre Estados Unidos y Latinoamérica".

Las "iniciativas pendientes", vale aclararlo, son la consumación de una maniobra de condena y aislamiento de Cuba y Venezuela, así como la creación de un eje "proWashington" contra Chávez y Castro, tareas que figuran al tope de la agenda de Condoleezza Rice y que fueron abortadas en la última reunión de la OEA.

El Nuevo Herald, cabeza de los diarios golpistas contra Chávez en EEUU, sostuvo que con sus inquietudes por China y la integración comercial, Cisneros "resumió el espíritu" que primó ayer en las intervenciones de tres presidentes y varios expertos en América Latina en el marco de la conferencia.

''Estados Unidos no tiene que preocuparse por nuestra presencia en Latinoamérica; la competencia es parte de las reglas del sistema. Aunque me temo que siempre que queramos comerciar o invertir en algún punto de la región, algunos lo van a cuestionar'', dijo Jiang Shixue, el vicedirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias china citado por el Herald..

Según el Herald, el alto funcionario chino admitió que Estados Unidos puede estar preocupado por el acercamiento de su país a Latinoamérica, en particular el desarrollo de los nexos con Cuba y Venezuela.

Detrás de la campaña desestabilizadora y de acusaciones de "terrorismo y subversión" contra Cuba y Venezuela (fogoneada por Otto Reich y la mafia cubano-americana) , está el temor de Washington a las alianzas económicas y convenios armamentistas firmados por estos países con el eje Rusia-China que proyectan a estas potencias hacia el petróleo y los recursos naturales que EEUU considera como de "su propiedad" en América Latina.

La incipiente alianza de intereses de Cuba y Venezuela con los gigantes chino y ruso, pone piedras en el camino a la imposición del Área de Libre Comercio para América Latina (ALCA), el Plan Colombia y la Iniciativa Regional Andina (Plan Andinia), cuya aplicación fortalecerá el escudo de seguridad hemisférico de EEUU contra la geopolítica euroasiática.

En cuanto a la presencia de Cisneros en el evento organizado por el diario golpista contra Chávez en Miami, tuvo que ver con el rol del empresario venezolano como principal nexo entre la oligarquía golpista venezolana con el clan Bush y la mafia cubano americana del Estado de Florida, gobernado por el hermano de Bush.

Ya es vox populi entre los expertos y analistas que Gustavo Cisneros, junto con los ex secretarios de Estado Roger Noriega y Otto Reich, ex secretarios de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, conforman un tandem que influye decisivamente en la agenda de la campaña "anticastrista" y "antichavista" que desarrolla por estos días la secretaria de Estado Condoleezza Rice en América Latina.

El segundo mandato de Bush y de los halcones, marcado por el objetivo de terminar con los gobiernos "hostiles" de Cuba y Venezuela, tiene en Otto Reich a su fogonero más prominente dada su cercanía con la secretaria de Estado, de quien se ha convertido por estos días en una especie de "asesor en las sombras".

La nueva operación política contra Fidel Castro y Hugo Chávez ya se había lanzado oficialmente durante la última gira latinoamericana del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, quien "advirtió" sobre el "creciente peligro" que representan algunos gobiernos latinoamericanos.

La mafia cubano-americana, representada en Noriega y Otto Reich, así como el lobby golpista de Cisneros en Venezuela, no solamente incide en la campaña contra Chávez y Fidel Castro sino que además gravita decisivamente en todas las áreas de la estrategia que desarrolla Washington en Latinoamérica.

El holding empresario de Cisneros, el más poderoso de Latinoamérica, sirve de cobertura legal a las redes financieras de la CIA que operan en Venezuela para desestabilizar y/o derrocar a Chávez, razón por la cual el empresario desempeña un rol clave en la estrategia del Departamento de Estado norteamericano.

La conexión de la Fundación Nacional Cubano Americana con los golpistas del 11 de abril, con Reich, Cisneros, y la embajada norteamericana en Caracas, fue señalada oportunamente por notas y testimonios aparecidos en los medios estadounidenses.

Según se dice motorizados por Otto Reich y la mafia cubano-americana, el Nuevo Herald de Miami (el diario que organizó el evento donde habló Cisneros el sábado) publicó en marzo pasado dos extensos artículos firmados por Casto Ocando con el título las "Redes chavistas infiltradas en EEUU".

El periodista Ocando, un reconocido operador de la Fundación Cubana Americana y de Otto Reich plantado en la línea editorial del Herald, escribía "Un creciente número de organizaciones chavistas está penetrando silenciosamente los EEUU, conformando una amplia red revolucionaria que abarca desde círculos bolivarianos, promotores académicos y grupos de cabildeo hasta actividades de inteligencia en favor de la llamada revolución bolivariana de Venezuela".

El trabajo de "contrainteligencia" periodística dirigido a la comunidad hispano-americana de EEUU señalaba que "la penetración no sólo cuenta con el visto bueno del gobierno venezolano, sino que también es abiertamente admitida y promovida por altos funcionarios chavistas".

En esa línea desestabilizadora y golpista el Nuevo Herald y los funcionarios gusanos del Departamento de Estado, con Reich y Noriega a la cabeza, organizaron la conferencia de Cisneros del sábado en Miami, con el objetivo de presionar una maniobra contra Cuba y Venezuela en la Cumbre de las Américas que se realizará en noviembre en la ciudad de Mar del Plata, Argentina.

La presencia de Cisneros en la reunión de Miami no es ninguna casualidad.

Como experto "conocedor del terreno", Gustavo Cisneros, el líder empresarial golpista de más "prestigio", operó en la planificación del derrocamiento Chávez, en abril de 2002, junto Otto Reich, que había sido por tres años embajador de EEUU en Venezuela, desde 1986 a 1989.

Cisneros conforma el círculo más íntimo de amistades de la familia Bush, y mantiene negocios con Papa Bush, el jefe del clan de los "petroleros".

Sostiene una vieja amistad con Rafael Caldera y con Jaime Lusinchi, quienes viven en Costa Rica bajo la ley de "asilo político" dado que en Venezuela los persigue la justicia bajo cargo de haberse apropiado indebidamente de 8.000 millones de dólares, cifra similar a la acumulada por la Organización Cisneros en más de medio siglo.

En República Dominicana, donde posee innumerables inversiones, suele encontrarse con su amigo entrañable, Carlos Andrés Pérez, un militante compulsivo y senil del golpe contra Chávez.

A Cisneros y a Reich lo unen la común pertenencia de ambos a la mafia cubano-americana que opera en el sur de Miami, su estrecha relación y amistad con el gobernador de La Florida, Jeb Bush, y su relación privilegiada con el cerebro del plan Irán-Contras, el ex presidente norteamericano, George Bush (padre de W, el actual mandatario estadounidense) a quien muchos consideran como el verdadero "presidente en las sombras" de EEUU.

La elección de Pedro Carmona como presidente títere del gobierno golpista fue realizada en concertación con la familia del ex presidente Rafael Caldera, y el grupo de Gustavo Cisneros. De perfil maleable y sin gran carácter, Pedro Carmona debía permitir a Cisneros gobernar Venezuela desde las sombras.

Según un informe publicado en el diario La Jornada de México, y firmado por Omar Fazio, en Caracas, Reich, como embajador de EEUU, organizó reuniones con participación de Hubert Matos y Carlos Alberto Montaner, cuando éstos buscaban establecer una vía contrarrevolucionaria alterna a la de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), de Jorge Mas Canosa (ya fallecido), con sede en Miami.

Después de la desastrosa operación con el golpe que llevó por unas horas al "impresentable" Carmona al gobierno, Washington no quiere repetir la misma experiencia.

La carencia de un líder mediático aglutinador para que enfrente a Chávez desde la oposición golpista, apresuró según los expertos, la idea de sacarlo poco a poco a Cisneros de las "sombras" y proyectarlo a un rol de oposición a Chávez más pública y definida .

En ese sentido, el evento de Miami con la presencia del magnate venezolano tuvo un carácter emblemático, y fue una suerte de lanzamiento del empresario a la arena política.

En mayo de 2004, el director del diario Vea señalaba que EEUU preparaba la candidatura de Cisneros para presidente, situación que fue postergada por el fracasado referéndum para revocar el mandato de Chávez en el mismo año.

Guillermo García Ponce expresó entonces que EEUU tiene la idea de fabricar un candidato con un control internacional como el que detenta Cisneros, por cuanto "en el ámbito nacional no hay un liderazgo capaz de enfrentarse al presidente Chávez".

En una posible confrontación electoral entre Gustavo Cisneros y el presidente Hugo Rafael Chávez, "por supuesto Cisneros va a mover todos los recursos financieros y mediáticos que tiene, pero diría que eso es pan comido para Chávez, él no tiene contendor en ese terreno", dijo entonces el director de Vea en el programa "En Confianza", transmitido por Venezolana de Televisión (VTV)

El evento de Miami con Cisneros como orador, es indicativo de que la maquinaria golpista Miami-Venezuela lanzó nuevamente a Cisneros al ruedo como "alternativa a Chávez", participando ya en comicios fraudulentos o en una nueva maniobra golpista para derrocarlo.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 5561 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas