¡La sangre de Sabino clama Justicia!... y hay que conquistarla

Después de la indignación de anoche, cuando en mi blog expresé el dolor por el crimen mil veces anunciado, ahora tomo tiempo para pasearme por la impunidad también advertida, por las responsabilidades que no se asumirán y por el regocijo que provocará esta alevosa conducta entre quienes gozan con la muerte y el dolor porque han sido sus principales provocadores, entre quienes diezmaron a nuestros hermanos indígenas, los cazaron, los despojaron de su cultura y de sus tierras, entre quienes esperaron el momento político oportuno para apagar la vida de un guerrero, de un héroe.



Todo a su tiempo. Después de que la omisión allanó el camino para que la Revolución Bolivariana se tiñera del rojo de la sangre, permitiendo que la derecha mundial apunte de nuevo sus asquerosos medios contra una de las experiencias más notables de trato a los pueblos originarios, en estos tiempos de neocolonialismo, segregación y despojo. La noticia está propagándose por la “aldea global” y será mantenida y magnificada mientras se pueda escarnecer al gobierno de un país que ha metido el dedo en la misma llaga del capitalismo agónico y su agresivo e implacable imperialismo.



Después de convencernos por enésima vez que las grandes ideas y aciertos históricos de nuestro Líder Chávez no logran ser plasmadas por quienes quedan encargados de materializarlas, clamor tantas veces expresado con dolor y desencanto por el mismo Presidente.



Todo a su tiempo. Ahora, sin tardanza, es el momento de enmendar sinrazones. Es la hora de que la Justicia trascienda la levedad con que ha tratado los crímenes emblemáticos cometidos en los catorce años del gobierno bolivariano, que supere la cuasi perfecta impunidad con que han actuado los asesinos de cientos de campesinos revolucionarios, y que, paralelamente a la investigación y formalidades legales para escarmentar a los criminales, se tomen otras medidas que les llegará al mero centro de sus barbaridades.



No es una solicitud irreflexiva pedir que en este momento, en honor a Sabino Romero, para hacer triunfar sus ideales, en desahogo del dolor de sus hermanos y en escarmiento de sus verdugos, se proceda a expropiar a favor de los yucpas todas las propiedades limítrofes con sus comunidades, especialmente las que sus dueños tenían planteados conflictos con los indígenas. En ese grupo están los autores del martirio de Sabino, extensivo a las asociaciones gremiales que los apoyan. ¡A proceder! Y a erradicar del gobierno bolivariano a quienes no velaron porque las órdenes de Chávez sobre la demarcación de tierras indígenas se cumplieran a cabalidad.



Sabino, que tus ancestros te reciban e iluminen el camino de lucha de quienes en toda América llevan más de 500 años de humillación, despojo y explotación. Que tu cultura de nuevo resplandezca, para que resalten todas las miserias de la capitalista. Y hacednos saber que sólo hay paz cuando previamente se entroniza la Justicia. (040313/17:32)



osoriof@cantv.net

osorioc@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1051 veces.



Fermín E. Osorio

Historifabulador socialista y antiimperialista.

 osorioc@gmail.com      @FrontinOso

Visite el perfil de Fermin E Osorio C para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a160401.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO