Se ve que Juanes carga una camisa negra y el maestro Abreu también anda de negro…

Dime con quién andas y te diré quién eres (sabiduría popular).

Se armó una cayapa, todos contra el maestro Abreu, todos contra Juanes, Bosé, Sanz y al final la cayapa le cayó encima a Pérez Pírela, por meterse a defender al viejo maestro.

El motivo: la reunión entre aquellos embajadores de la política y la invasión antivalores del imperialismo disfrazados de músicos y el también embajador de la cultura de la Unesco y nuestro; coloco la Unesco primero porque cronológicamente así es y es muy probable que sentimentalmente también.

La alharaca se armó porque el maestro Abreu se reunión con sus iguales o por lo menos parecidos a quienes según expresó admira y reconoce por ser baluartes del arte y por sus ideales. “Estamos agradecidos y fascinados con la presencia de estos eminentes maestros del arte (...) Ellos ponen la música que producen al servicio de altos ideales humanísticos”

El maestro admira a juanes, al mismo juanes que publico en su cuenta twitter: "Me pasaron el PIN de Chávez ¿alguien lo quiere para que le manden mensajes de blackberry?". Y acto seguido puso: "Ahí les va, H1J0D3PU7A".

El maestro admira a Bosé y su talento expresado como amante bandido, bandido; el mismo que cuando su rey pretendió mandar a callar a Chávez, planteó que no vendría a cantar en Venezuela mientras el comandante fuera presidente e indicó a sus seguidores: "Hombre, pues si quieren verme (en Venezuela) no le voten (a Chávez)".

El maestro admira a Sanz con su calidad artística sin igual, el mismo Sanz que fue declarado persona no grata por la municipalidad caraqueña por haber declarado que no tragaba a Chávez.

Juanes y sus amigos son los promotores del movimiento “paz sin fronteras” que promueve un concierto gratuito donde nadie cobra por su trabajo y todo lo que se recaude va a engrosar la cuenta bancaria de la fundación que lleva el mismo nombre y que seguramente recibe aportes de la Unesco y la administración norteamericana, como la mayoría de las ONGs del mismo corte y las mismas características; movimiento este que es incapaz de ir a Haití y llamar la atención del mundo sobre la miseria en la que está sumida esa región.

Una paz sin fronteras en una frontera sin paz; la primera edición fue realizada en la frontera colombo venezolana en el momento en que Uribe había bombardeado territorio Ecuatoriano y Chávez había ordenado el cierre de la embajada de Venezuela en Bogotá y el regreso de nuestro personal; el concierto en cuestión fue transmitido eufóricamente por Globovision y venevision y todas las organizaciones opositoras se sumaron para trasmitir la imagen de una paz que no tienen mientras divulgaban la imagen de un gobierno venezolano del lado de quienes Estados Unidos clasificó como terroristas: los guerrilleros masacrados en el bombardeo a Ecuador. El segundo evento lo realizarían en Cuba en medio de la polémica causada por el golpe de estado contra el presidente Zelaya de Honduras.

El tercero lo quieren hacer aquí, ¿Por qué no en Estados Unidos? Como propone Cecilia Todd, ¿Porque no lo hacen en Palestina o en Israel?;¿Porque no lo hicieron en Guantanamo, cuando fueron a Cuba? ¿Porque no lo hacen en las Malvinas para que los ingleses escuchen el idioma español en masa o en Antofagasta, para recordarle a Chile que ese pedazo de tierra le pertenece a Bolivia?

El punto más allá del bendito concierto son sus organizadores; personas que han ofendido a Hugo Chávez tienen que encontrarse con la respuesta de dos tercios del país que son Chávez; Yo soy Chávez; yo le digo a Juanes más H1J0D3PU7A eres tu; yo le digo a Bosé: pues jódete porque votamos por Chávez, es decir, no queremos verte; yo le digo a Sanz: no tiene permiso para venir aquí porque Chávez sigue mandando y como yo soy Chávez no quiero que vengas.

Ahora bien, muchos creíamos que el maestro Abreu también era Chávez; yo creo que él y Dudamel deberían ser Chávez; nadie los ha apoyado más que el comandante en la aplicación del plan para el desarrollo del sistema nacional de orquestas que el maestro Abreu comenzó en el año 1975, durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, o mientras fue diputado por AD, o mientras fue ministro de cultura de Luis Herrera o cuando fue presidente del consejo nacional de la cultura durante el último gobierno de CAP. Nadie dio tanto apoyo al plan del maestro Abreu como el que le dio y da el comandante Chávez.

Entonces el maestro Abreu que debería ser Chávez, ¿Cómo se va a reunir con quienes lo odian y ofenden?¿Cómo se va a sentir halagado de tan magnifica presencia? Ese es el punto y si hay que entrar en detalles, porque para alguien de tan larga trayectoria y tantos éxitos acumulados la inocencia ya no existe; mas sabe el diablo por viejo que por diablo, dicen la sabiduría popular.

El caso de Pérez Pírela es otro, el muchacho se dejó deslumbrar por el anciano maestro que con gran pericia ubicó su número telefónico y le pidió que aclarara con su joven voz y su fresco lenguaje lo que según él era lo sucedido. Lo sucedido con Abreu es grave y lo sucedido con Pérez Pírela también lo es; si la avalancha de opiniones se convierte en plebiscito; Pérez Pírela, debería reconocer que defendió lo indefendible y el maestro Abreu debería ser quien tendría que ser entrompado por el propio Chávez (como sugirió Clodovaldo H desde el privilegio de tener a su disposición las páginas de Ciudad Caracas).

Mientras tanto, mientras el comandante se recupera y regresa; que nadie se equivoque, Chávez sigue aquí: Yo soy Chávez y no me calo las ofensas de nadie, ni que quienes tengo considerados como mis amigos se abracen con quienes me ofenden…

oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3765 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: