La República Corporativa de Gringolandia, el Vaticano y las Dictaduras

INTROITO
¿Por qué nuestro gentilicio es “venezolano”? Porque tenemos esa nacionalidad. Bien porque nacimos en Venezuela o bien porque la adquirimos mediante adopción. Pero, ¿y qué es “Venezuela”? Ah… Es un pedazo de terreno localizado en el norte de lo que se conoce como “América del Sur”. Venezuela tiene sus límites físicos. Sus fronteras. De eso no hay duda. Y todo el que nace dentro de esas fronteras tiene el derecho de considerarse venezolano. Y así con la gran mayoría de los países. La gran mayoría. No todos.

HISTORIA
¿Cuándo aparecieron las primeras fronteras “físicas”? Yo me imagino que cuando comenzó la diversificación fenotípica entre los humanos. Porque los otros animales (“inferiores”) crean sus fronteras, muchas de ellas virtuales, solo en base a agrupaciones genéticas, a variedades. Y se creó la segregación. Y así vemos como muchos animales (perros, leones, etc.) marcan sus hitos, sus mojones, con un chorrito e’ miao.

De manera para nosotros innata los otros animales crean sus fronteras para garantizar la sobrevivencia de los mejores genotipos en “su” grupo. “Su” variedad. Para evitar la intrusión de otros genes. Es la llamada “Selección Natural”. Pero paradójicamente se ha demostrado que este aislamiento tiende más bien a lo contrario: se acumulan no solo genes buenos sino también genes malos. Y así se explica la desaparición constante no solo de variedades sino también de especies. Y la evolución necesita la incorporación de genes extra grupo.

En el caso de los humanos, como animales que somos, seguramente comenzamos a marcar nuestras fronteras con chorritos de miao. Para aislar nuestro harem.

Pero esto no fue suficiente para que genes extra grupo se colearan. Ah…la infidelidad femenina es de nunca acabar. Porque si el macho regaba sus genes por allí, las hembras no se enteraban, pero si la hembra salía preñá sin haber sido montada por el padrote, otra era la historia. Y comenzó la fábrica de explicaciones y excusas (“mamá, seguramente salí preñá porque me senté en la poceta del baño de los varones”). O también “fue la palomita del espíritu santo”. Todavía andan por allí muchos espíritus santos tratando de alimentar sus palomitas (Por allí se dice que los antiguos egipcios, el Egipto de los Faraones, se extinguieron porque como solo se cruzaban padres con hijas, madres con hijos, hermanos y hermanas, etc., se acumularon muchos genes malos. Pero también se dice que si no hubiera sido por los cachos de faraonas con esclavos u otros humanos “inferiores”, eso se hubiera acabado mucho antes).

Y por supuesto al incorporarse genes extra grupo aparecían nuevas características fenotípicas que permitían marcar grupos de genes que a su vez permitían “crear” nuevas variedades. Y este nuevo grupo de humanos con algunas características fenotípicas comunes se aislaba o lo aislaban. Se segregaba o lo segregaban.

En vista de que los chorritos de miao no eran suficientes para evitar la intrusión de genes extraños, los humanos crearon las fronteras físicas, materiales. Y se fundaron las ciudades “fortificadas”, aisladas con paredones muy altos, extremadamente resistentes, etc. Ya eso hoy día no es necesario porque es imposible (Aunque si dejan a los israelitas sionistas sin control son capaces de fabricar una especie de muralla china no para aislarse ellos sino para aislarnos a los que no somos judíos). Y se marcan las fronteras en un papel. “Y tú no puedes pasar de aquí para allá sin permiso”. Hoy día es bastante difícil alterar las fronteras por medio de la fuerza. Pero no imposible.

AMÉRICA PARA LOS AMERICANOS
Del origen del nombre no hay duda. Américo Vespucio. Es el Watson y Crick de la geografía. Por eso fue que Simón Bolívar llamó a la semilla de la integración suramericana “Gran Colombia”. Para reivindicar el nombre de Cristóbal Colón. Porque el continente que hoy se llama América debería llamarse “Colombia”. Claro, los tiempos han cambiado y a lo mejor habrá que inventarle un nombre. Pero por ahora se llama “Continente Americano”, “América”. Por ahí hay un chiste según el cual encontraron a Bush estudiando latín porque él y que se estaba preparando para viajar a Latinoamérica.

Norte América. Centro América. Sur América. ¿Donde están los límites de estas divisiones? En el norte está Canadá y sus canadienses, y México y sus mexicanos. Y bajamos hasta Chile y sus chilenos, y por supuesto pasamos por Jamaica y sus jamaiquinos. Pero ¿Cómo le decimos a los de Trinidad y Tobago? A lo mejor “Trinitos”.

Y hoy está muy bien sustentada la tesis que explica el por qué nos han dividido. Divide y vencerás. Divide y dominarás. Variedades de humanos contra otras variedades de humanos arbitrariamente sub divididas en sub variedades. Y esa variedad de humanos agrupados como españoles conquistaron gran parte de lo que hoy es América. Al igual que los portugueses. Y dominaron a la variedad de humanos que vivía en ese territorio. Y la variedad de humanos agrupada como anglosajones conquistó la parte norte. Pero entre estos y los españoles o portugueses no había posibilidad de mezcla genética.

Aparentemente en Portugal (la nación de los portugueses) se agruparon más genes malos que buenos, porque vean lo que es hoy después de haber sido una potencia mundial. Y España se ha salvado de vaina porque permitieron la entrada de nuevos genes (ya ustedes saben de quienes: véanle los pelos a Don Felipe de Borbón). Con los anglosajones la vaina es diferente porque es una nación más amplia, y ellos han permitido de manera muy selectiva, extremadamente selectiva, la incorporación de genes nuevos, lo que les ha permitido crear un imperio monstruosamente armado que domina a fuerza de billete gran parte del mundo “occidental”.

Entre Canadá y México está lo que se conoce como “United States of America”. Estados Unidos de América. Cuando uno lee lo que escribió Jefferson con referencia a la Constitución que él y sus compañeros de batalla pretendían imponer a los estados recién liberados del yugo inglés para crear la Nación, uno se da cuenta de que era un carajo extraordinariamente inteligente. Pero como siempre rodeao de una cuerda de cánceres. De la “Libre Empresa”. Y ellos fueron los que impusieron ese nombre. Ni siquiera de “Norteamérica”. No. Tenía que ser de “América”. Por eso fue que Bolívar quería integrar el Sur en la “Gran Colombia”, como contrapartida a los recién agrupados estados del norte.

Ahora, ¿por qué Monroe y sus semejantes insistieron con lo de “América” para ellos? Porque ellos se autodenominaban “americanos”, y su meta era (¿es?) ir incorporando el resto de los territorios, no solo de lo que ahora son los 48 estados contiguos, sino todo el continente americano a “sus” “Estados Unidos”. TODO. Desde Canadá hasta Argentina.

Poco a poco. Solo 13 estados firmaron la Constitución, pero fueron sumando hechos los locos territorio tras territorio. Y así le quitaron a México todo lo que es actualmente California, Arizona, Nuevo México, Texas. Y se adueñaron de Cuba y Puerto Rico. Pero afortunadamente los tiempos se movieron. Cambiaron. Y Cuba se liberó, pero no Puerto Rico. Y dicen que en la guerra que tuvieron con los mexicanos estos arrechos les decían “green Go” (esta es una de las versiones del origen del nombre “GRINGO”. “Green” porque supuestamente el uniforme de los invasores era de color verde). Y así ese gentilicio se estableció. Pero muy subliminalmente ellos, los gringos, comenzaron a diferenciar a los demás americanos. Con prefijos. Suramericanos, latinoamericanos, centro-americanos.

Porque americanos, así solito, son solo ellos. Y así los llama José Vicente, el Vicepresidente, y el arrechísimo requeterevolucionario Carlos Escarrá Malavé. Y por supuesto los escuálidos. Entre estos no me importa (ellos mentalmente son unos esclavos). Pero no lo soporto, no lo tolero, en los Bolivarianos. Mucho menos si son líderes y/o están en posiciones de Gobierno.

Recuerdo que el primer día de clases en mi postgrado en la Universidad de Florida, el Dr. James Soule, quien después sería mi amigo y asesor de mi tesis, dijo “first time that I have more United States citizens than foreigners”. United States citizens. No dijo ‘Americans”. Ese viejito debe estar gozando una bola y parte de otra en el Cielo.

LA REPÚBLICA CORPORATIVA DE GRINGOLANDIA
¿Cuál es el gentilicio para los nacidos en esa franja de territorio que queda entre Canadá y México? No puede ser “americano” porque americanos somos todos. Norteamericano tampoco porque también están los canadienses y los mexicanos. Estadounidenses tampoco porque también están los mexicanos. Así que yo propongo que los llamemos gringos. Ni siquiera yanquis. Gringos. Yo conocí a un señor que vivía en Florida y que para distraerse en su vejez, él y su mujer buscaban estudiantes extranjeros para ayudarlos a establecerse en “the american way of life”. Él me contó un chiste de su época en Nicaragua donde vivió por más de 15 años (y no hablaba ni papa de español.

Entendía algo, casi nada. Para que vean como son de integradores estos carajos). Los estudiantes izquierdistas en Nicaragua rodeaban la fábrica donde trabajaba el viejito y les gritaban “Yanquis, Go Home”. Y el viejito se arrechaba y les decía “Call me gringo but no yanqui”. Porque este viejito era un secesionista sureño, y por supuesto le tenía una gran arrechera a los “norteños”, los yanquis, que los vencieron en la guerra civil. Y claro, llamarlo “yanqui” era un insulto para él.

Ahora, si el gentilicio es gringo, el nombre de la patria es Gringolandia. La tierra de los gringos. República de Gringolandia. El nombre “Estados Unidos” es un genérico. No puede usarse. A menos que sea “Estados Unidos de Gringolandia”.

EL ADJETIVO
El gobierno de esa región de gringolandia es capitalista, liberal. Allí la sociedad como tal no existe. Las ONG son empresas, corporaciones, holdings. Inmensos. Gigantescos. Y los dos grandes partidos políticos están en manos de empresarios. Así que el gobierno está en manos de empresarios. Ni siquiera políticos-empresarios o empresarios-políticos. No. Empresarios. Y si ustedes registran quienes integran el cuerpo de asesores, ministros, etc., de Bush, se darán cuenta de que todos son empresarios. TODOS VIENEN DE EMPRESAS. Y por eso es que manejan el gobierno como una empresa, donde Bush es el CEO y los accionistas en su gran mayoría tienen el cerebro bien lavado (stone washed). Así que el adjetivo pudiera ser “Corporativa”. O “Empresarial”. República Corporativa de Gringolandia. Estados Corporativos Unidos de gringolandia (ECUG).

WALTER MARTÍNEZ Y SU DOSSIER
Hace algunos días vi como el excelente periodista Walter Martínez explicaba por qué no debería llamarse americanos a ustedes saben quienes. Y les dijo “estadounidenses”. Lo cual está malo porque los mexicanos también son estadounidenses. El nombre oficial es “Estados Unidos Mexicanos”. Sentí que Walter Martínez, extremadamente educado y delicado, no quiso llamarlos gringos. Quizás porque la mayoría de las veces cuando los llaman así es de manera peyorativa, de desprecio. Pero Walter, cómo se hace. Ellos se lo han ganado y en muy buena lid.

EL VATICANO
Dicen que el Estado de Israel fue impulsado por los judíos anglosajones (gringos e ingleses, con multizentrillones de dólares) para “liberarse” de los judíos pobres. De la chusma. Y la historia parece confirmar esta hipótesis (en inglés la palabra judío se escribe igual que joya, “jew’, pero no porque estos racistas sean una joya. No. Sino porque su vida gira en torno a las joyas, a la riqueza material). Y la eterna batalla entre judíos y cristianos se ha opacado un poco porque, por ahora, el frente de batalla es con los musulmanes. Ah… Las religiones. Quién las inventaría… (Recuerden: divide y vencerás. Divide y dominarás).

Los dueños de las fábricas de armas en EUCG son en su gran mayoría judíos. Así que los musulmanes les cayeron de perla, porque ya los cristianos estaban ocupados con otras cosas. Además ya los habían dividido (católicos, protestantes, etc.). Entre los anglosajones religiosos predominan los protestantes, y entre los ibéricos religiosos predominan los católicos. Y así está el continente americano. Los italianos comparten muchos genes con franceses y españoles. Y en Italia los católicos se adueñaron del poder económico y del poder político e inventaron el vaticano. Con minúsculas. ¿Qué es el vaticano? ¿Una república? ¿Una nación? ¿Un estado? Lo que sea, pero tiene un presidente, el papa. Y un cuerpo de ministros, los cardenales. ¿El PIB del vaticano, alguien lo conoce? ¿Quién o qué nutre las arcas del vaticano? ¿Cuál es su presupuesto? ¿El papa es presidente de quién? ¿de los católicos? Se sabe que al papa lo elige un grupo de cardenales, pero ¿quién elige a estos cardenales que son los jefes locales de los católicos? ¿En elecciones libres y secretas? No. A dedazo limpio. El papa los escoge. Así que ese sistema electoral del vaticano es totalmente anti democrático. ¿Quién manda en el vaticano? El papa. ¿Quién controla al papa? Nadie. Supuestamente él es infalible. ¿Hay defensor del pueblo? No. ¿Hay Contralor General? No. ¿Hay Fiscal general? No. ¿Hay libertad de prensa? No. ¿Hay libertad de expresión? No. Si no hay nada de lo que caracteriza a una democracia, entonces ESO ES UNA DICTADURA.

CODA
Y así este pobre despojo de hombre, el cardenal rosalio castillo Lara tiene las santas bolas de decir que en Venezuela lo que hay es una dictadura. (Me equivoqué en lo de “santas bolas”. Primero porque esta piltrafa no es ningún santo (más bien se parece al diablo: véanle bien la cara), y bolas, no debe tener).

Y con respecto a los gringos, los actuales gerentes de la corporación andan locos porque primero: los insumos, importados en su mayoría, cada día están más caros; segundo: los dueños de los insumos están despertando y se están uniendo (LA UNIÓN HACE LA FUERZA, CARAJO!!!!); tercero: el mercado, ‘su” mercado natural, está siendo invadido por otras corporaciones; cuarto: en algunas repúblicas del sur los nuevos gerentes-presidentes se están liberando del yugo gringo; quinto: la inversión que se hizo en Irak y Afganistán no está dando los dividendos prometidos a los accionistas de las empresas involucradas; sexto: se está comenzando a escuchar protestas de los accionistas primarios (el pueblo) en contra del CEO y su equipo gerencial. Es como para volverse loco. Pero es imposible que alguien que ya está loco se vuelva más loco.

LUIS RIVERO BADARACCO
LGRIVEROB@CANTV.NET
MATURÍN, 24 DE JULIO DEL 2005.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5136 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas