Ruralidades

La Madre Patria y Chávez

Antes que el presidente Hugo Rafael Chávez Frías nos sorprendiera con su regreso a La Patria, para menguar preocupaciones, dada la mejoría de su enfermedad inesperada, escribimos un artículo titulado “El reposo del Obrero”. Más viejo que sus padres, ellos de la misma Patria chica que él, nos solidarizamos con el pueblo de la “Madre Patria” preocupados por su salud. Y sugeríamos, de paso, que Chávez el hombre, el humano más allá de Presidente de todos los venezolanos que, de por sí, es un orgullo, se tomara un mes más, descontable de sus 12 vacaciones para una completa recuperación. 

Quisimos equiparar ese sentimiento con el de toda madre orgullosa de su hijo, doña Elena entre todas. Pero algunas mentes ancladas en el Río de Oro español con su “Puerto de Palos”, de donde zarpó Colón a las “tierras de indias”, se mostraron celosas de la “Madre Patria” que nos endilgaron los colonizadores como si las nuestras las hubiera “parió” los reyes de España. Es decir, así los entendemos, incluido aquel “porqué no te callas” del rey mal puesto por Baco con toda la mala intención de quien se pretende amo de todos estos valles de la America Latina, incluidos los pocos que todavía tienen entre las sienes que la “Madre” Patria la tenemos en Madrid. ¡Jesús y Bolívar nos salven el lugar!. No por España misma a quien tenemos en estima, más bien por los Aznar de allá, que al parecer no los hay en otras tierras. 

¿Por que nos enseñaron el idioma? Es que eso vino incluido en el paquete. De lo contrario, todavía los norteamericanos estarían peleando con los ingleses que entraron por el sur.

Así la evolución y revolución de los pueblos, como ya nos sacudimos eso del “día de la raza”, entre muchos epítetos discriminatorios, a ningún natural de estas patrias de la America Latina y el Caribe le agrada el tutelaje patriótico  desde más allá de nuestras fronteras. Claro, que todavía quedan “piti…”. No hay que dudarlo. 

Ahora mismo lo más importante: Hugo Chávez. El camarada Presidente regresó a Cuba con los médicos venezolanos que le tienen controladas células por célula, conjuntamente con los científicos de la Madre Patria de Martí y Fidel Castro. Los antichavez=antipatria de aquí y de Miami reprochan esa decisión pro-salud. Desconocen, o se hacen de la “varita mágica” de los bolsas. Y uno con el pueblo le dice a Chávez: si al virus lo detectaron allá, en esa tendrá su purificador fuera de tu cuerpo camarada. Por ahora no te preocupes por los agoreros. La Madre Patria que es nuestra Venezuela está bien cuidada con la vigilia de los bolivarianos y verdaderos cristianos, que somos pueblo, sin arma y con arma. 

No amenazamos a nadie pero hay una juventud, sin distingo de sexo, raza o religión, que está a la expectativa. Y en la “casa de misia Jacinta” los mismos hombres y mujeres que, entre otros millones de luchadores y pueblos en general, rodearon Miraflores,  “Conejo Blanco”, Maracay, Guarenas y todas las capitales de Estado, que hicieron enculillar a Carmona y orinar al fanfarrón Romero; chorrear las medias de la papo (a Patricia Poleo) y la rodillera de Corina Machado, quienes ya no podrán atajar al pueblo venezolano con su empuje “¡pá lante Comandante!”.  Hasta pronto. No antes. 

Patria, Socialismo o barbarie.  

                                                            *pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1661 veces.



Pedro Méndez*


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor