Ministro Menéndez: Ahora detenga a la mafia de CANTV

En Caracas se ha estado presentando un 'fenómeno' muy extraño. En lo que va de año, miles de líneas telefónicas de CANTV en varias zonas de la capital, tanto en hogares como en comercios, se han dañado. La Pastora, El Marqués, Los Palos Grandes, etc. han sufrido esta extraña situación, pero, ¿tantas líneas echadas a perder al mismo tiempo? 

Los afectados pasan hasta 4 meses sin tener línea telefónica y cuando llaman al número de reclamos y averías 151 de CANTV, la respuesta es: “será reparado de 24 a 48 horas”, pero yo pregunto:  ¿de 24 a 48 horas o 48 días?

En mi caso por ejemplo, ya tengo tres semanas sin teléfono. Centenares de hogares y comercios en Los Palos Grandes NO tiene teléfono. De manera milagrosa, una cuadrilla vino hace dos semanas y reparó solamente las líneas de “algunos comercios”, pero las de los residentes y otros establecimientos continuaron dañadas.

Un vecino del sector, desesperado porque su empresa depende de su teléfono y fax, logró ubicar a un “técnico” quien le pidió la suma de 1.500 Bsf para colocarle la línea, pero el vecino solo tenía 800 Bsf en la mano los cuales el “técnico” tomó sin problemas, diciendo: 'El que me pague se la reparo”. En minutos le repararon la línea al vecino.

Pero el vecino no ha sido el único que ha tenido que pagar para que le pongan la línea. Una conocida que vive en El Marqués, pagó 4.000 Bsf luego de la desesperación de estar 4 meses sin teléfono.

Ahora pregunto, ¿cómo es que le reparan la línea a solo un afectado entre centenares de personas y por una buena suma de dinero?

Para más INRI, entre tantas llamadas hechas al 151 por diferentes afectados incluyendo mi persona, las respuestas de los operadores varían desde, “se están realizando cambios mayores de cableado en la zona”, hasta “el alcalde de Chacao no ha pagado un impuesto que debe a CANTV por lo que no tendrá teléfono hasta el 24 de junio”. ¿¿¿??? Si esto fuese cierto, ¿Qué tiene que ver la alcaldía con los teléfonos de los residentes y comercios cuando nosotros pagamos nuestras cuentas?

Si no pago mi teléfono me lo cortan de ipsofacto, pero si paso meses sin teléfono, la CANTV igualito me pasa la factura que tengo que pagar por un servicio que no funciona.

Desde principios de año el “fenómeno de líneas telefónicas dañadas” ha estado sucediendo en Caracas de forma silenciosa.

Nada de esto sale en las noticias y mucho menos en la página web de CANTV, por lo tanto, nuestro Comandante nunca se ha enterado de las irregularidades con las líneas.

Ahora vueeelvo a preguntar, ¿qué, quién o quiénes están detrás de esto? ¿Cómo se explica tantas líneas echadas a perder en pocos meses? ¿Por qué tardan hasta 4 meses para repararlas? ¿Es un modus operandi de las contratistas para ganar más dinero? ¿O es causa de las lluvias? Pero si fueran las lluvias ya nos hubieran dicho eso, así que, para mí esto huele a mafia.

Hoy salté de alegría cuando leí la noticia de que “la mafia de las cabillas había sido detenida”. Por fín los agarraron. Desde que se nacionalizó SIDOR se las están robando. No es nuevo. Por eso SIDOR nunca mostró “ganancias”. Exijo. como parte del pueblo que soy, que se le confisquen todas las cuentas y bienes a esos ladrones de cabillas que se enriquecieron con los recursos del Estado.

Ahora hay que detener a la mafia de la CANTV y a la mafia de las compañías eléctricas que están saboteando y socavando a la revolución, cual nomenclatura soviética, provocando malestar en los usuarios para golpea las elecciones del 2012. 

Ministro Ricardo Menéndez, usted tiene que investigar este asunto de la CANTV. No podemos permitir que nos socaven nuestras empresas de Estado para afectar las venideras elecciones, pues créame que ese es el objetivo del enemigo desesperado por retomar el poder.

ivanka27@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3820 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor