Entrevistando imaginariamente a Marx sobre lo tratado en:

El capítulo IX de “El Capital” (I)

¿Cuál es la primera ley de la masa de plusvalía?

Suponemos, como se ha venido haciendo hasta aquí, que el valor de la fuerza de trabajo, o sea, la parte de la jornada de trabajo necesaria para la reproducción o conservación de la fuerza de trabajo, es una magnitud dada, una magnitud constante.

Sentado esto, veremos que la cuota de plusvalía nos indicará  a la vez la masa de plusvalía que un determinado obrero rinde al capitalista en un período de tiempo dado. Así, por ejemplo, si el trabajo necesario representa 6 horas diarias, expresadas en una cantidad de oro de 40 bolívares, tendremos que 40 bolívares es el valor diario de una fuerza de trabajo, o, lo que es lo mismo, el valor del capital desembolsado para comprar una fuerza de trabajo durante un día. Y si la cuota de plusvalía es del 100 por ciento, nos encontraremos con que este capital variable de 40 bolívares producirá una masa de 40 bolívares, o, lo que tanto vale, que el obrero rendirá una masa de plusvalía de 6 horas diarias.

Pero, sabemos que el capital variable es la expresión  en dinero del valor global de todas las fuerzas de trabajo empleadas al mismo tiempo por el capitalista. El valor del capital variable será,  por tanto, igual al valor medio de una fuerza de trabajo multiplicada por el número de fuerzas de trabajo empleadas. Por consiguiente, sabiendo el valor de la fuerza de trabajo, la magnitud del capital variable estará en razón directa al número de obreros simultáneamente empleados. Si suponemos que el valor diario de una fuerza de trabajo es igual a 40 bolívares, para explotar diariamente 100 fuerzas de trabajo será necesario desembolsar un capital de 4000 bolívares, y para explotar n fuerza de trabajo un capital de 40n bolívares.

Y del mismo modo, si un capital variable de 40 bolívares, o sea el valor diario de una fuerza de trabajo, produce una plusvalía diaria de 40 bolívares, un capital variable de 4000 bolívares producirá  una plusvalía diaria de 4000 bolívares y un capital variable de 40n producirá una plusvalía diaria de 40 bolívares x n. Por tanto, la masa de plusvalía producida es igual a la plusvalía que rinde la jornada de cada obrero multiplicada por el número de obreros empleados. Pero como,  además, dado el valor de la fuerza de trabajo, la masa de plusvalía que produce cada obrero depende de la cuota de plusvalía, tenemos esta primera ley: la masa de plusvalía producida es igual a la magnitud del capital variable desembolsado multiplicado por la cuota de plusvalía, o lo que es lo mismo, se determina por la relación compleja entre el número de fuerzas de trabajo explotadas simultáneamente por el mismo capitalista y el grado de explotación de cada fuerza de trabajo de por sí.

Llamemos P a la masa de plusvalía, p a la plusvalía que rinde por término medio cada obrero al cabo del día, V al capital total variable desembolsado y v al capital variable desembolsado para comprar un día de fuerza de trabajo, f al valor medio de una fuerza de trabajo, a’/a (trabajo excedente/trabajo necesario) a su grado de explotación y n al número de obreros empleados. Tendremos, entonces, la siguiente fórmula:

P= pxV/v y P= fxnxa’/a.

Damos constantemente por supuesto, no sólo que el valor de una fuerza de trabajo media es constante, sino que los obreros empleados por un capitalista son todos obreros de calidad media. Hay casos excepcionales en que la plusvalía producida no crece en proporción al número de obreros explotados; en estos casos, el valor de la fuerza de trabajo no es tampoco constante.

nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1731 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: