Causas por la que perdimos la mayoría en las elecciones del 26-S

En principio, y para que no nos llamemos a engaño, les muestro los resultados definitivos de las elecciones del 26 de setiembre: el PSUV 5.447.198 votos, que equivalen al 48,17%; La MUD: 5.321.998 votos, que equivalen al 47,06%; y, El PPT: 539.949 votos, que equivalen al 4,77% del total de votos válidos. Ahora bien, como partido el PSUV ganó dichas elecciones; pero si nos comparamos con la oposición, tendríamos que sumarle a la MUD, los votos del PPT, lo que nos da un total de 5.861.947, que equivalen al 51,83% del total de votos; lo que arroja un total de votos de la oposición sobre el PSUV y aliados, de 414.749 votos. Esto, sin ninguna duda, nos obliga a hacer un profundo análisis del por qué de esta brutal caída, que es lo que pretendo hacer, en forma de crítica constructiva y de una manera muy condensada dado el reducido espacio de que dispongo.

PRIMERA CAUSA: La guerra de Cuarta Generación con que somos bombardeados día a día, a través de los medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales al servicio del imperio yankee, no son más que matrices de opinión muy bien planificadas por los laboratorios de guerra de cuarta generación de la CIA (Agencia Central de Inteligencia del imperio), que van dirigidas a la captación de la mente, tanto de sus propios seguidores (la oposición), como de quienes les adversan ( el socialismo democrático y revolucionario), con la finalidad de lograr objetivos políticos previamente delineados, que por medio de las técnicas utilizadas ( propaganda subliminal o repeticiones sucesivas) se van a fijar en la mente del receptor para así convertirlo en un autómata al servicio de los intereses del imperio; así vemos, como un grupúsculo de mal llamados venezolanos, algunos de ellos prófugos de la justicia venezolana, que acaban de entrevistarse con un grupo de funcionarios del imperio, dieron declaraciones públicas (por los medios imperiales) solicitando que el imperio intervenga a Venezuela y aduciendo que nuestro Gobierno perjudica los intereses del imperio (delito de traición a la Patria tipificado en los Artículo 128 y 129 de nuestro Código Penal). Pues bien, estas declaraciones les fueron entregadas a estas personas por personeros del gobierno imperial y obedecen a informaciones destinadas a convertirse en matrices de opinión, propias de la guerra de cuarta generación, destinadas a hacer ver que nuestro Presidente es un tirano que impide que otros países logren sus “magnánimos” intereses.

Este tipo de guerra es sumamente compleja, ya que en ella no se utiliza armamento militar (fusiles, tanques, aviones, buques o misiles), sólo se utilizan los medios de comunicación, es un laboratorio generador de matrices de opinión; un grupo de científicos y técnicos, que son quienes van a elaborar dichas matrices y un centro de poder para respaldar toda su actividad.

Es bueno decir, aunque sea grosso modo, que este tipo de guerra hace suya los principios de la publicidad, de la propaganda y de la guerra psicológica. La publicidad va dirigida al consumidor a fin de que compre determinados productos. La propaganda está orientada a resaltar ciertos hechos que puedan cambiar tus preferencias políticas, económicas o sociales. La guerra psicológica, que puede valerse de la propaganda, va fundamentalmente dirigida a los combatientes en una guerra o conflicto militar. Todas ellas se diferencian de la guerra de cuarta generación, en que esta va dirigida directamente a la mente del receptor, convirtiéndolo en una marioneta de lo que se le ordene, sin posibilidades ciertas de que pueda desertar.

Ahora bien, visto lo anterior, no podemos seguir siendo blanco del imperio, actuando sólo a la defensiva, necesario es pasar, cuanto antes, a la ofensiva, de manera de poder neutralizar las matrices de opinión del imperio y, simultáneamente crear nuestras propias matrices de opinión que coloquen al imperio a la defensiva. Para ello es necesario crear, de inmediato, nuestro propio laboratorio de guerra de cuarta generación; o de lo contrario bajaremos aun más en las próximas votaciones, cosa, que por supuesto, nadie quiere.

SEGUNDA CAUSA: La impunidad. La impunidad tiene muchas causas; a saber: La quinta columna incrustada tanto en la Fiscalía como en los Tribunales de Justicia (esta será analizada como punto aparte). La falta de ética de algunos funcionarios de justicia, donde usted ve como ponen en libertad a personas que han cometido delitos tipificados en nuestras Leyes penales, e inclusive aprehendidos en flagrancia. Aquí se impone una revisión, tanto de la Fiscalía como de los Tribunales, no es posible que algunos de estos funcionarios aparten su deber jurídico y lo cambien por actitudes meramente políticas porque esto nos llevaría a la negación y degeneración de la justicia; y, como consecuencia, a la desaparición del estado de derecho contemplado en nuestra Carta Magna. Otra de las causas de la impunidad la encontramos en la falta de adecuación de Leyes y Códigos con la nueva Constitución de 1.999; así vemos, que el Código Orgánico Procesal Penal fue elaborado en la Cuarta República, cuyo fin era que los delincuentes políticos tuvieran una vía de escape al permitir que se les juzgue en libertad y así poder salir del País, y como el mismo Código impide que se juzgue a los ausentes, estos sólo tenían que esperar que sus delitos prescribieran para quedar impunes. Por tanto, se impone modificar dicho Código a objeto de eliminar tal disposición de no poder ser juzgado en ausencia; pero como quiera que es un Código Orgánico, debe ser modificado antes del 05 de enero, ya que se necesita la mayoría calificada de dos tercios para poderlo hacer. Otro Código que debe ser modificado, cuanto antes es el Código penal, de tal manera que se establezca la norma que contemple que: todo aquel que reciba dinero de un País extranjero con el fin de desestabilizar el nuestro, debe ser considerado como traidor a la Patria.

TERCERA CAUSA: La quinta columna. De todos es conocido, que en la Administración Pública la mayoría de sus funcionarios pertenecen a la oposición, de ahí que su manera de desprestigiar al Gobierno es atendiendo mal a los usuarios, e inclusive, murmurando contra nuestro Presidente, inventando las miles de barbaridades; esto trae como consecuencia que muchos usuarios se sientan ultrajados, vejados, pensando que la Administración Pública es ineficiente. Pero, no sólo están presentes en la Administración Pública estricto sensu, sino en la mayoría de los organismos que prestan una función pública, así vemos, que en la UNEFA, la mayoría de los decanos y profesores son de la oposición, y, esto sí es un verdadero peligro, porque se trata de un a casa de estudio importante, la más grande de las universidades de Venezuela, con más de doscientos mil alumnos, que pueden ser caldo de cultivo para que la oposición siembre en ellos sus antivalores. También en organismos que prestan servicios estratégicos como lo es Protección Civil, está copado en un 95% , aproximadamente, de personas de la oposición, incluyendo sus jefes, esto es insólito pero cierto. Yo quisiera plantear, aunque sea como un ejercicio didáctico, qué pasaría, en el supuesto negado, que la oposición fuera gobierno, ustedes creen que aceptarían que los profesores y decanos de las universidades del País fueran socialistas revolucionarios y que enseñaran las doctrinas socialistas, no, por supuesto que no, los desaparecerían como hacían en la Cuarta República. Entonces, concluyo preguntando, qué estamos esperando para sustituir a esa oposición en todos los entes educativos y los de carácter estratégico, ahí lo dejo.

CUARTA CAUSA: El burocratismo; Quizás sea una consecuencia de la quinta columna, no sólo la que acabamos de mencionar que constituye la oposición abierta, sino también la que se disfraza de rojo rojita, que en vez de simplificar los procedimientos, los entraba con el objetivo de crear una atmósfera de ineptitud en los órganos estatales. En este grupo encontramos funcionarios de la Fiscalía y de los Tribunales de Justicia, que no necesariamente entraban los procesos, sino que utilizan el silencio como arma política, cruzándose de brazos para así favorecer a personeros de la oposición, en vez de aplicar la Ley; y, cuando el silencio no es posible, tuercen sus decisiones, por más erradas que sean para darle una oportunidad a algún delincuente oposicionista para que escape del País; recientemente hemos visto muchos de estos especímenes actuando impunemente; y, muchos nos preguntamos dónde está la correspondiente investigación a estos personeros, vamos acaso a seguir alimentando al monstruo de la impunidad. Estos personajes disfrazados de revolucionarios actúan libremente en otros organismos públicos, en estos días tuve, en ejercicio de mi profesión de abogado, que elaborar la declaración sucesorial de un pariente fallecido, y me encontré que dicha declaración hay que hacerla a máquina de escribir, pero resulta que dichas máquinas ya no existen, y si queda alguna por allí, resulta que las cintas ya ni las fabrican. Se trata de unos formatos de un tamaño tan grande que no es posible manejarlos, constitutivos de más de siete anexos igualmente grandes; hay que ver la cantidad de personas que se quejan de que en ese organismo se sigan utilizando procedimiento propios de la colonia; la pregunta es, por qué no se implementa un sistema para elaborar dicha declaración a través de internet, tal y como se hace con el pago del impuesto sobre la renta.

QUINTA CAUSA: Discriminación gremial; voy a referirme al gremio de oficiales de la FANB en situación de retiro (pensionados). Cuando me refiero a la palabra gremio, lo hago en base a la acepción N° 5 del DRAE (Diccionario de la Real Academia Española) sobre esta palabra; que dice: “Conjunto de personas que tienen un mismo ejercicio, profesión o estado social”; los militares constituimos un gremio, porque ejercemos la misma profesión, la cual no cesa con el pase a retiro, sino que nos acompaña hasta la muerte, la única diferencia es que dejamos de ser pueblo armado mientras no se requiera de nuestros servicios como tal, en caso de ser requeridos estamos obligados a volver ser pueblo en armas para la defensa de nuestra soberanía y dignidad nacional. Ahora bien, existe una Ley de Seguridad Social de la Fuerza Armada, que contempla, que cualquier aumento que reciba el personal en servicio activo le será otorgado al personal en situación de retiro, en la misma cuantía y desde el mismo momento que se les otorgue al personal activo; me refiero al bono alimentario y al bono recreacional; pero, es que además de ello existe una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que ordena al Ministerio de la Defensa pagar, de inmediato, el bono alimentario al personal en retiro en la misma cuantía que se le está pagando al personal activo. A este requerimiento jurídico, el Ministro de la Defensa se ha venido negando a dar cumplimiento, en forma reiterada; debo decir que esta negativa del Ministro de la Defensa constituye el delito de desacato a la autoridad judicial; pero, igualmente, el Sr Ministro se ha negado a pagar el bono recreacional a que tienen derecho los militares profesionales en situación de retiro, que jurídicamente constituye un derecho adquirido; y sucede que se ha ordenado, en forma ilegal, el cese de su pago. Colocar, a parte de un gremio tan importante como lo es el constituido por el personal militar profesional en situación de retiro en un estado de “capitis deminutio” ( pérdida de sus derechos económicos y sociales), no es ni legal ni prudente.

SEXTA CAUSA: Ineptitud de muchos funcionarios públicos. Estoy cansado de ver a nuestro Presidente, casi que implorando, que cese la impunidad; que se hagan Leyes que impidan groseras actuaciones de países extranjeros en actividades conspirativas; que se construyan viviendas dignas para nuestro pueblo; que no se descuide el sistema de salud; que se luche contra el latifundio; que cese la venta ilegal de bebidas alcohólicas en nuestros barrios y urbanizaciones; que luchemos por la unidad; que practiquemos la autocrítica constructiva; etc, etc. Esto significa o que hay mucho funcionario inepto o no motivado o quinta columna. No hay más que ver nuestras carreteras llenas de baches, las ciudades nadando en basura, la ausencia de medicamentos en muchos CDI, el desinterés de muchos Diputados a la Asamblea Nacional en la elaboración de Leyes fundamentales como la Ley del Trabajo, La Ley de Educación Universitaria, la Ley de seguridad Social de la FANB, que por cierto tiene años engavetada en la Asamblea; La modificación de los Códigos Penal y Procesal Penal, etc.

SÉPTIMA CAUSA: Lenidad del Gobierno para castigar delitos y situaciones violatorias de disposiciones legales, que causan lesiones a nuestra economía y la seguridad alimentaria; tales como: el aumento desmedido de los precios de alimentos, medicinas y demás bienes de consumo por parte de los comerciantes e industriales; no es posible, que usted adquiera un producto por un precio y a la semana siguiente ha subido el doble y así sucesivamente, haciendo nulo cualquier aumento de salario; y, lo que es peor incidiendo directamente en uno de los flagelos que más daño nos causa como lo es la inflación. Otro punto importante es ver como en algunos canales de televisión privados y en algunos periódicos se hace apología descarada del delito; se ofende diariamente a nuestro Presidente, se incita a la conspiración y a la desestabilización del País; se llama al imperio a que nos invada y CONATEL se hace el de la vista gorda y no da cumplimiento a lo pautado en la Ley RESORTE.

Este es mí aporte a la autocrítica constructiva.

* coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado en ejercicio.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3002 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US N /ideologia/a112879.htmlCUS