El Legado del Comandante Supremo Hugo Chávez

Rumbo al Socialismo
Artículo semanal de la Red Popular del Conocimiento Libre para la Formación Integral del Poder Popular
Semana 2: del 18 al 24 de marzo de 2013.

Resumir en un artículo el legado de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez es una tarea difícil por no decir imposible, pues es inmenso y quizás tendrá que pasar algún tiempo para que podamos dimensionar su contenido, riqueza, complejidad y trascendencia; es por ello que en este artículo aportaremos algunas ideas que contribuyan con el debate y la construcción colectiva, en estos tiempos donde el dolor y la lucha se entremezclan y se hace fundamental algo en lo que siempre insistió el propio Comandante Supremo citando a Marx desde Mészáros: “la teoría (...) se convierte en una fuerza material en cuanto se apodera de las masas”.

En nuestra opinión el principal legado al cual debemos referir es la Praxis Revolucionaria Socialista Bolivariana que durante muchos años de lucha, reflexión y estudio construyó. Se dice fácil pero no lo es tanto.

Comencemos por definir qué significa praxis a la cual siempre tendemos a confundir con mera práctica, es mucho más que eso, desde la concepción marxista la praxis es la unión indisoluble y dialéctica entre la teoría y la práctica, no es sólo práctica, es la práctica sustentada y orientada en la teoría, es la teoría en acción que se crea y recrea permanentemente desde la práctica. Teoría y Práctica, binomio dialéctico que se constituye en Praxis.

Decía Paulo Freire que una de las cosas más difíciles es ser coherente o vivir con coherencia, se refería este educador brasileño y padre de la Educación Popular o Liberadora en América Latina a tener una Praxis.

Chávez fue coherente en su vida, construyó una praxis revolucionaria de carácter socialista bolivariana que se fue desarrollando con base en su pensamiento dialéctico, que le exigió cada vez más interpretar críticamente la realidad nacional e internacional y en consecuencia formarse permanentemente y construir en la teoría y en la práctica distintas propuestas, históricamente contextualizadas e hilvanadas, que fueron impulsadas con convicción, audacia, fuerza, energía y sobre todo, con inmenso amor; para convertirse en realidades incuestionables e hitos históricos que durante los últimos 31 años van desde el Árbol de las Tres Raíces (1982) hasta su última proclama el 8 de diciembre de 2012, donde una vez más nos demuestra su compromiso y amor por el pueblo por encima del trance personal que atravesaba.

Rescatar, en medio de un estado de absoluta alienación ideológica burguesa en el cual nos tenía sumergido el sistema capitalista a través de toda su superestructura de dominación, el concepto y amor por la Patria y el pensamiento emancipador de nuestro Libertador Simón Bolívar, de su maestro Simón Rodríguez y de Ezequiel Zamora como base de una Revolución auténticamente Bolivariana, que va tomando cuerpo teórico en el Árbol de las Tres Raíces (1982) y más tarde en la Agenda Alternativa Bolivariana (1996) donde se hace un extraordinario diagnóstico político, económico y social del país en el contexto de las políticas neoliberales que el capitalismo internacional imponen y que como alternativa central para salir de ese laberinto plantea el Proyecto Nacional Simón Bolívar, como un proyecto estratégico de largo plazo cuya realización pasaba por la toma del poder político, la inmediata convocatoria a una Asamblea Constituyente para construir, con la participación protagónica del pueblo, la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), carta magna que representa el proyecto de país, de sociedad, que se propone construir en la V República; y de inmediato lograr el equilibrio del país en lo político, social, económico, territorial e internacional, trazado a través de las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007, como primera fase del proceso que sentara las bases en un mediano plazo (10 años) para comenzar a transitar hacia el Socialismo Bolivariano (2007).

Cumpliendo con lo establecido en el Art. 187 literal 8 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que establece como una de las atribuciones de la Asamblea Nacional: “Aprobar las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la Nación, que serán presentadas por el Ejecutivo Nacional en el transcurso del tercer trimestre del primer año de cada período constitucional”, en septiembre de 2001 presenta el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007 donde se propone lograr cinco grandes equilibrios: Equilibrio Político, Equilibrio Social, Equilibrio Económico, Equlibrio Territorial y Equilibrio Internacional. De esta forma se avanza en esta primera etapa de la Revolución Bolivariana, llena de tropiezos y sabotajes por parte de la contrarrevolución donde destaca el Golpe de Estado mediático (2002), el Paro Petrolero (2002-2003), la Huelga Patronal (2002) y el Referendum Revocatorio Presidencial (2004)... generando incalculables daños al país en lo económico y social, pérdidas multimillonarias y un gran atraso en el proceso de transformaciones revolucionarias.

Nuestro Comandante Eterno a pesar de las dificultades se mantiene firme y avanza decididamente impulsando las misiones sociales, decretando leyes fundamentales en el marco de la Ley Habilitante, definiendo e impulsando los 10 Objetivos Estratégicos (2004), obteniendo un aplastante triunfo electoral (2006), impulsando los cinco motores de la Revolución (enero 2007): Ley Habilitante, Reforma Constitucional, Moral y Luces, La Nueva Geometría del Poder y la Explosión del Poder Comunal, que como se puede apreciar son motores que tácticamente allanarían el camino para iniciar la segunda fase de la Revolución y que se concretaría en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013, conocido como Proyecto Nacional Simón Bolívar 2007-2013 o Primer Plan Socialista de la Nación; donde se plantean siete líneas generales que retoman y sintetizan todo el proceso de construcción vivido hasta ese momento y que va desde el Árbol de las 3 Raíces (1982)hasta los 5 motores de la Revolución (2007).

Con el Primer Plan Socialista de la Nación comienza lo que pudéramos denominar la segunda fase de la Revolución Bolivariana, que durante el sexenio 2007-2013 ha avanzado a paso de gigantes con una clara orientación plasmada en las siguientes 7 líneas generales, cada una compuesta de un enfoque que se operacionaliza a través de Objetivos, Estrategias y Políticas: La Nueva Ética Socialista, La Suprema Felicidad Social, Democracia Protagónica Revolucionaria, Modelo Productivo Socialista, Nueva Geopolítica Nacional, Venezuela Potencia Energética Mundial y Nueva Geopolítica Internacional.

Nuestro Comandante Supremo jamás perdió de vista que el desarrollo de las líneas del PNSB 2007-2013 y de los futuros Planes Socialistas pasa por un marco constitucional y legal que los blinde y ante el revés sufrido con los resultados del Referendum Constitucional (diciembre 2007) plantea en enero de 2008 la política de las 3R Revolucionarias (Revisión, Rectificación y Reimpulso) y al mismo tiempo reimpulsa la creación de nuevas leyes (de carácter orgánicas) para blindar el desarrollo de la base fundamental del socialismo bolivariano: El Poder Popular y el Estado Comunal, así como la garantía de los derechos fundamentales del pueblo y la construcción de las nuevas relaciones sociales de producción y distribución socialistas, siendo las siguientes tan solo una pequeña muestra de ello, pues la cantidad, diversidad y complejidad del sistema de leyes revolucionarias es otra de las grandes obras del Comandante Chávez:
Ley Orgánica del Poder Popular
Ley Orgánica de las Comunas
Ley Orgánica de Contraloría Social
Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular
Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal
Ley Orgánica de los Consejos Comunales
Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno
Ley Orgánica de Gestión Comunitaria para la Transferencia de Competencias, Servicios y Otras Atribuciones
Reforma de la Ley Orgánica de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (LOPCYMAT)
Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadoras y Trabajadores (LOTTT)
Ley Orgánica de Educación

Durante apróximadamente cinco años (2007-2012) nuestro Comandante Presidente liderizó la ejecución de las líneas del Primer Plan Socialista de la Nación, cuya experiencia sistematizó para construir el Programa de Gobierno para la Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019, mejor conocido como el Programa de la Patria, que desarrolla y profundiza aún más las 7 líneas del PNSB 2007-2013 a través de la definición de 720 Objetivos, partiendo de 5 Objetivos Históricos que serán logrados a través de: 23 Objetivos Nacionales, 135 Objetivos Estratégicos y 562 Objetivos Generales, tal como se ilustra en el siguiente esquema:

http://ead.cepep.org.ve/file.php/1/RPCL/Sintesis_Objetivos_PPGGB_2013-2019_-_2.jpeg

http://ead.cepep.org.ve/file.php/1/RPCL/Resumen_Objetivos_PGGBS_2013-2019.jpg


Esta red compleja y profunda de 720 objetivos de diversos niveles representa en este momento histórico la más alta expresión o concreción de la coherencia de nuestro Comandante Supremo y su legado, quien fue capaz de interpretar el momento histórico en que nos encontramos e ir progresivamente creando las bases políticas, constitucionales y legales necesarias para que las tareas, también definidas en el Programa de la Patria y que en los próximos años debemos realizar, nos permitan profundizar el proyecto socialista bolivariano hasta hacerlo irreversible.

El Comandante Supremo nos modeló desde su praxis el concepto de paciencia estratégica que lo caracterizó y de la que siempre nos habló, la misma que sólo es posible cuando se tiene un proyecto histórico claro (bien fundamentado teóricamente) y se dan pasos coherentes con ese proyecto al mismo tiempo que se interpreta críticamente la experiencia que se va generando en ese recorrido histórico desde la teoría política revolucionaria, para así tener bases que permitan configurar estrategias transformadoras en la dirección correcta, en nuestro caso: Rumbo al Socialismo Bolivariano.

Es por ello que hoy más que nunca, con la paciencia estratégica del Comandante Chávez quien sabía que el futuro se construye y garantiza en el presente; debemos hacer todos los esfuerzos necesarios por honrar su legado histórico y poner en primer plano el Objetivo Estratégico 1.1.1. del Programa de la Patria “Lograr una sólida, combativa y festiva victoria en las elecciones presidenciales del 7 de octubre (ahora 14 de abril), que eleve la moral del pueblo venezolano y de los pueblos del mundo en su lucha por la emancipación” el cual como sabemos está enmarcado en el Objetivo Nacional 1.1. “Garantizar la continuidad y consolidación de la Revolución Bolivariana en el poder”

Pudiéramos y debemos seguir identificando miles de otras cosas que dan muestra de la praxis revolucionaria de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez la cual es digna y necesaria de emular por cada patriota venezolano y latinoamericano; por ahora como bien él diría, nos despedimos en esta entrega con su palabra escrita en Las Líneas de Chávez y que son una prueba más de su coherencia, de su praxis revolucionaria socialista bolivariana !!!

“El objetivo supremo, lo sabemos, es la independencia. ¡El camino, que
nadie lo dude un instante, es la Revolución! ¡La bandera es el socialismo!
¡El líder es Simón Bolívar!”
Hugo Chávez Frías


http://www.conocimientolibre.mpf.gob.ve/

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6157 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a162645.htmlCUS