La razón del Comandate

Me había abstenido de escribirte con un tono de despedida, nunca me han gustado los adioses definitivos, pero cuando la tormenta nos da una tregua y la aceptación se presenta las letras se me hacen más fluidas.

Primero presidente, quiero pedirte una disculpa, después de ver la entrega total de la que fuiste capaz, no queda otra cosa que sentir vergüenza, de tener la impresión de que no se hace lo necesario para que fueras comprendido y en la construcción de la nueva república, que tu grandeza algunos la entenderán dentro de mucho tiempo, cuando tu ausencia sea palpable en todo ámbito.

Yo siempre he comulgado con ideales de izquierda, crecí con la dicha de tener una biblioteca entera a disposición, con libros que me hablaban de Marx, la Revolución Cubana y las hazañas del Che Guevara.

No he sido el más disciplinado de tus votantes, siempre desde mi visión anarquista rehusé el inscribirme a ningún partido político, no me gustaban las prendas rojas con las que había que ataviarse para ir a alguna concentración, que muchos con camisas rojas y corazón negro pululaban en esas muestras de fuerza de calle.

Y te confieso, que mis reservas sobre quien solicitaste fuese elegido como tu predecesor tuve, pero si tú confiaste en él para la continuidad de la revolución, yo también lo hago, esperemos el tiempo y la historia te den la razón comandante

El día de la inscripción de nuestro candidato Maduro, tuve la oportunidad de colocarme la camisa roja que tanta ilusión me regalo un tío pocos días antes de tu partida física y que por esas vueltas de la vida nunca me coloque para acompañarte comandante.

El compromiso se hace mayor sin tu presencia, y la cuesta se inclina más, ahora compañero Chávez, veremos de qué estamos hechos los que nos hacemos llamar revolucionarios, que esa condición debe ser ganada y no otorgada por nadie. Me despido jurando lealtad a tu ideario, y con esta frase que mientras conversaba ayer surgió.

“la Razón es tan relativa como el tiempo, y solo al transcurrir una la otra se devela”.

Con la izquierda siempre…

Chávez vive vive, la lucha sigue y sigue…

Eduardo Abud
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a161293.htmlCUS