Elecciones con Golpe de Estado e invasión militar

¿Cómo nos preparamos para enfrentar ese Plan B de la oposición golpista  y/o la invasión norteamericana, para lo cual, lo único que falta es que nos hagan una canción?

 Muchos no lo creen. Y los entiendo, No es fácil. Pero si conocemos lo que hicieron en Chile, en Nicaragua. Lo que pasó y sigue pasando en Libia, en Siria, en Irak y Afganistán. Las amenazas contra Irán y hasta contra China y Rusia, deberíamos reflexionar para que no nos agarren desprevenidos.

Lo que nos espera en Venezuela, si no logramos impedirlo, con una votación masiva y contundente a favor de la revolución, es una persecución exterminadora, contra todo lo que huela a socialismo. Se salvaran lo falsos-chavistas, que desde ahora están haciendo pactos con la derecha. Pero los chavistas revolucionarios, solo podremos sobrevivir organizados y resistiendo, sin permitir que nos asesinen en las primeras de cambio, Nuestro deber es no dejar que nos maten. Si tenemos que correr hagámoslo en un repliegue organizado y sin entrar en pánico. Después volveremos. En alguna parte propuse un huelga general de brazos caídos organizada por el PSUV, pero los dirigentes se “hacen los locos”  Nadie responde, ni aprueban ni rechazan. A lo cual casi estoy acostumbrado. Lo grave no es porque no estén de acuerdo, eso se discutiría, lo grave es que ignoran, cualquier planteamiento que cuestione su desempeño, como “dirigentes”,  cualquier crítica, por más constructiva y respetuosa que sea.  Para esos personajes, guindados y coleados en el tren de la revolución que ni construyen el socialismo, ni resuelven los problemas cotidianos. Que ni siquiera pueden recoger le basura eficientemente.

 Esta es la oportunidad para quienes no aprueban su gestión, expresen democráticamente su opinión,  votando por Chávez, sin ninguna duda. Pero alertando, al mismo tiempo, contra los dirigentes y los equipos políticos del PSUV, votando por Chávez, con otra tarjeta.     

La oposición venezolana derechista y oligarca ya mostró cual será su conducta. Durante el golpe de estado del 2002, persiguieron y encarcelaron a funcionarios públicos con la saña que solo el odio irracional de unos desquiciados fascistas, neonazis, cabezas rapadas, “manitos blanca” herederos del Ku klux klan norteamericano, pueden hacerlo.  Lo que hicieron con Gadafi aun está fresco en la memoria del mundo. Una masa anárquica movida por el odio y dirigida por sicarios contratados por la OTAN, es capaz de cualquier barbaridad. Nos buscaran en nuestras propias casas. Ya tenemos la experiencia de los años del puntofijismo .  Lo que hicieron a  Rodríguez Chacin  y Tarek Willians, trasmitido en vivo y directo por los canales de TV privados. No los lincharon porque no aun no había  pasado lo de Gadafi. No se hagan ilusiones, nuestros propio vecinos, que se creen oligarcas, serán los policías, lo jueces y lo verdugos...Así es la derecha “lacaya” y  “colaboracionistas”. Cuando los alemanes ocupaban los pueblos europeos, siempre encontraban alguien que les indicaban quienes eran de la resistencia y después cuando eso pueblos fueron liberados las fuerzas aliadas las propias amantes de lo oficiales alemanes se encargaron de entregarlos. Es una realidad y un pasado bien duro que hiere nuestros más caros sentimientos humanos, pero es la realidad.


Todo se lo dejamos Chávez .El sabe cómo hacerlo y lo está haciendo bien a costa de su vida, mucha o poca que le queda, eso nadie lo sabe...Pero un solo palo no hace montañas. Uno solo no puede. Tiene que tener la fuerza de los demás y lo digo como mucho dolor, pero con optimismo realista. Que es un pesimismo con esperanzas y no para que se asusten más de lo necesario. Es para que cada quien se prepare de manera personal. Ya que no tenemos un partido revolucionario que nos organice, no nos queda otra que actuar individualmente y después tratar de recuperar ese partido de las mafias y de los cogollos que lo tienen secuestrado. 

Quienes quieran votar por la oposición, que no se engañen ellos mismos, ni se dejen engañar por el discurso de un candidato de la oligarquía criolla, de los explotadores, del imperialismo. Apoyado por  las grandes empresas trasnacionales del narcotráfico y de  la guerra, que cambia de colores como el camaleón y hasta se hace pasar como una persona preocupada por los venezolanos. No  permitan que el odio inoculado por los dirigentes de la oposición los domine a la hora de votar, para solamente hacerlo contra Chávez. Porque también lo están haciendo contra la Misión Vivienda, La Misión Barrio Adentro, la Misión Robinson, la Misión Ribas, La Misión Sucre, La Misión Adulto Mayor y las pensiones. Están votando contra la integración latinoamericana, contra la independencia, la democracia, la libertad y la justicia social. Contra la madre tierra que nos pario y sus recursos no renovables, contra la sustentabilidad de la vida. Contra la Patria y contra la propiedad de nuestro petróleo, nuestro hierro, nuestro aluminio, nuestro oro y diamantes, nuestro trabajo.

Claro que aún quedan muchos problemas por resolver, todavía quedan pobres en Venezuela, todavía hay indígenas, indigentes pidiendo limosna en nuestras calles y avenidas, la sensación de inseguridad, la corrupción y la impunidad nos crea una incertidumbre destructora de nuestro respeto, amor, estima de nosotros mismos. También cuando sufrimos la ineptitud y la ineficacia de funcionarios públicos que no resuelven los problemas cotidianos.   Por supuesto que esas cosas nos hacen sentir mal. Pero al mismo tiempo nos sentimos constructores del futuro, sentimos la alegría de ser parte de la Venezuela libre y generosa, que se ha puesto de parte de los oprimidos, de los pobres, de los explotados. Cuando un adulto mayor recibe una pensión digna, cuando los venezolanos que nunca recibían asistencia médica, ahora la reciben en su propia casa, con la tecnología y los equipos más avanzados, cuando se entregan casas totalmente equipads  la familias que las requieran, cuando nuestra opinión y nuestra posición es respetada por todos los pueblo del mundo  se nos infla el espíritu y nos llenamos de orgullo revolucionario, socialista y venezolano… 

Nuestro voto, en esta oportunidad,  es demasiado valioso, demasiado importante para dejar que se lo lleve el albañal de la política y  sea el odio, la irracionalidad, la insensibilidad social, la deshumanización de un sistema económico agonizante que solo se mantiene apuntalado por las bombas, los cañones y los consorcios privados de la guerra de exterminio contra los pueblos, lo que decida.

Que nuestro voto sea una decisión libre y soberana de cada uno de nosotros. Vota cómo y  por quien tú quieras, pero vota tú.

Yo soy como el espinito

que en la sabana florea

le doy aroma al que pasa
y espino al que me menea

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2817 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


José Machete


Visite el perfil de José Machete para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /actualidad/a148416.htmlCUS