Nuestro salario mínimo

Se ha insistido en que nuestro salario mínimo (SM) es el más alto de América Latina expresado en dólares estadounidenses. En efecto, los casi 800 bolívares del SM son, al cambio oficial controlado, 372 US dólares, lo que nos coloca por encima de todos países de la región. En los últimos años, Venezuela ha escalado posiciones hasta situarse en el primer lugar. Ocupa el segundo lugar Paraguay y el tercero Chile y luego siguen Argentina, Colombia, Brasil y Ecuador, éste con un SM de 200 dólares. Holanda, Inglaterra y Francia, tienen SM de US$ 2 mil mensuales.

En Venezuela se ha debido incrementar cada año el SM, para recuperar su poder de compra, que ha sido afectado por el aumento del costo de la vida. Así, el SM casi se ha duplicado en bolívares desde 1985, pues al mismo tiempo se ha incrementado el costo de la canasta de alimentos en un 90%. Se ha superado el incremento de la canasta alimentaria en sólo 7%.

Por lo tanto, si queremos comparar los SM de varios países no basta confrontar los montos absolutos en dólares de los mismos, sino hay que tomar en cuenta el costo de la canasta alimentaria en todos los países en estudio. Es verdad, nuestro SM en dólares es mayor que el de Argentina, pero ellos adquieren dos canastas alimentarias con un SM, nosotros adquirimos sólo una canasta. Esto hace de Argentina el país con el mejor SM de América Latina. Luego está Chile, donde se necesita el 65 por ciento del SM para comprar una canasta alimentaria. Le siguen Ecuador, Perú y Paraguay, donde se compra la canasta con el 73, 83 y 87% del SM, respectivamente. Venezuela estaría realmente en el sexto lugar, pues debemos gastar casi el 90% del SM, para comprar una canasta.

Otro aspecto a considerar es la equivalencia entre el dólar y el bolívar. Los cálculos se hicieron con el cambio oficial, pero sabemos que existe un cambio paralelo, que se aplica al precio de los alimentos, pues buena parte de los mismos son importados o tienen un fuerte componente extranjero. La relación dólar/bolívar del mercado paralelo (3,7) nos colocaría también en la sexta posición. Pero en Venezuela existe el pago del boleto de alimentación que, al sumarse al SM, lo eleva a 550 dólares en promedio. Sin embargo, no todos los trabajadores reciben este beneficio.

Para comparar de nuevo debemos incorporar los beneficios adicionales al SM también en el resto de países latinoamericanos. Argentina quedaría de nuevo primero, al sólo requerir 37% de su SM para adquirir una canasta alimentaria; Chile en segundo lugar, pues allí se necesita el 56% del SM con ese propósito y los trabajadores venezolanos que reciben el boleto de alimentación en tercer lugar, pues destinarían el 61% del SM para comprar la cesta alimentaria. Los trabajadores venezolanos que no tienen boleto de alimentación pasarían al octavo lugar y debajo de ellos sólo Uruguay, Brasil, Bolivia y México. Ésta es la realidad y sobre ella debemos actuar.

Fuente: Matías Riutort Salario Mínimo en Venezuela y América Latina. UCAB, 9P, 2008.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4152 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a64257.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO