Nubia Ángel: una voz en la oscuridad

"Te escuché crepitar

Como un fuego primigenio

Amenazando al hastío

Con gritos de angustia

Te escuché mojar la tierra

Con lágrimas incendiarias

Que dan calofrío

Y la muerte se aterra…"

No sé cuántas Nubia Ángel harán falta para que despertemos de este mal sueño llamado eufemísticamente "Revolución Socialista del Siglo XXI". Un sueño que se trocó en utopía. Gracias Nubia por levantarte del polvo del silencio cómplice y con tu suave aleteo de mariposa inconforme comenzar el huracán que arrasará al vil egoísmo que otra vez triunfó. Porque sólo el egoísmo es la causa de tanta desigualdad, de tanta mezquindad, de tantos cristales empañados que no dejan ver la realidad que nos agota las fuerzas y la voluntad.

Los trabajadores del país no necesitamos líderes incapaces que se empequeñecen cuando deben dar la cara ante el poderoso. No necesitamos asalariados bien remunerados dirigiendo asalariados mal pagados. El presidente Nicolás Maduro ha demostrado no tener la última palabra en materia laboral. Otrora aguerrido dirigente sindical y auto denominado Presidente Obrero, dijo al lanzar el Plan de Recuperación y Prosperidad Económica en agosto del año pasado que se respetarían los contratos colectivos de los trabajadores del país, pero un nefasto ministro del Trabajo giró a lo interno de ese ministerio un infame Memorando Circular nro. 2792 el 13 de octubre de 2018 donde conculca 50 años de luchas y conquistas laborales, documento espurio que violenta nuestra Carta Magna y manda al carajo la legislación laboral. ¿Será que el presidente Nicolás Maduro no leyó este adefesio de documento? ¿O fue con su consentimiento que se han aplicado los ocho lineamientos que contiene? Nos reservamos el derecho a la duda.

Nubia, ama de casa que va al mercado a comprar un kilo de papas en 15 mil bolívares y un cartón de huevos en 30 mil para un mes de subsistencia con un salario de medio Petro tiene que sentirse frustrada y adolorida en su dignidad revolucionaria y así estamos TODOS. Con el chip cuarto republicano de la representatividad crudito entre los parietales, cuando un sindicalista responsable levanta la voz para la denuncia necesaria, es perseguido, amenazado y hasta encarcelado sin que NADIE se solidarice con su causa que es la causa de TODOS. Decimos cobardemente: "otro ocupará sus lugar". Pero ¡Ay! No viene nadie. Y así estamos, como bachacos sin antenas, quejándonos, lloriqueando en las redes sociales ¡Maduro vete ya! Pero sin ser capaces de unificar criterios y fuerzas para defender lo más sagrado que nos legó nuestro Eterno Comandante, la Constitución del 99.

Es la CRBV la que ha sido vejada, tergiversada y violentada para en su nombre cometer todo tipo de atropellos contra su beneficiario principal, el Pueblo. Así como la Biblia o el Corán han sido invocados para en su nombre cometer genocidios, guerras y lavados de cerebro masivos, así desde el presidente Nicolás Maduro hasta Juan Guaidó la han esgrimido para burlarse de los venezolanos. Nubia, te quejas de que el salario no te alcanza pero en la CRBV está establecido cual debe ser el salario mínimo nacional en su artículo 91. Y el 89 con todos sus 6 numerales declara taxativamente derechos inalienables en materia laboral. Pero hoy padecemos la tragedia de ganar el salario más bajo del planeta, el galopante desempleo ha hecho que millones de venezolanos emigren al extranjero teniendo que soportar humillaciones y malos tratos y nuestro Presidente Obrero se inventa la misión chamba juvenil o la otra misión chamba pa los viejitos de forma cantinflera con el perdón a la memoria del gran Mario Moreno "Cantinflas".

Apreciada Nubia, tu voz en la oscuridad ha encontrado eco en mí y sé que en millones de trabajadores más, al fuego de tu voz se une la mía para encender la hoguera que alumbrará el camino que debemos recorrer para salir de tanta ignominia. Es la hora de despertar al gigante de mil cabezas, la Patria está en peligro y sus enemigos están adentro, agazapados detrás de escritorios y gabinetes, vestidos de rojo y travestidos de inmoralidad, vociferando consignas revolucionarias cual Rosas Luxemburgos pero con el corazón podrido con convicciones capitalistas. Mañana nos podrán meter presos pero nuestras voces seguirán resonando en la oscuridad…

 

Matatigre68@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 408 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a280970.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO