Cuando desde el anonimato se ataca a La Red Nacional de Comuneros y Comuneras , hay algo más que mentiras.

CUANDO DESDE EL ANONIMATO SE  ATACA A LA RED NACIONAL DE COMUNEROS Y COMUNERAS , HAY ALGO MAS QUE MENTIRAS.

Un personaje que se ha dedicado a atacar a la Red Nacional de Comuneros y Comuneras (RNC) a través del portal comunicativo de Aporrea, usando la supuesta identidad de Josué Jesús Borges, nos obliga a recurrir al derecho a réplica por esta misma vía, prometiendo a los lectores de este portal, no hacer de esta situación un torneo de dimes y diretes, por el respeto que ustedes merecen y porque sabemos que otras tareas han de ocuparnos  en correspondencia con los trascendentales desafíos a las que nos convoca en estos momentos el proceso revolucionario. En todo caso, a este anónimo enemigo de las organizaciones populares que nos agrupamos en torno a la RNC y a cualquier otro interesado, les invitamos a escenarios más apropiados para el debate constructivo y revolucionario, donde bien pudieran ventilarse muchas de las supuestas denuncias de quien dice ser funcionario público. Muchos son los escenarios donde constantemente la Red de Comuneros propicia el debate y la discusión, a ello no le rehuimos y con firmeza asumimos.

Veamos la desubicación política de este señor: Se acusa de que el INTi ha apoyado financieramente y logísticamente a las Comunas que “deben militar obligatoriamente en la Red de Comuneros”.

La historia de la RNC que se remonta al año 2009, bien reseñada en nuestro libro “La Toparquía Comunera, concreción de la utopía”.  Desde nuestro nacimiento, donde a pura conciencia se congregaron unas 20 experiencias comunitarias, venciendo todo tipo de adversidades, hasta el día de hoy, cuando nos vinculamos más de 350 organizaciones comunales, mayoritariamente comunas, en un acumulado histórico que pasa por 5 encuentros nacionales y un Congreso (en las Macanillas, estado Falcón en el año 2012), podemos decir con orgullo y así corroborarlo cada organización de base articulada en torno a esta propuesta de poder popular, que la incorporación a nuestro accionar revolucionario es y ha sido en todo momento de manera consciente, voluntaria y de convicción. Es este uno de los principios celosamente ejercido por todos y todas las que nos hacemos llamar comuneros y comuneras, así como la libertad que cualquier organización o individualidad puede tener para desincorporarse de la dinámica de trabajo que hemos cultivado a lo largo de  nuestro duro batallar por la patria.

No somos un partido, no conformamos secta alguna que contradiga el espíritu de lo que ha de ser una organización amplia, democrática y revolucionaria, que sabe cultivar en el debate las diferencias en los puntos de vista para afrontar el desafío de construir el socialismo. Por lo que nos asumimos y sentimos reflejados en lo planteado en el artículo 70 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como instancia de organización del pueblo guiada por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad.

Somos por lo tanto una instancia de agregación comunitaria que crea mecanismos de participación a partir del protagonismo de voceros y voceras que acuerdan líneas de acción y de trabajo en diferentes escenarios como encuentros, congresos, asamblea, talleres, etc. (así quedó expresado en los acuerdos de nuestro V Encuentro Nacional).

Bajo este concepto nos relacionamos e interactuamos con múltiples organizaciones nacionales e internacionales, con instituciones, ministerios, gobernaciones y alcaldías, guiados por principios de respeto mutuo, solidaridad y compromiso revolucionario. La principal fuente de apoyo a nuestro trabajo, desde 2009, ha partido de iniciativas y esfuerzos propios y cuando alguna institución hace algún aporte para aligerar la carga del enorme trabajo que desarrollamos en todo el país, entendemos que lo hacen desde la convicción inspirada  por lo que legítimamente le corresponde hacer a las instituciones para apoyar al pueblo en su duro batallar para fortalecer la gestión que por naturaleza le corresponde. Con ello, las instituciones del gobierno revolucionario no están violando ley alguna, si no por el contrario honrando su deber de hacer fuerte la organización del pueblo para que ejerza en mejores condiciones su soberana participación en la construcción de una sociedad de justicia y de derecho.

Está claramente demostrado que la RNC, incluso cuando pocos apostaban a favor de las Comunas, nos esforzamos por mantener y ampliar los niveles de organización y formación de la organización popular en los territorios más complejos de nuestra geografía, no por casualidad han florecido las experiencias de comunas en la Sierra de Falcón, en Mérida, en Lara, en Portuguesa, en Yaracuy, en el Zulia, en Trujillo, en el Distrito Capital y hasta en Nueva Esparta donde recientemente se realizó con éxito el Encuentro de Comunas. Si esto es así y las pruebas están a la vista de cualquiera, porque negar que la Red de Comuneros ha conquistado un peso específico en la escena política del país, sin negar otras experiencias que válidamente también hacen su aporte en este objetivo estratégico planteado en el Plan de la Patria.

 En el llamamiento que el Comandante Chávez nos hacía para construir Comunas, dejó claro el enorme esfuerzo que debe hacerse en la conquista de un estado comunal y trazó con claridad cuál ha de ser el rol de las instituciones del gobierno, que como lo dice la Constitución de la República en su artículo 5, “…están sometidas” a  la soberanía del pueblo.  Allí está “Golpe de Timón como un grito de luz sobre la tarea de impulsar el poder popular a través de las Comunas.

Cuando Chávez en ese memorable episodio decía; “¿Acaso la Comuna es sólo para el Ministerio de las Comunas? Yo voy a tener que eliminar el Ministerio de las Comunas, lo he pensado varias veces ¿Por qué? Porque mucha gente cree que a ese ministerio es el que le toca las comunas. Ese es el gravísimo error que estamos cometiendo. No lo cometamos más”.

A partir de allí, y con el Presidente Nicolás Maduro como Presidente, a quien el Comandante Chávez le encomendó la Comuna como su vida, algunas instituciones han entendido que el apoyo y acompañamiento a las iniciativas comunales tiene que articularse de manera coherente, más cuando ese propósito estratégico pregonado por Chávez se plasma en el Plan de la Patria como ley de la República. Hoy estamos asistiendo a la formación de los Consejos Presidenciales donde el poder popular, a través de todas sus expresiones, se está incorporando para empujar, desde el ejercicio del cogobierno, las políticas y acciones para su propio engrandecimiento.

Impensable entonces que una institución como el INTi, adscrito a un Ministerio como el de Agricultura y Tierras, donde  hombres, mujeres del campo, y tierras son sujetos activos de una gestión hacia esos territorios que fueron olvidados durante la IV República, donde de paso, nacen con fuerza y de manera mayoritaria las comunas agrarias. Por ello el INTi, y más aún bajo la conducción de un Comunero como Willian Gudiño, no previera en su gestión objetivos precisos y bien definidos en planes y programas para no solo apoyar a las Comunas, estén o no en la RNC, si no hacer realidad la política de transferir tierras, como en efecto se hizo,  a las comunas, bajo el principio de propiedad comunal sobre uno de los principales medios de producción: la tierra. Si esto no es socialismo, por lo menos abre el camino para su construcción.

Eso es entonces lo que se cuestiona, que se apoyó la realización del V encuentro de Comuneros y Comuneras, que se le entregó tierra a las comunas, a los campesinos y campesinas, que se apoyen los planes de formación hacia el pueblo, que se movilizo a funcionarios que regularmente estaban en sus oficinas a eventos en el campo, en la calle. Quien critique esto, evidentemente se coloca del lado de la derecha, esa derecha rancia que cuando el Comandante Chávez lanzaba la iniciativa de los Consejos Comunales, de las Comunas, del poder para el pueblo, de mandar obedeciendo, de poner las instituciones al servicio del pueblo, eran los voceros de esa derecha, la misma de las guarimbas, quienes saltaban a atacar al Comandante. El 12 de noviembre de 2012, en declaraciones a El Informador, María Corina Machado, junto a otros voceros de la oposición aseguraba que las Comunas fracasarían, esta fascista al rechazar el estado comunal  aseguraba que dicho proceso “ se traduce a un comunismo dictatorial”.

Desde el INTi se fortaleció la organización comunal, no solo la que se expresa y articula legítimamente, voluntariamente, sin carnet y sin planilla de inscripción en la Red Nacional de Comuneros y Comuneras,  sino también a otras organizaciones se les apoyó y se les transfirió la tierra. Consejos Campesinos, Cooperativas,  Comunas, Frentes Campesinos, fueron justamente dignificados, y de manera destacada a la Asociación   de Familiares de Víctimas  del Sicariato (ASOFAVISI) se le apoyó decididamente en su lucha por la Ley contra el Sicariato, creando la Oficina de Atención al Campesino. Si todo esto conforma argumentos, que según este dislocado señor Josue Borges, son suficientes para condenar y someter al escarnio público al Camarada Willian Gudiño, pues desde la Red  Nacional de Comuneros y Comuneras asumimos con gallardía y orgullo su defensa, pues al hacerlo estamos defendiendo el legado de Chávez.

Bien lo entendió el hoy Vicepresidente  de Seguridad y Soberanía Alimentaria, el Ingeniero Yvan Gil, cuando en su condición de Ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, no solo apoyó , si no que participó en el Encuentro de Comunas Agrarias realizado el 2 y 3 de noviembre de 2013, donde Comunas Agrarias vinculadas a la Red Nacional de Comuneros y Comuneras, junto a otras organizaciones campesinas, demostraron su capacidad organizativa y productiva, realizando en plena guerra económica un mercado comunal donde se llevaron más de 40 toneladas de alimentos al centro de Caracas, experiencia que se replicó y se sigue articulando en el proyecto de producción y distribución de alimentos. Esto es lo que molesta y critica este señor, haciéndole comparsa a la rabia y al odio de la derecha. Allí, en ese memorable evento estuvo también el Vicepresidente Jorge Arreaza y el Ministro Reynaldo Iturriza. ¿Apoyo  para esta actividad hubo por parte del gobierno bolivariano?, pues claro que sí, y allí se demostró  que entre el gobierno revolucionario y las organizaciones del poder popular se pueden impulsar iniciativas conjuntas y lograr la eficiencia en áreas tan importantes como la alimentación para el pueblo, y así se está demostrando también en la alianza estratégica entre gobierno y pueblo para derrotar al contrabando.

Muchos han sido los instrumentos organizativos legítimos que la Red de Comuneros ha articulado en su experiencia de lucha, como los Consejos Campesinos, los Consejos Comunales, las EPS, y las Asociaciones Civiles como la A.C. Red Nacional de Comuneras y Comuneros, avalado en plenaria en el V encuentro de Comuneros y Comuneras, donde el mismo señor “Jesús Borges”, admite que participaron 2.000 comuneros y comuneras, y en verdad fueron más de 2.000, ninguno y ninguna bajo obligación, debatiendo durante tres días las ideas que fortalecen la construcción de las Comunas. Es decir, una actividad de esa magnitud se critica con tal despecho como para sumarse a quienes desde la derecha condenan la línea del Comandante Chávez y valientemente seguida por el Presidente Maduro. Actividad que por cierto fue dignamente reconocida por el Concejo Municipal de Morán y el Consejo Legislativo del Edo. Lara quienes realizaron sendas sesiones especiales en ocasión del evento comunero, demostrando así la coherencia entre un discurso y una práctica, cómo ha de ser la articulación entre la institucionalidad revolucionaria y el poder popular.

Otras sandeces dice este señor que no valen la pena destacar, pues seguro estamos de la justeza y rectitud de nuestro proceder, el cual estamos dispuestos a defender en todos los terrenos.

¿Qué hay detrás de todo este ataque? ¿Quiénes son, bajo identidades ocultas, atacan sin la capacidad de sostener debates de altura? Sin duda la gestión revolucionaria desde el INTi tocó intereses arraigados en mafias que crearon todo un sistema de negocios, donde gestores, sicarios, sindicaleros, terratenientes, vieron amenazadas sus tantas mañas, y al ver a un pueblo organizado avanzando en los objetivos estratégicos, tiemblan y echan mano de chismes, informaciones falsas, para atacar en el fondo al proceso revolucionario, rehuyendo al verdadero debate. Creen con ello confundir la marcha del gobierno revolucionario, mancillando moralmente a cuadros de la revolución, jugando a crear y fomentar contradicciones entre organizaciones del poder popular, bajo la premisa de “divide y vencerás”.

Por todo ello alertamos a todo nuestro pueblo, al gobierno revolucionario, a los medios de comunicación bolivarianos, para que no caigamos en esta trampa, en la trampa del rumor, de la descalificación moral, del debilitamiento de la confianza hacia nuestro Presidente legítimo Nicolás Maduro y a sus medidas de restructuración de su gobierno, en fin, es hora de unirnos sólidamente en torno al Plan de la Patria, al legado de Chávez y a la conformación y articulación de las Comunas como germinación del estado Comunal.

COORDINACION POLÍTICA DE LA RED NACIONAL DE COMUNEROS Y COMUNERAS.

16 DE SEPTIEMBRE DE 2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2827 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter