El PP propuso atentar contra el presidente de Venezuela

El Partido Popular de España conocido por las siglas del PP, fue fundado en 1989, y surgió por la unificación de los partidos de la Alianza Popular, Demócrata Popular y Partido Liberal. Forma parte del Partido Popular Europeo (PPE), de la Internacional Demócrata de Centro (IDC), la Unión Internacional Demócrata (IDU), y la organización juvenil Nuevas Generaciones del Partido Popular (NNGG). Desde el año 2000 ha sostenido reuniones y conversaciones con partidos de oposición, individualidades, medios de comunicación y representantes de la iglesia católica de Venezuela. Asimismo han sido colaboradores económicos y de asesoría política del Partido “U” de Colombia.

Su máximo tope político lo alcanzó cuando José María Aznar fue electo dos veces Presidente en 1996 y 2000. Gobierno donde el poder adquisitivo de los trabajadores se redujo un 4%, donde se aprobó el «Programa de modernización del sector público empresarial del Estado», es decir, la sistematización de las privatizaciones o empresas que dejaron de ser propiedad del Estado como Argentaria, Enagás, Repsol, Endesa , Telefónica, Aceralia, Tabacalera y finalmente Iberia o Santa Bárbara,  a pesar de la oposición de los sindicatos y de numerosos trabajadores. Asimismo, el precio de la vivienda aumentó más de un 28%. Gobierno que participó ordenando a sus tropas militares bombardear a Yugoslavia e invadir conjuntamente con los Estados Unidos, Afganistán e Irak. Sin embargo, como despedida al segundo periodo presidencial de Aznar y la pérdida de credibilidad del Partido Popular PP, el pueblo español masivamente organizó una huelga donde los trabajadores y trabajadoras expresaron su repudio a las pretensiones del gobierno de suprimir los derechos laborales y el recorte de las prestaciones por desempleado, a pesar del bloqueo de los medios de comunicación de España y las tergiversaciones de la información para favorecer al gobierno y silenciar la magna manifestación de repudio por parte de los trabajadores.

En su corta vida, el PP ha contribuido en desmejorar la vida de todos los españoles, ha apoyado varias conspiraciones contra gobiernos progresistas aliados con grupos de derecha Israelíes, Colombianos, británicos y estadounidenses, por ejemplo, en el golpe de estado en abril de 2002 contra Hugo Chávez en Venezuela, la intermediación de un posible financiamiento a  francotiradores para asesinar al presidente indígena Boliviano, Evo Morales y el pago oneroso a medios de comunicación de Europa, Centro y Sur América para desprestigiar  y solapar el golpe de Estado en Honduras.

Su política estratégica es la crispación, ya que cuenta para tal objetivo, con diversos medios  escritos, radiales, televisivos, Internet y personas vinculadas al Partido, como la televisora TVE y 24 horas, los periódicos Digital, El Mundo y El País, la cadena de radio COPE, Banco Bilbao de Vizcaya BBV, Banco Satander o políticos internacionales como Tony Blear, Jhon Negroponte, Juan Manuel Santos, Thomas Shannon, Mario Vargas Llosa, o el respaldo directo brindado por la Sociedad Interamericana de Prensa - SIP, así como el respaldo de empresas multinacionales como el grupo Prisa.

Además de su alianza nacional e internacional, el Partido Popular PP tiene dentro de su largo expediente de violencia, la detención de algunos de sus militantes por agresión al entonces Ministro de Defensa del PSOE José Bono, durante una manifestación convocada por la Asociación Víctimas del Terrorismo el 22 de enero de 2005. De igual manera se presume que el Partido Popular PP en el año 2009, propuso en reunión secreta y por idea de Juan Manuel Santos ex ministro de la Defensa de Colombia, asesinar al Presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías y adjudicarle el hecho a la FARC y ETA, pero por falta de tiempo para coordinar tal atentado, desistieron, conformándose con llamar a un grupito de sus partidarios para que abuchearan al presidente venezolano en una visita que hiciera a la Casa del Libro de Madrid, después de haberse reunido en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el rey Juan Carlos.

En la actualidad, miembros del Partido Popular PP, están siendo acusados por el famoso juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, por tramar hechos de corrupción en el conocido caso Gürtel, encabezado por el empresario Francisco Correa, cuyo apellido, traducido al alemán (Gürtel), da nombre al caso, entre otros, también aparecen implicados Álvaro Pérez ", Pablo Crespo y Antoine Sánchez. “Este grupo habría establecido un supuesto conglomerado de negocios con objeto de nutrirse de fondos de entidades públicas, en particular de algunos ayuntamientos y comunidades autónomas como Madrid, Valencia y Galicia, así como para saltarse las prohibiciones legales en materia urbanística y medioambiental que habrían afectado a sus negocios inmobiliarios.”

“José Luis Izquierdo López, empleado de confianza de Francisco Correa y de Pablo Crespo, ha mostrado a los jueces que llevan el caso los asientos contables del dinero supuestamente relacionado con este asunto, la llamada "caja B". En ellas figuran Alejandro Agag (yerno de José María Aznar), Álvaro Pérez, Antoine Sánchez, Alberto López Viejo (ALV), Arturo González Panero, Gerardo Galeote, L.B., Ricardo Galeote, Benjamín Martín, Ginés López, F. Torres, Jacobo Gordon, Luis López Salvador, Milagros Zapatero, Pablo Crespo, Pau Collado, Araceli, Rocío y Sabio Martínez.[4] Francisco Correa pidió a su empleado figurar en ellas como "Don Vito, como el de la película"[5] (refiriéndose a Don Vito Corleone, personaje interpretado por Marlon Brando en El Padrino). Todas estas personas están o han estado vinculadas al PP.”

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy y el Diputado Juan Carlos Ruiz, esconden a la opinión publica estos presuntos hechos y amenazan, comprando conciencias, en suspender de sus funciones al Juez Garzón. De igual manera, para disuadir a la opinión pública de España, se han confabulado con algunos gobiernos como el de Colombia, Israel y Estados Unidos, y han creado un laboratorio internacional mediático contra Venezuela, Cuba, Ecuador y algunos países de la región de medio oriente, con la intención de desestabilizar a estos gobiernos y fortalecer la oposición política de estos países.

Si realmente funcionara con probidad el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de España, todos los miembros del PP, deberían estar siendo investigados y castigados por delinquir contra su propia patria y por atentar contra dignatarios de otros países elegidos por sus pueblos.

Si la justicia de España se sustenta de “supuestos” como el auto emitido por el Juez Eloy Velasco, contra Venezuela, entonces podríamos finalizar diciendo que el MUNDO ANDA ALREVES Y LAS MENTIRAS DE TANTO REPETIRLAS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SE VUELVEN VERDADES.

roajavier4@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2245 veces.



Javier Alexander Roa


Visite el perfil de Javier Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a96787.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO