Los dirigentes estudiantiles de la derecha al servicio abierto y descarado del imperio

El Instituto Cato y Yon Goicoechea

De acuerdo con su página en internet y de otras que le hacen promoción, así como aquellas que denuncian sus actividades proimperialistas, nos hemos enterado que el Instituto Cato, creador y promotor del premio “Milton Friedman por la Libertad 2008”, consistente en 500 mil dólares que le acaba de otorgar al estudiante Yon Goicoechea, a quien lo identifica como “el brillante estudiante (que le) ha dado una nueva vida a los esfuerzos para defender las libertades básicas dentro de Venezuela y los países latinoamericanos donde la democracia está siendo amenazada”, es una organización de la extrema derecha norteamericana, cuyo único objetivo es el relanzamiento y profundización del sistema capitalista, dentro de esquemas donde se impone exterminar todo aquello que intente bloquear tal proyecto hegemónico.

Pero más allá de los atributos que dicha Institución resuelva divulgar para explicar que el premio haya recaído este año en un estudiante que nadie fuera de Venezuela conoce, pero que a lo interno de nuestro país sí se le conoce y bastante, pues es parte y muy activa de una oposición que tiene como única meta salir de Chávez y al precio que sea, pero que, debido a las torpezas de su tradicional dirigencia, no sólo no ha podido ni siquiera mellar en algo su credibilidad ante el pueblo, sino que ésta cada día se ha acrecentado y solidificado aún más, nos pareció bien interesante conocer, por la propia versión de su carta de presentación y de aquellos que contribuyen con su promoción, así como de los que lo denuncian como mascarón de proa del imperialismo, qué cosa es el Instituto Cato, quien lo fundó, qué hace y cuales son sus objetivos. Con su radiografía se hace mucho más fácil develar, con la más clara precisión, el pensamiento idiológico que orienta a este joven Goicoechea en estos tiempos en que el pueblo de Venezuela libra una dura lucha por su liberación definitiva o lo que equivale a enfrentar, con decisión y coraje, como lo está haciendo de la mano de su Comandante Chávez, al imperialismo norteamericano, a los sectores oligárquicos criollos que le han servido de lacayos históricos para el control y saqueo ancestral de sus riquezas y a la transculturización que le inyectó por décadas para controlarlo y domeñarlo a sus antojos.

Con el otorgamiento y aceptación de este premio, Goicoechea muestra su real careta y para nadie puede haber duda alguna de que anda de la mano de las fuerzas más oscurantistas de la derecha internacional, aferrado, como el que más, al proyecto hegemónico imperial y a la destrucción no sólo de nuestro proceso de cambios revolucionarios, sino de todos los movimiento sociales que en América toda han resuelto echar andar sus sueños en busca de su liberación definitiva, pues es bueno que se sepa que ha estado últimamente en tierras bolivianas haciéndole coro a los grupos fascistas que en ese país intentan dividir el país y reventar a Evo Morales. 

Veamos el prontuario del Instituto Cato:

“De origen conservador, en la actualidad sirve de soporte ideológico para organizaciones y partidos políticos que alrededor del mundo se ubicarían en lo que es clasificado como liberalismo, especialmente aquellos de filosofía libertariana (1) o liberal clásica. Es frecuentemente asociado al Partido Republicano y al Partido Libertariano (2) de los Estados Unidos.”

“El Cato Institute busca ampliar los parámetros de discusión de políticas públicas para promover alternativas que sean consistentes con los principios de libertad individual desde la perspectiva liberal, gobierno limitado, mercados libres y paz social. Por esto, el instituto se esmera por involucrar al ciudadano interesado en el debate público sobre el papel del gobierno en una sociedad libre y liberal.”

El Instituto fue fundado en 1977 en San Francisco, inicialmente financiado por Charles G. Koch, quien es el Presidente actual del Consejo Directivo de la gigante corporación “Industries Koch”, la cual posee un grupo diverso de compañías que operan en el mundo en las áreas del petróleo, gas, asfalto, resinas y fibras, minerales, fertilizantes, equipos de tecnología química, seguros y finanzas, así como en otras más de muy variado tipo y como evidencia de su fortaleza económica, Industries Koch le compró a finales del pasado año 2007 a la transnacional Dupont por más de 4 mil millones de dólares, dos empresas de fibras sintéticas.

“El Instituto empezó a cobrar mayor relevancia a partir de su relación con la "Revolución Conservadora" del Partido Republicano de Estados Unidos de los 80s (en la era Reagan), en que se propuso rejuvenecer el partido conservador con elementos partidarios de neoliberalismo.”

“Los temas principales que trata Cato son: desarrollo económico, política fiscal, moneda y banca, la guerra contra las drogas, inmigración, previsión social, el papel del estado, libre comercio, relaciones internacionales, medio ambiente, los clásicos, defensa y seguridad internacional.”

El Instituto  cuenta entre sus colaboradores a un importante grupo de expertos en estos temas, entre los que se incluyen académicos y ex funcionarios públicos, tales como a quien califica como uno de sus más brillantes asesores, el chileno José Piñera, quien es interesante recordar que fue ministro del gobierno dictatorial de Augusto Pinochet, el cual tuvo entre sus “extraordinarias actuaciones en favor del libre mercado” que propugna el Instituto, haber privatizado la caja de previsión y seguridad social de Chile, con lo cual dejó fuera de cobertura a millones de chilenos que hoy aún hoy se encuentran desasistidos de todo tipo de ayuda médica.

A partir de finales de la década de los ochenta, Cato logró relanzar con gran éxito su imagen a nivel internacional, tanto por la caída del bloque soviético, como porque ingresaron a su equipo de administración ejecutiva personajes como Rupert Murdoch, magnate de los medios de comunicación a nivel mundial, entre los cuales se destaca por su descarada y persistente política de mentir y manipular la información, la cadena de televisión Fox News y John Malone, propietario y operador de la cadena de Tv Liberty Media, la cual controla Discovery y Noos. Además, forman parte de su staff propagandístico oficioso, el escritor Mario Vargas Llosa, José María Aznar y Carlos Alberto Montaner, entre muchos otros viajantes por el mundo hispanoparlante intentando vender el modelo económico neoliberal y satanizar toda política de inclusión social basada en la participación activa y protagónica muy activa de los pueblos, a la que califican de pura demagogia, pues sostienen que los pueblos jamás podrían diseñar esquemas viables de desarrollo, porque son muy ignorantes y carecen de toda capacidad de raciocinio.  

En lo referente a política internacional, el Instituto influyó de modo determinante para que el gobierno de Bush no ratificara el Protocolo de Kyoto y adelantó una vasta campaña financiada por la petrolera Exxon Mobil para que contrarrestara  los resultados científicos sobre el calentamiento global y las graves implicaciones que ello trae para la preservación de la humanidad. Igualmente, diseñó y promocionó otra campaña financiada por la Phillis Morris para restarle credibilidad a la conclusión médica mundial de que el tabaco es, efectivamente, mortífero, causante de millones de muertes en el mundo.

En el 2006, Cato publicó 44 estudios de políticas públicas, entre los cuales se destacan: “Corrupción, administración deficiente y abuso de poder en la Venezuela de Hugo Chávez”, escrito por Gustavo Coronel, activista de los sectores más recalcitrantes de la llamada “sociedad civil” venezolana, quien promueve y alienta día tras día la intervención norteamericana en nuestro país, como única fórmula para sacar a Chávez. De acuerdo a sus escritos, sueña con verlo salir esposado por los marines y transportado a una cárcel de los Estados Unidos, tal y como ocurrió con el presidente de panameño Manuel Antonio Noriega en 1.989, cuando fuerzas estadounidenses invadieron el país centroamericano y dejaron una estela de muertos que conservadoramente se calculan en más de 5.000. Esa invasión la bautizó el imperio como “Causa Justa” y “No culpen de nuestros fracasos a reformas que no se han dado”, por Francisco Gil Díaz, actual presidente de la empresa privada telefónica de México y quien fue durante el mandato de Vicente Fox, Secretario de Hacienda y Crédito Público, quien como todos sabemos, es parte de la derecha gobernante mexicana, la cual intenta con el actual presidente Calderón, privatizar la empresa petrolera PEMEX (3), lo cual estamos seguros que no lo va a lograr, pues el pueblo mexicano lo impedirá a costa de lo que fuere.

______________________________________________

(1) “la vigencia suprema de la libertad fundada sobre los derechos individuales (o de primera generación, de conceptualización liberal) que se manifiestan a través de las libertades negativas y el derecho natural y absoluto sobre la vida y sobre la propiedad privada.”

(2) Sus seguidores históricamente han estado alineados a los conservadores y al Partido Republicano.

(3) Fundada el 7 de junio de 1938, luego que el presidente Lázaro Cárdenas firmara la nacionalización de

oliverr@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4517 veces.



Ivan Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a56038.htmlCd0NV CAC = Y co = US