La profundización del empoderamiento espacial comunitario mediante el uso de la educación liberadora

En este texto, al señalar el término espacio o espacial, se está haciendo referencia al lugar donde suceden las interrelaciones de los trabajadores de la economía comunal para su empoderamiento. En este particular, Fals Borda (2000) comentó: "En esta circunstancia, el espacio/tiempo toma la forma de unidades concretas, pero transitorias, de ocupación humana, que aquí denominaremos "recipientes" o "contenedores", pero que, a diferencia de los físicos o materiales, son maleables o ajustables". (Pág. 2).

Estos planteamientos contribuyen positivamente, con la integración de los diferentes tipos de empoderamiento a lo que están expuestos estos trabajadores de la economía comunal, en los espacios donde habitan o se interrelacionan estas unidades socio productivas comunitarias; en este orden de ideas, el empoderamiento espacial comunitario, profundiza la conceptualización de esta teoría relacionada con el empoderamiento espacial, de Fals Borda (2000), quien expresó lo siguiente: "Se refiere a espacios/tiempos con expresiones de vida o afectados por la actividad del ser humano" (Pág. 1).

Con relación a este tema, este tiene como propósito, darle relevancia al empoderamiento que es capaz de alcanzar un trabajador de la economía comunal, en su espacio comunitario. Este busca integrar los empoderamientos: (1) Individual, (2) colectivo, (3) Político, (4) social, (5) económico, en un mismo espacio, utilizando para su representación "matriz empincoposoe". Es necesario comentar, que este término surgió de la fusión de las palabras: empoderamiento, individual, colectivo, social, político y económico.

Cabe señalar, que la matriz empincoposoe fue creada Por Tineo (2023) y tiene como propósito estudiar el comportamiento de los diferentes tipos de empoderamientos, en los espacios internos como también externo de una organización comunitaria, abarcando diferentes escenarios individuales y colectivos expuestos, en los aspectos políticos, económicos y sociales. Es necesario resaltar, que en el empoderamiento espacial comunitario interno, se puede lograr de manera efectiva en estas entidades productivas desde adentro. En lo que se refiere al aspecto externo, es más difícil alcanzar; porque estas organizaciones se exponen a variables externas porque depende de muchos factores que no se tiene dominio.

En relación al aspecto social, surgen de las relaciones entre los integrantes de las entidades productivas y tienen como finalidad compartir sus conocimientos e intercambiar información para adquirir el poder necesario para mejorar su situación actual, en función de las políticas internas de estas organizaciones, en cuanto a lo colectivo, estos trabajadores de la economía comunal se esfuerzan en establecer relaciones de igualdad con los miembros de su comunidad. Este tipo de organización, en su afán de integrarse a la comunidad, impulsa su apoyo a programas sociales y crea las condiciones de relaciones con énfasis en las personas y su desarrollo personal con los miembros de la comunidad

Seguidamente, en el aspecto político, estos se relacionan con la apropiación de estos sujetos de las políticas normas y procedimientos internos, en función de mejorar su productividad dentro de estas organizaciones, de igual manera, promueve, un clima organizacional agradable, es evidente, que los trabajadores de la economía comunal, basan su accionar en las políticas, principios y valores que forman parte de estas entidades de producción, en cuanto al ambiente externo, estos se rige por los principios y valores que buscan la liberación de los otros individuos en la comunidad donde estos habitan en función de las leyes y normas de la nación. Asimismo, hay una integración con las otras organizaciones que promueve el Poder Popular.

Es importante señalar, que el empoderamiento económico, buscó impactar de manera favorable en la economía de estas entidades productivas y los integrantes de la comunidad, asimismo, crea condiciones favorables para realizar nuevas inversiones para mejorar su capacidad de producción. En este contexto, es importante que estas entidades productivas, logren la identificación del potencial que tienen en sus comunidades para que estas puedan aprovechar las oportunidades de negocios, lo que fortalecería de manera directa la motivación individual y colectiva para garantizar su sostenibilidad y sustentabilidad dentro de las comunidades.

En este orden de ideas, para que estos trabajadores, puedan hacerse del empoderamiento económico dentro del entorno de la economía comunal, es necesario que estos formen de manera permanente. Si bien es cierto, la educación es unos de los factores que más influyen en el avance de las sociedades, ya que además de proveer conocimientos, ayuda a enriquecer la cultura, los valores, mejorar la calidad de vida de las personas en las sociedades.

En este contexto, surge la necesidad de la formación del talento humano, por tal motivo, se propone el uso de la educación liberadora, para que estos individuos sean capaces de potenciar sus capacidades productivas, mediante la reflexión permanente, para el desarrollo de una conciencia crítica, necesaria en estos trabajadores y así, puedan empoderarse de forma efectiva de la economía comunal, pero con una nueva lógica productiva donde se valore en todo momento al ser humano como un ser capaz de crear ideas.

Sin lugar a dudas, al poder apreciar la propuesta de Freire, del proceso acción-reflexión-Praxis, hace que el individuo deje de tener un rol pasivo, lo que implica un movimiento, cambio de estado o de situación, que este está vivenciando. Esto incentiva a deliberar sobre posibles alternativas, para decidir en función de una planificación deseada, de esta manera, anticipar su futuro deseado, que ayuda a establecer cambio de rumbo de su situación actual.

Es importante comentar, con la práctica de la educación liberadora el hombre tiene la oportunidad de reconstruirse a sí mismo, y de reconocerse a sí mismo y de dotarse de un bagaje de conocimiento y de potencialidades y destrezas que le permitan ser mejor ser humano cada día. En razón de esto, es necesario, potencial, la educación liberadora, busca de forma permanente la libertad y la responsabilidad por medio de la praxis. Por lo cual, es necesario consolidar practicas problematizadora a partir de las apreciaciones que el individuo tiene del mundo con el cual está interrelacionado. Según Freire (1970), "en los momentos en que asumen su liberación los oprimidos necesitan reconocerse como hombres en su vocación ontológica e histórica de ser más" (Pág. 45). Finalmente, el empoderamiento espacial comunitario, debe ser estudiando en profundidad, para fortalecer a las comunidades en todo el país.

Referencias:

Fals Borda, Orlando (2000). Acción y espacio, Autonomía en la nueva República, Santafé de Bogotá, Colombia. 1era edición. Editorial Tercer mundo S.A.

Freire Paulo. (1970). Pedagogía del oprimido. Traducido por Ernani María Fiori.

 

estebanisaid12@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1663 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter