Desde el conuco

La agricultura orgánica es la respuesta



La mejor manera de colaborar con la preservacion de la vida en este planeta es retornar a una agricultura sana y menos contaminante. La existencia de la vida humana en la tierra depende de la actividad agricola, pues todo el alimento que consumimos viene del campo. Es asi como la necesidad de preservar los suelos para el cultivo agrícola en una tarea urgente y obligatoria si queremos que nuestra estadía en este mundo resulte menos tormentoso y haya una minima esperanza para que las nuevas generaciones humanas puedan vivir de mejor manera en este malratado planeta.

Implica entonces un cambio en los metodos productivos usados en nuestros campos. Debemos retornar a una agricultura menos depredadora y ayudar progresivamente a la recuperacion de nuestros suelos. Los abonos organicos son la respuesta mas acertada y economica que puede ayudarnos en esta tarea de devolverle la vida a nuestros suelos deteriorados por la depredacion y el uso de metodos abrasivos, promovidos desde finales de la segunda guerra mundial.

Los abónos orgánicos son más económicos y podemos elaborarlos nosotros mismos con los recursos con que contamos en el conuco. Hojarascas, restos de cosechas o rastrojo, estiercol de ganado (vacas, cabras, ovejos, cochinos conejos, etc.). Es fácil construir un compostero, elaborar bocachi, microorganismos eficientes. Solo debemos organizar nuestro predio a fin de elaborar los abonos para tener una despensa permanente. Los bastagos del cambur se nos pierden pudiendo ser usados para elaborar abonos ricos en potasio, la pulpa del café, la cascara del cacao, la lombriz roja. En fin, hay un mundo de riquezas en nuestros conucos para la elaboracion de los insumos requeridos en nuestros cultivos. Tan solo se requiere romper progresivamente con el esquema que nos han introducido desde las trasnacionales de las semillas y los fertilizantes.

Es mentira que los abonos orgánicos solo son para pequeñas plantaciones, ese es un mito instaurado por las grandes trasnacionales de la agricultura para garantizar la venta de sus productos y venenos, haciendonos de esta manera esclavos de estas grandes empresas. Si tienes una plantacion de café, cacao, aguacates frutales, maiz o cualquier otro cultivo, puede ser del del tamaño que sea, esta puede ser tratada de manera orgánica. Es tan solo cuestión de organización, sensibilización y capacitacion de nuestros hermanos campesinos.

La solución de vida de los núcleos humanos que habitan en éste maltratado planeta, está en el campo. El futuro de la humanidad depende del campo y de la agricultura. Por tanto, se requiere de manera obligante recuperar y preservar nuestros suelos. La agricultura orgánica en sus diversas tendencias, es la única manera de lograrlo. ¡Hagamoslo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 578 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: