¿Casualidad?

Me podrán llamar exagerado pero, uno ha visto tanta vaina que la imaginación vuela y, sin pretenderlo, como por azar del destino nuestros pensamientos encajan como un rompecabezas. De repente en esos pensamientos hay como un vértice donde se cruzan las casualidades; es así como empezamos a especular porque esas casualidades, a uno que está “picao” de culebra, sospechosamente le parecen reales.

Acá en nuestro país se alborotaron los niños manitas blancas al mismo tiempo que los genocidas que dirigen el Estado de Israel, masacran al heroico pueblo palestino.

¿Será casualidad que los dirigentes más connotados de los manitas blancas fascistas tengan apellidos judíos? Allá asesinan niños y mujeres, acá incendian el Waraira Repano; para suerte nuestra, esa candela no se propaga, más bien se extingue. La molestia que estas guarimbas causan a la población actúa como apagafuegos, y el daño que pretenden causar se les revierte; diría mi amigo el vasco: son tontos del culo.

Por purita casualidad, John Caufield, encargado de negocios de la embajada gringa (correo electrónico mediante) va a un matrimonio en Borinquen al mismo tiempo que “Los cuatro fantásticos”; allí concretan el “pacto de Puerto Rico”, donde además dejan sin participación en el botín de los tres millones de dólares a la vieja… digo, a Henry Ramos Allup, cosa que lo tiene enardecido.

O es casualidad o son gemelos, pero ¡a vaina pa’ parecerse este gringo al William Brownfield!; se parecen hasta en las últimas cinco letras del apellido, los mismos gustos, la misma viajadera conspirativa a los estados donde gobierna la oposición, la misma afición por el equipo caraquista reducto de la conspiración de Cisneros. Por cierto, ha estado muy activo este fulano en los predios beisboleros, cosa que inquieta no vaya a ser que nos quedemos sin la final de nuestro deporte favorito, tenemos que recordar que el paro aún no ha sido levantado por Carlitos Ortega.

Casualmente, la invasión por parte de Israel a la franja de Gaza coincide con unas elecciones que los judíos celebrarán, y donde tiene más opción de llegar al poder el dirigente que en su palmarés ostente el mayor número de niños palestinos asesinados. ¡Tzipi Livni coronaste!

El mes de enero es un mes casual en los predios eclesiásticos, a la jerarquía católica le viene como anillo al dedo el día catorce de este mes. En Barquisimeto, mientras la feligresía acompaña con devoción a La Pastora, estos curas vagabundos aprovechan la casualidad coincidencial de esta fecha religiosa con las tropelías que cometen sus protegidos “manitas blancas”, para envenenar y predisponer a estos feligreses en contra del Comandante Chávez.

Tenemos muchos ejemplos más de casualidades pero, la que mayor satisfacción nos da, es la que existe en el mes de febrero, mes de revolución, mes de aprobación de la enmienda constitucional. ¡Todos a votar sí! Está en juego el destino de la Patria.


msilva69@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1571 veces.



Manolo Silva

Comunicador comunitario

 manolitosilva27053052@gmail.com

Visite el perfil de Manolo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: