Internet, Solvencia Moral y Solvencia Económica

En toda sociedad capitalista se aplica el dicho: “Si no hay leal, no hay lopa”, mismo que en buen castellano reza: Si no hay real no hay ropa. Así fue popularizada en Venezuela la advertencia que hacían los chinos de las lavanderías de los años 40 en su lengua mocha impedida para la fonética de la erre que remplazaba con su cantarina ele.

Tales lavanderos no hacían otra cosa que aplicar el criterio comercial, según el cual son consumidores sólo las personas solventes económicamente hablando. Usted y su niño, usted y su anciana madre, por ejemplo, pueden llegar sedientos y hambrientos a la bodega mejor pertrechada y saturada de variopintos inventarios (supermercados), y esos expendios autorizados por las Alcaldías, bajo registros de comercio debidamente protocolizados, y cerrarles sus puertas si usted no tiene con qué pagar ni siquiera la más baratica de sus bebidas o comidas.

Cuántos artesanos se hallan desempleados porque carecen de un torno, de una fresa y/o de unos trozos de madera o de metal, mientras las ferreterías, aserraderos y depositarias judiciales de hallan repletas de dichos instrumentos y diversas materias primas.

Semejantes y contradictorias situaciones son características principales del comercio capitalista, situaciones que para los ciudadanos comerciantes y trabajadores les han resultado tan comunes y corrientes como que el sol aparezca todos los días siempre por el Oriente.

De allí que en Internet no consideramos una cosa del otro mundo que, por ejemplo, nuestra Cantv opte por bloquear ipso facto toda línea telefónica usada en las redes con textos escritos u orales obscenos, insultantes y/o instigadores de acciones antisociales en general.

Para los digitales procesadores de palabras no les resulta nada complejo ni imposible que un robot ad hoc se halle pertrechado con diccionarios específicos que detecten en sus menús circunstanciales las voces y frases oportunamente consideradas delictuales o propias de usuarios insolventes moralmente hablando y escribiendo.







Esta nota ha sido leída aproximadamente 1222 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: