Asusta el cambio que ofrece la MUD

Desde hace muchos años, aunque allí adentro se reparten las puñaladas para otorgarse el poder, todos los partidos de oposición se unieron en un solo bloque, para tratar de regresar al puesto que limpiamente les fue ganado por Hugo Chávez en 1998, cosa que les ha sido imposible, conseguir por los votos. Y bueno no creo que quede un solo ser pensante en este país, que crea que la violencia suscitada desde 2002 a la fecha, ha sido un invento del gobierno, para “perseguir” a los líderes opositores, porque si el gobierno persiguiera a alguien, no tendríamos a un pajarito por allí volando libremente con 14 muertos que fueron el producto de un llamado irresponsable de su parte, a drenar arrecheras. Después de no aceptar el resultado electoral de las elecciones de 2013.

Han sido muchos los caídos a lo largo de estos años, en donde los sectores de oposición han jugado el papel principal, en su afán enfermizo de poder han arremetido contra el pueblo de una y mil formas, guarimbas, destrucción de la propiedad pública, han aplicado  trampas asesinas, con premeditación y alevosía con el firme propósito de crear muertes; ¿Esto se lo han hecho a quién? Por supuesto que al pueblo inocente, sin preguntarle si es chavista u opositor, que no quieran asumir su responsabilidad es otra cosa, pero las caras, las voces y las invitaciones han sido públicas, ¿Qué no lanzaron la molotov para incendiar? Es cierto, pero prepararon a sus discípulos, Capriles no lanzo una piedra el 14 de abril de 2013, pero hizo un llamado por cadena nacional a que salieran a la calle y nunca hizo otro llamado para evitar más muertes. Es que eso solo lo hizo un Gigante como Hugo Chávez, aquel día del POR AHORA y el 11 de abril de 2002, cuando se dejó secuestrar para saciar la sed de sangre que tenía la oposición, los mismos rostros que hoy siguen protagonizando la violencia política en nuestro país.

Y entonces hoy van por ahí, pidiendo votos, besando ancianos, y se olvidaron de como los trataron cuando ellos eran gobierno, ofreciendo nada, porque no tienen nada que ofrecer, que pueden ofrecer tal vez que llenarán los anaqueles, porque el pavo saurio de Lorenzo Mendoza dejará de estar en guerra, o que hablaran con los panas acaparadores, para que dejen salir la mercancía, ¿Quién dijo que Venezuela será cambiada por un paquete de harina, que hay dificultades si las hay, que los repuestos, las medicinas, la comida, todo eso es cierto, ¿Pero olvidaron quien paralizó el país en el 2002? ¿Recuerdan el rostro repugnante de Carlos Ortega, todos los días a las 6:00 de la tarde, anunciando que el paro continuaba? Aquellos que hoy crean que lo que hoy vivimos no son los mismos que lo hicieron esa vez, entonces no aprendieron nada, porque si una arremetida como está que estamos viviendo nos hace olvidar lo vivido en la IV República, y mucho más aun las tácticas de terror que nos han aplicado en los últimos años para doblegarnos, entonces no aprendieron nada de los que nos enseñó Hugo Chávez.

Hoy la oposición ofrece un cambio, pero cuando vemos a sus líderes abrazados con descuartizadores, y recordamos todos los muertos, la zozobra y el horror que nos han hecho vivir como pueblo, uno se pregunta ¿De qué cambio hablan para nosotros? Porque a pesar de la caída del petróleo, y las grandes dificultades, este gobierno sigue cumpliendo con las promesas y proyectos planteados, aunque muchos critiquen y digan que son regalías, pero ¿Cuándo el pueblo supo de regalos en este país, ¿Cuándo los humildes fueron beneficiados con algo? Y ahora que tienen un poco más de lo que nunca tuvieron, se quejan y se dejan alimentar falsas esperanzas de los que jamás les dieron ni siquiera la oportunidad de sobrevivir.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1688 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor