El diálogo según Monseñor Padrón y Edgar Zambrano

El 11 de noviembre de 2013, el presidente Maduro anunció una ofensiva económica para atacar la usura y la especulación reinante, los resultados de aquella medida todos la recordamos, así como también recordamos las críticas de la oposición quienes por lo visto siempre van en contra de cualquier medida que favorezca al pueblo, cuando al pueblo se le retribuyen sus derechos ellos vienen y pasan su nube gris para tratar de opacar la situación

En ese momento el 15 de noviembre exactamente la Conferencia Episcopal Venezolana hizo público un comunicado, en donde planteaban la preocupación por lo que estaba sucediendo alegando que estas “compras eufóricas” según ellos, podrían terminar en enfrentamientos y violencia entre el mismo pueblo, cosa que estuvo muy lejos de sus aseveraciones, como siempre llamaron al diálogo y se ofrecieron como mediadores, palabras más palabras menos daban grandes señales que estaban defendiendo muy solapadamente a los comerciantes especuladores. De allí en adelante muchas cosas han pasado en nuestro país, 3 meses largos de violencia y ataques a instituciones, 41 muertos entre civiles y militares, la quema de una guardería con 89 niños adentro y nos cansamos de esperar un pronunciamiento formal de la Conferencia Episcopal y esto no sucedió, llama el presidente Nicolás Maduro al diálogo, se sientan algunos de muy buena fe, otros con una agenda muy mal intencionada porque una de las propuestas que incluía, era ya un motivo para levantarse de la mesa tal como lo hicieron a la final y como siempre lo han hecho cada vez que se sientan con el gobierno, el nuncio apostólico estuvo allí, así como representantes de otros países hermanos atendiendo la solicitud y exigencia opositora, para que el dialogo fuera transparente y fue televisado como ellos lo pidieron o sea el gobierno les satisfizo sus caprichos y exigencias pero el único tema importante para ellos era la amnistía, sacar de la cárcel a los culpables confesos que han enlutado a las familias venezolanas y han ocasionado pérdidas millonarias al país, y ¿Qué hizo la Conferencia Episcopal en ese momento? ¿Abogó para que se reanudara el diálogo? ¿Estuvo en contra de la decisión que tomo la MUD de patear la mesa? Por supuesto que no hizo nada en absoluto guardó silencio como en tantas ocasiones lo ha hecho, cuando en realidad se necesita de su voz conciliadora. Así como ha guardado silencio ante las denuncias que ha hecho el gobierno de los paramilitares infiltrados en nuestro territorio, de la expulsión de Lorent Saleh de Colombia por preparar acciones terroristas desde el vecino país en contra del nuestro.

Hoy nuevamente el presidente de la Conferencia Episcopal Monseñor Padrón habla de fomentar el diálogo pero que no participará para tener libertad de opinar de unos u otros, y ¿Por qué no lo ha hecho hasta ahora?, habla de agenda concreta, ¿Por qué él no se sincera y dice cuál es el punto en la agenda que él cree imprescindible y casi único? Porque lo único que ha faltado para satisfacer a la oposición es que el presidente les muestre la renuncia, entonces que ponga la sotana de lado y hable como político, pero no se puede tirar la piedra y esconder la mano que es lo que siempre hacen cada vez que hacen alguna declaración y bueno si revisamos las declaraciones de Edgar Zambrano para él, igual que para todos ellos, aunque quieran ocultarlo el punto en la agenda debe ser la liberación de todos los presos que están siendo procesados por los hechos de febrero, ya no es Simonovis, esa parte ya les fue satisfecha y según también permitirle a los prófugos regresar sin pagar condena por sus delitos, el diálogo para ellos es un tema hipócrita, que lleva a un solo fin, pasarles por alto todos los desmanes cometidos ignorando los grandes daños materiales ,físicos y emocionales que le han ocasionado a la población en general.

Lo que ellos no pueden entender es que aquí los pactos se terminaron el 6 de diciembre de 1998, fue el fin de aquellas épocas de pactos entre cúpulas cuando los políticos en medio de Johnny Walker y otras cosas más, apostaban el destino del país, ignorando lo que el pueblo sentía u opinaba, hoy este pueblo se encargará de recordarles que ya no hay sermón que nos convenza ni propuesta política que nos haga volver al pasado.

Sonfer723@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1141 veces.



Zonia Linares

Nací con corazón revolucionario. Chavista desde 1992. Creo en Dios, mi patria sigo y seguiré los sueños de mi comandante eterno.

 sonfer723@gmail.com      @sonfer723

Visite el perfil de Zonia Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zonia Linares

Zonia Linares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a197913.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO