Sentir Bolivariano

Por la Paz y La Convivencia

Aun cuando el gobierno revolucionario viene haciendo grandes esfuerzos por seguir derrotando la inseguridad, los antivalores y brindar un ambiente de paz, optimismo y desarrollo para el país, somos nuevamente testigos de las acciones fascistas en su plena expresión. Lamentablemente, mientras la gran mayoría de los jóvenes venezolanos, junto a todos los sectores activos de la sociedad, celebrábamos el bicentenario de la gloriosa batalla de la Victoria, un grupúsculo de fascistas, desde ese día, intentan crear caos y desestabilización en la nación, como parte del plan del imperio norteamericano y sus lacayos de frenar nuestra revolución.

Vimos como un grupo de supuestos estudiantes, bajo la ceguera fascista, disfrazados en protestas “pacíficas” incendiaron algunas calles de la ciudad capital y otros estados del país, provocando la muerte de tres compatriotas. Estos grupos, junto a la manipulación mediática, trataron de hacerle ver al resto del mundo, que Venezuela se encuentra en un caos total, y de esa manera, intentar cerrar su jugada apátrida: Crear las perfectas condiciones de desestabilización en nuestro territorio, para justificar una intervención extranjera y finalmente, acabar con el gobierno constitucional del hijo de Chávez, Nicolás Maduro, y por ende, acabar con el proceso bolivariano.

La firme decisión de un pueblo mayoritariamente patriótico y fiel al legado del Comandante Chávez, seguirá frenando sus pretensiones golpistas y gracias a la acción de un gobierno responsable, junto a los cuerpos de seguridad y de una organización cívico-militar, que se ha mantenido atenta y firme, se han podido controlar esos focos de violencia y desenmascarar el rostro del fascismo en el país. Sabemos, que el peso de la ley recaerá sobre los y las responsables de estas revueltas; y el pueblo organizado terminará de desplazarlos de la vida política nacional.

Nicolás Maduro lo ha dicho, en recientes declaraciones: “estamos en presencia de un golpe de estado en desarrollo”; y aunque no hay que desestimar, bajo ninguna circunstancia, las pretensiones del enemigo, considero que la consciencia del pueblo bolivariano y chavista (que somos la gran mayoría) se ha hecho sentir al no haber caído en provocaciones, en demostrar que somos un pueblo de paz, pero que estamos dispuestos a defender esta revolución, en el terreno que sea necesario.

Mientras este grupo de fascistas se revuelca en sus miserias, manipulaciones y mentiras, la mayoría del pueblo se mantiene firme para seguir combatiendo, junto a su gobierno, los flagelos que hemos heredado del sistema capitalista, y además, continuar aunando esfuerzos y las mejores estrategias, para acabar de manera definitiva con la guerra económica, que sigue afectando a la población, con la ausencia provocada de algunos productos de primera necesidad.

El pasado viernes, el presidente de la república, contra cualquier pronóstico, presentó el Plan Nacional de Paz y Convivencia. Nos ha llamado a todos, sin distingo de ningún tipo, a sumarnos activamente en el desarrollo de este plan. Diez importantes líneas estratégicas enmarcan esta planificación. Algunas de ellas, ya implementadas y en pleno desarrollo, pero que se someterán a revisiones y perfeccionamientos, y otras que, sin duda, contribuirán a la obtención de una patria colmada de paz, justicia y tolerancia.

Estas líneas de acción son: la primera, consiste en la ampliación del Plan Patria Segura y otros sistemas de protección y vigilancia. Ya acá en Barinas, iniciamos el plan del patrullaje inteligente desde la parroquia Ramón Ignacio Méndez y seguimos trabajando arduamente en el resto de las acciones que redunden en la garantía de la seguridad ciudadana. La segunda línea tiene que ver con el plan desarme y la desmovilización de las bandas criminales que, lamentablemente, conviven dentro de nuestras propias comunidades. La tercera nos llama a fortalecer en todo el territorio nacional, el movimiento por la paz y la vida. De allí que debemos mantenernos en constante movilización, ocupando espacios como plazas, parques y calles y colmarlas de pueblo y comunidad organizada, abocada al impulso de actividades recreativas, culturales, deportivas y de sano esparcimiento, que permita alejar a nuestro niños(as) y jóvenes del ocio y malos hábitos.

La cuarta línea, precisamente, busca repotenciar la tercera, a través del arranque de una gran gira nacional con la participación de sectores culturales, música y deporte para, como lo dijo Maduro en su alocución “conmover la patria” y unir esfuerzos por el bien común que buscamos todos: La Paz.

La quinta línea permitirá que comunidades y sectores, con el apoyo y la gestión oportuna de los gobiernos regionales y locales y sobre todo, con el reimpulso de las misiones sociales puedan ser declaradas territorios de paz. La sexta línea es fundamental, dedicada a diseñar una nueva cultura comunicacional. La séptima y octava tienen que ver con la reestructuración de los establecimientos carcelarios y el perfeccionamiento de todo el sistema de justicia, respectivamente.

La novena, una de las más importantes, consistirá en convertir las misiones en programas especiales; y que serán estas un factor determinante para la declaratoria de los territorios de paz, es decir, mientras más misiones sociales funcionen de manera efectiva en una comunidad, mayor garantía de paz y estabilidad social existirá en esa comunidad.

Finalmente, la décima línea estratégica es de acción determinante para la investigación, combate y neutralización de grupos de narcotraficantes y paramilitares que ingresan a nuestro país para cometer crímenes, secuestros y sicariatos.

En definitiva, es un plan muy completo y abarcador que por supuesto, necesita del apoyo y participación de todos y todas. La militancia chavista, UBCHs, Consejos Comunales, pueblo organizado y gobierno en conjunto, cumplen un papel fundamental en la ejecución de este plan. Todo con el firme propósito de acabar con una gran cantidad de anti-valores que fueron sembrados en nuestra sociedad y que, se convierten en fuertes obstáculos para la construcción firme del Socialismo Bolivariano. Por lo tanto, con mucha conciencia del deber social, con mayor unidad popular y con una verdadera organización comunal, marcaremos la diferencia y terminaremos de enrumbarnos hacia la irreversibilidad de este proyecto hermoso impulsado por el Gigante Hugo Chávez: la Revolución Bolivariana.

Chávez Vive!!
La Patria Sigue!!!
Viviremos y Venceremos!!!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2485 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: