Gastritis futbolística

Mi experiencia con el fútbol se limita, ¿se limitaba?, a los mundiales. Desde Argentina 78, el mundial del melenudo Mario Kempes, he seguido esas citas casi con militancia religiosa. Brasil y Argentina, fueron mis oncenas favoritas a lo largo de casi 30 primaveras. Pero el renacer, ¿o el nacimiento? de un equipo, con recursos y con empuje, me hizo llegar a la Copa América con otro ánimo. Ligando a otra oncena, pues.

No hay que negar que la mayoría de los venezolanos somos más aficionados al béisbol, en menor medida al basket y de último al fútbol, si acaso. Soy magallanera y del Caracas. Es decir, de los Navegantes y de los Cocodrilos. Pero, ¡que cosa! en el fútbol profesional no me inclino por ningún equipo. Este año, por primera vez en mi vida, estuve medio pendiente de la final del fútbol profesional venezolano. De la final nomás. Y tuve que pensar mucho para acordarme del ganador mientras esto escribo.

Y es que el hecho de que Venezuela sea sede de la Copa América ha provocado, otra vez, que a algunos dueños de medios de comunicación se les vean las “costuras ideológicas”. Salvo excepciones, la inauguración de la Copa no agarró titulares de primera página. Se hicieron los locos. Las fotos de primera “salvaron” a más de un editor: “bueno, pon la fotico ahí, para que no digan que somos parcializados”.

Ya he escuchado más de una barbaridad en contra de la Copa. El argumento más descabellado es, sin duda, la supuesta inutilidad de la construcción y/o remodelación de nueve estadios de fútbol. “Se está gastando mucha plata en eso”, dicen sabihondos. Creo, modestamente, que hay pocas cosas en las que se pueda gastar mejor la plata.

En eso anda la oposición. Ligando la eliminación de la vinotinto. Pendiente de de que se caiga la losa de cualquier estadio. Rogando que caiga nieve en Maracaibo, como si estuviéramos en Buenos Aires. Felices, por la torta de lujo que se tuvieron que comer miles de aficionados. Ignorando, invisibilizando, a los miles de fanáticos, de aquí y de allá, que asistieron a los partidos. Es decir, poniéndola de nuevo. Yo por mi parte cumplo con informarles que ya tengo un equipo de fútbol y los venezolanos nueve estadios para jugar. Lástima que a algunos eso les provoque gastritis.

*Periodista

mechacin@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2873 veces.



Mercedes Chacín*


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a38104.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO