Libaneses toman las calles en protesta contra el Gobierno y los nuevos impuestos

Protestas en El Líbano

Protestas en El Líbano

Credito: Agencias

Miles de libaneses salieron a las calles de Beirut y otras ciudades del Líbano la noche del jueves en protesta contra la política fiscal del Gobierno, el deterioro económico y la inacción frente a los incendios forestales. Sus enfrentamientos con las fuerzas de seguridad han dejado varios heridos, aunque los medios no especifican el número.

Según informa el canal Al Manar, la mayor protesta tuvo lugar en la capital, donde miles de personas se congregaron en una plaza céntrica cerca del 'Grand Serail' (el Palacio de Gobierno). Hubo manifestaciones también en Trípoli, Becá, Sidón y Tiro, entre otras localidades.

Medios locales relacionan los motivos de la indignación popular con los planes del Gobierno de cobrar 20 centavos al día por las llamadas telefónicas por Internet, inclusive por medio de WhatsApp y Facebook. La propuesta fue anunciada por el Ministerio de Telecomunicaciones la mañana del jueves.

Sin embargo, un reportaje de The Washington Post afirma que "no hubo una causa inmediata para protestar, hubo muchas". El diario destaca entre los acontecimientos que influyeron en esta ola de desaprobación los incendios forestales han devorado varias áreas en el Líbano desde comienzos de esta semana. En medio del desastre se descubrió que tres helicópteros de bombreros estaban fuera de servicio desde hace años por falta de piezas de repuesto.

"Están quemando nuestro país, están quemando nuestros árboles. Ni siquiera tenemos un helicóptero que pueda apagar incendios", dijo a la periodista de The Washington Post uno de los manifestantes. "Pagamos 15 millones de dólares para que los dejaran a un lado", agregó.

Consecuencias de la protesta

Aunque la lucha contra los incendios fue en parte lo que provocó las protestas, varios grupos en la calle incendiaron neumáticos y todo lo que pudieron arrancar y lanzar al fuego de un edificio en construcción próximo al lugar de los hechos. Las hogueras ardieron hasta la madrugada de este viernes e incluso provocaron un incendio en la capital. Reuters informó que dos trabajadores extranjeros murieron asfixiados cuando el fuego se extendió a un edificio cerca de las protestas.

Esta misma noche el Gobierno se retractó de la idea del impuesto telefónico.

Además, fuentes locales señalan que el primer ministro Hariri sopesa resignar ante esta situación. "Si el Gobierno cae, cualquier otro que siga no tendrá mejores opciones que los que están frente al Gobierno actual", objetó en declaraciones a un canal de noticias la ministra del Interior, Raya al-Hassan.

El Líbano es uno de los países más endeudados del mundo y recientemente su Gobierno declaró el estado de emergencia económica. En el gabinete de Hariri dicen dice que están buscando formas de combatir el déficit, mientras que la moneda del país, ajustada al dólar, continúa bajo presión.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1782 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n348009.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO